Antonio Márquez y la Red de cientos de Vigilantes Marinos

Antonio Márquez y la Red de cientos de Vigilantes Marinos

Antonio Márquez, presidente de Oceánidas, durante un rodaje en el Parque Nacional de Doñana. Foto: Gogo Lobato.

Menéalo

Una nueva campaña de 1m2 por las playas y los mares’ del Proyecto Libera –la convocatoria de movilización ciudadana de SEO BirdLife y Ecoembes para atajar la invasión de basuraleza y concienciar sobre el grave problema que supone– se está desarrollando esta semana en 300 puntos de la costa española. Entre las organizaciones colaboradoras, la ONG Oceánidas a través de una Red muy especial: la de Vigilantes Marinos. Hablamos con su presidente, Antonio Márquez, en nuestra ‘entrevista circular’.

¿Qué es Oceánidas?

Oceánidas nace en 2005 a partir de la unión y el entusiasmo de un grupo de profesionales del medio marino y de los medios de comunicación. Hoy es una entidad que goza de amplio reconocimiento. Las inquietudes de esta asociación van encaminadas al estudio, defensa, promoción y difusión del medio marino, así como a cualquier otra actividad medioambiental o social con la que sus integrantes se sientan comprometidos. De hecho, desde su constitución, Oceánidas ha estado implicada activamente con el colectivo de las personas con discapacidad, realizando diferentes actividades en pro de la visibilización y normalización del mundo de la discapacidad, así como desarrollando programas de acercamiento al medio marino adaptado a las personas con diversidades funcionales que han sido pioneros tanto en nuestro país como en el resto del mundo.

Cada año realizamos bautizos de buceo solidario con el fin de recoger fondos destinados a la investigación contra el cáncer junto a la Fundación Vencer el Cáncer o hacer acopio durante la época navideña de juguetes para niños de familias en situación de vulnerabilidad. Además, desde principios de 2010, Oceánidas ha consolidado un equipo de investigación científica en el que participan biólogos de reconocida trayectoria y las actividades educativas han sido una constante para nosotros, pues pensamos que la concienciación y sensibilización ambiental de los más jóvenes van a determinar en buena medida el futuro de nuestro mundo. Algo que nos caracteriza es la divulgación ya que la concebimos como una herramienta trasversal de todos nuestros programas y actividades. Nuestra máxima es llegar a cuantas más personas mejor.

Y háblanos de vuestra participación en el Proyecto Libera de esta semana.

Todo comenzó en 2013, cuando pusimos en marcha la Red de Vigilantes Marinos, una iniciativa de compleja articulación ya que desde un principio vincula a más de medio millar de buceadores comprometidos con la conservación de los fondos marinos llegando, en 2022, a movilizar y trabajar con más de 2.500 de estos concienciados voluntarios. Desde entonces, esta Red lleva luchando contra el grave problema ambiental que suponen las basuras marinas. Un proyecto que ha traspasado fronteras, actuando desde hace dos años en Colombia, Brasil, México, Perú, Marruecos y Cabo Verde. Es la mayor red de buceadores solidarios con el medio marino que existe en el mundo. Esta semana volvemos a participar en el Proyecto Libera con el que estamos profundamente comprometidos. Participamos en 30 puntos de la geografía española, además de otros enclaves internacionales.

En esta limpieza participan buceadores que recogen residuos en fondos someros, mientras otros voluntarios realizan limpieza simultánea por la línea de playa. Se suman a nuestras limpiezas asociaciones ecologistas, centros educativos, personas con discapacidad, Ejército, Guardia Civil, etc… Colaboran ayuntamientos y otras administraciones.

Todos los residuos que los voluntarios de la Red retiran de los fondos marinos y entornos costeros son separados por categorías y contabilizados. Los datos obtenidos en cada campaña se incorporan a la base de datos del Ministerio para la Transición Ecológica. Para ello, se emplea la aplicación móvil MARNOBA, desarrollada por la Asociación Vertidos Cero y KAI Marine Services, una plataforma que recopila, almacena y muestra información sobre las basuras marinas de las costas españolas en cuanto a tipología y origen con el objetivo de confeccionar planes futuros que mitiguen esta problemática.

Para la retirada de los residuos que flotan en el agua o que se depositan en los fondos someros, los buceadores de la Red de Vigilantes Marinos utilizan redes recicladas confeccionadas por las que son, posiblemente, las últimas rederas españolas. Estas mujeres confeccionan para nosotros un millar de bolsas cada año a partir de redes a la deriva que recuperamos durante nuestras campañas o simples redes en desuso. Los voluntarios las utilizan posteriormente para liberar nuestros mares de plásticos, latas, vidrios y otros residuos a la vez que se genera trabajo a grupos de mujeres en desempleo y se recupera un oficio artesanal que está desapareciendo. Una nueva vida para estas redes que de nuevo volverán a pescar, aunque esta vez no serán peces.

¿Crees que la sociedad se va concienciando del problema grave que supone la basuraleza?

Creo que sí, es algo lento pero cada vez hay más personas concienciadas con este problema. Nosotros lo vamos comprobando año tras año. En cada convocatoria el número de voluntarios aumenta. De todas formas, también estoy convencido de que es muy importante que este tipo de actividades tenga mucha divulgación en medios de comunicación, porque el hecho de limpiar playas y fondos marinos en sí mismo no va a cambiar la realidad del problema medioambiental al que nos enfrentamos si no deriva en un cambio de conciencia en las personas. Hay que conseguir que los procesos productivos sean sostenibles, se habla ahora mucho del ecodiseño, y también deben cambiar los modelos de consumo, la forma en la que consumimos es absolutamente insostenible.

¿Cuál crees que es ahora mismo el principal reto ambiental en el planeta?, ¿el que más te preocupa?

Los retos ambientales son tantos y todo está tan interrelacionado que no creo que existan unos problemas más importantes o primordiales que otros… La base es solo una, y consiste en que seamos capaces de cambiar nuestra forma de ver y hacer las cosas. La concienciación diría que es el primer paso que hay que dar para abordar un sinfín de retos.

¿Quién despertó tu conciencia ambiental?

Desde pequeño sentí una gran atracción por el misterio de las profundidades, eso me llevó a la práctica del submarinismo, a la cinematografía submarina y a desarrollar una pasión con la que hoy día impulso iniciativas enfocadas a su protección. Al igual que muchos jóvenes en España descubrieron su pasión por la naturaleza a través de Félix Rodríguez de la Fuente, yo lo hice viendo documentales de Jacques Cousteau.

Un lugar al que te gusta regresar, un refugio…

Aunque soy apasionado del contacto con la naturaleza, del mar, de los diferentes países a los que suelo viajar, el lugar al que siempre me gusta regresar y que para mí es el mejor refugio de este planeta es mi casa y el calor de mi familia.

¿Optimista respecto al futuro?

En este sentido tengo una gran dualidad. A veces estoy optimista al ver a los voluntarios implicarse en nuestras acciones y ver cómo en cada convocatoria hay más personas que muestran interés en unirse. Veo cómo crece el número de leyes y medidas que se crean para minimizar los impactos ambientales… Pero, por otra parte, estoy siendo testigo de una degradación ambiental que camina más deprisa que toda la concienciación y medidas adoptadas, lo cual me hace ver nuestro futuro con algo más de pesimismo.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.