La mejor arquitectura iberoamericana para cuidar a los que ‘viven al margen’

La mejor arquitectura iberoamericana para cuidar a quienes ‘viven al margen’

Casa de Música, en Tabasco (México), que ofrece un espacio para los encuentros sociales del pueblo, en los que la música juega un papel fundamental. Uno de los proyectos ganadores.

Menéalo

Del 21 a hoy, 25 de septiembre, ha tenido lugar en Ciudad de México la XII Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo (BIAU), promovida por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de España. Con más de 800 participantes, esta iniciativa premia lo más relevante del urbanismo y la arquitectura iberoamericana a través de diversas categorías. Este año, como novedad, se ha incluido la categoría ‘Acciones al Margen’, centrada en hábitats alternativos para un futuro urbano más justo y saludable.

Cada dos años, desde 1998, se celebra la Bienal de Arquitectura y Urbanismo en un país iberoamericano diferente. Bajo el lema Estrategias de conciliación, este evento bianual busca reflexionar en torno a la capacidad de conciliación que pueden tener la arquitectura y el urbanismo en la sociedad.

La edición de este año se ha articulado en torno al tema Habitar al margen y ha buscado propuestas y experiencias basadas en las diferentes formas de habitar la ciudad. “La arquitectura no es solamente las paredes que diseñamos; la arquitectura es todos aquellos espacios que habitamos”, destaca Ethel Baraona, miembro del jurado de la XII BIAU. «(La arquitectura) es un ámbito mucho más amplio y, por tanto, hay que repensar qué entendíamos los años pasados por arquitectura y cómo la llevamos a la práctica». Se trata de una categoría inédita en la Bienal, que destaca los proyectos multidisciplinares que aportan soluciones a las crecientes necesidades sociales, económicas y medioambientales al margen del sistema. «El tema Habitar al margen se quiere salir de lo que habitualmente pensamos debe ser una bienal de arquitectura», afirma Ana María Álvarez, miembro del jurado de la XII BIAU.

El pasado 9 de septiembre se dieron a conocer las propuestas seleccionadas. De los 84 finalistas, se han premiado 29 proyectos en diversas categorías: 9 en Panorama de Obras de Arquitectura y Urbanismo, 7 en Acciones al margen, 5 en Programas docentes y 8 en Publicaciones.

A estos galardones se suma el Premio Iberoamericano de la XII BIAU a la Trayectoria, que se ha otorgado a Ana Falú, arquitecta y activista argentina, cuya carrera se ha centrado en el derecho a la vivienda, la defensa de los derechos de las mujeres y la relación de éstas con la arquitectura y el urbanismo. Falú ha sido directora regional de ONU Mujeres y actualmente es miembro del Grupo Asesor en Género de ONU Hábitat. Investigadora y Profesora Emérita de la Universidad Nacional de Córdoba (Argentina), es además promotora de la Línea de Investigación en Arquitecturas, Diseño y Urbanismo Feminista y co-fundadora de la Red Mujer y Hábitat de América Latina.

Seis premios para España

De los 29 premios otorgados, España ha recogido 6. En la categoría de Obras resultó premiado Bon dia, Carme! (Unparelld’arquitectes), un proyecto que atiende un problema de segregación social en la ciudad de Olot (Gerona). Ubicada en la plaza del Carme, que enlaza el centro histórico de esta población con un barrio habitado por un 43% de población de origen extranjero, esta obra convierte un espacio de frontera en un nodo activo que propicia la relación entre barrios socialmente segregados.

En la categoría Acciones al Margen, el premio se ha otorgado a Jardines en el Aire (Nomad Garden), una iniciativa de renaturalización urbana promovida por el Ayuntamiento de Sevilla con la participación de distintos colectivos. El objetivo de este proyecto es mejorar las condiciones térmicas, energéticas y estéticas de los edificios de uno de los barrios más deprimidos de la ciudad, Tres Barrios Amate, mediante la reutilización del agua desechada por los aires acondicionados. De esta manera, se crean jardines verticales con especies adaptadas a las temperaturas extremas de esta ciudad en verano, se fomenta un paisaje exterior más fresco y diverso, y se promueve el aumento de la biodiversidad a través de la participación ciudadana. Esta obra ha recibido otros galardones, entre ellos el otorgado en 2021 por la Nueva Bauhaus Europea.

El proyecto Jardines en el Aire (Nomad Garden), una iniciativa de renaturalización urbana promovida por el Ayuntamiento de Sevilla con la participación de distintos colectivos.

En el apartado Publicaciones es donde España más ha brillado. Cuatro premios dirigidos a diferentes tipos de publicaciones: Mesa para cinco, artículos de reflexión urbana en el periódico La Verdad, de Patricia Reus, dirigidos a despertar el interés y la reflexión de la población no especializada en la construcción urbana. Máquinas de vivir. Flamenco y arquitectura en la ocupación y desocupación de espacios, de Pedro G. Romero y María García Ruiz, un libro que estudia las relaciones entre el pueblo gitano y su capacidad de inspiración para el arte y la arquitectura. MISÁNTROPUS, de Jorge Cárdenas del Moral, una publicación digital en torno a las relaciones de la cultura underground y la cultura arquitectónica: crítica, punk, humor, historia, diseño, rock and roll… Y Atlas Menor. Cartografías para un presente inmediato, de Antonio Giráldez López y otros autores, que plantean una mirada desde las disidencias sexuales.

Obras para los más vulnerables

Más allá de la categoría específica Acciones al Margen, esta edición de la BIAU ha puesto el foco de manera global en lugares, habitantes o prácticas que se sitúan en las fronteras del sistema, con el propósito de diseñar estrategias que mejoren las condiciones sociales, económicas y medioambientales de los habitantes de la ciudad del siglo XXI.

Uno de los proyectos ganadores en la categoría Obras es Casa de Música, en Tabasco (México), que ofrece un espacio para los encuentros sociales del pueblo, en los que la música juega un papel fundamental. Esta obra, promovida por el Gobierno Federal para mejorar el área urbana en las zonas de mayor vulnerabilidad del país, es la primera edificación de la localidad que vierte agua limpia a los ríos. Las aguas pluviales son captadas, recolectadas y filtradas para su uso en baños. De ahí pasan a un sistema de biofiltros a través de humedales, antes de regresar al arroyo. La Casa de Música es, además, una construcción sostenible, basada en madera de coco, un recurso abundante y renovable. La utilización de materiales locales deja una huella de carbono mínima, incentiva la producción artesanal y preserva el conocimiento tradicional del lugar.

Sistema Colectivo Humedal Sanitario FOSIS 2021, en Concepción (Chile).

Otro de los premiados en el apartado Obras es el Taller de Confección Amairis, en San Isidro (Colombia), una idea gestionada por mujeres de la localidad. La construcción del taller ha sido autogestionada y de carácter colectivo, apoyada en técnicas de construcción populares y materiales locales como el bambú. Las mujeres fueron acompañadas por el centro comunitario, promotor de estrategias educativas y culturales.

También en Colombia, pero dentro de la categoría Acciones al Margen, ha sido premiada Capilla & Barbería Móviles, dos arquitecturas itinerantes, diseñadas para ser desplazadas (una de ellas en bicicleta) que pueden llegar a donde se necesiten. Medellín tiene más de 6.000 habitantes en situación de extrema pobreza. La Capilla y Barbería Móviles desarrollan un programa social, a cargo de un sacerdote y de voluntarios, a través de distribución de alimentos, misas callejeras y servicios de barbería, dirigidos a la recuperación de la autoestima de personas en situación de indigencia.

Taller de Confección Amairis, en San Isidro (Colombia).

Otra de las Acciones al Margen galardonadas ha sido el Sistema Colectivo Humedal Sanitario FOSIS 2021, en Concepción (Chile). Los asentamientos informales proliferan en todo el mundo y se han agudizado con la pandemia y la crisis climática. Un grupo voluntario de estudiantes de Arquitectura, tras detectar la carencia de evacuación sanitaria de una de estas comunidades, instaló un sistema de tratamiento de aguas servidas a través de humedales. La quebrada, una vez saneada, se convirtió además en lugar de encuentro comunitario.

Conocimiento en Acción para la Igualdad Urbana KNOW-Lima (Ollas Comunes), en Lima, es otro de los proyectos premiados en Acciones al Margen. La pandemia agravó las precarias condiciones de vida de las familias más pobres de Lima, comprometiendo necesidades básicas como la alimentación. En los barrios periféricos de la ciudad la crisis alimentaria fue atendida mediante la organización espontánea de sus habitantes en Ollas Comunes. El proyecto premiado diseñó espacios para la seguridad alimentaria a través de prácticas comunitarias, áreas de agricultura urbana, comedores, centros de abastecimiento, guarderías y espacios para adultos mayores.

Una muestra expositiva distribuida en tres sedes, entre ellas el Centro Cultural de España, y una amplia programación han permitido conocer de manera detallada los proyectos participantes. Desde el miércoles y hasta hoy, y en el marco del Festival de Arquitectura y Ciudad Mextrópoli, que reúne a más de 80.000 personas, la BIAU se ha celebrado en Ciudad de México como punto de partida de este evento, que será itinerante durante los dos próximos años.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Juan Luis Cabrera

    Por Juan Luis Cabrera, el 25 septiembre 2022

    Muy buenas iniciativas, la bienal y este artículo que nos lo cuenta todo y nos deja con ganas de ver las cosas en persona.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.