Chicas guerreras contra el machismo en los libros infantiles, ¡ya era hora!

Chicas guerreras contra el machismo en los libros infantiles, ¡ya era hora!

Una ilustración de ‘Muchacha en motocicleta’, de Amy Novesky y Julie Morstad.

Menéalo

Poco a poco y con mucha generosidad, el mundo de la Fantasía se ha ido llenando de nuevas voces de chicas guerreras, que han venido para que niñas y niños ayuden a espabilar a Caperucita y al montón de princesas despistadas que lo habitan. Chicas guerreras que se niegan a que esta sociedad machista las anule, las esconda y les quite todas esas oportunidades que se merecen. Os hemos seleccionado nueve títulos y a una editora, Marta Tutone (de Liana), que abordan con valentía temas tan importantes como la diversidad, la sexualidad, la gordofobia, las relaciones respetuosas, el consentimiento, la sororidad…. Quizá a los nuevos gobernantes de Castilla y León no les haga mucha gracia. Ni un paso atrás.

Son necesarias estas nuevas voces, no solo para espabilar a los seres del mundo de la Fantasía, sino también para dar referentes diferentes a nuestras niñas y niños. Gracias a los libros y a las historias que contienen, se pueden establecer nuevas conexiones, nos van a agitar y, sin ninguna duda, nos trasformarán en mejores personas. Por eso hoy vamos a hacer un repaso de esas nuevas historias recién llegadas al mundo de la Fantasía, para poco a poco ir apagando la llama del machismo. Historias nuevas y frescas con un lenguaje honesto y respetuoso que busca fomentar la inteligencia crítica de sus lectores. Aquí nuestra selección de nueve títulos.

‘El sueño de Claudia’. Marta Morros y Simona Mulazzani. NubeOcho.

Desde hace miles de años nos hemos acostumbrado a que los protagonistas de los cuentos que hemos leído sean protagonistas masculinos. Lo hemos dado por tan natural que siempre que en nuestros cuentos se habla de un genio, de un extraterrestre, un dragón… siempre pensamos en masculino. Hasta que llega Claudia y nos hace darnos cuenta de que en los cuentos también pueden existir dragonas, genias… y que son maravillosas.

‘La rebelión de la princesa rosa’. Raquel Díaz Reguera. Thule.

La princesa Carlota, su primera historia, se contó en ¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa? Ha crecido, está a punto de cumplir 12 años, tiene un hermano pequeño al que, para su estupefacción, proclaman heredero al trono. Carlota se da cuenta de que las cosas han cambiado muy poco para las madrastras, las brujas, las hadas y las escasas consejeras del Consejo Real… Vistos estos tiempo tan rancios, Carlota no duda en reunirlas a todas para cambiar las cosas… Tal vez no sea tarea nada fácil, pero ella lo tiene que intentar.

‘Muchacha en motocicleta’. Amy Novesky y Julie Morstad. Thule.

Anne-France Dautheville quería ser libre y ver mundo. Y así lo hizo. En 1973, con 29 años, fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo en moto. La aventura partió desde París para recorrer Canadá y Alaska, visitar Japón y atravesar la India, Pakistán, Afganistán, Irán, Turquía y Europa del Este. Países nada fáciles para ser mujer. Este libro, maravillosamente ilustrado, recoge este viaje e invita a niñas y niños no solo a soñar, sino a vivir sus sueños. Un viaje donde Anne-France encontró la belleza y descubrió a mucha buena gente por todos aquellos sitios por donde pasó.

‘La falda morada de Leo’. Irma Borges y Francesco Fagnani. NubeOcho.

Afortunadamente, cada vez son más los protagonistas de los álbumes ilustrados que rompen con los estereotipos de la ropa y los prejuicios con los que estos van emparejados, ya sea por el color, el tipo de prenda o la edad. Así, Leo está encantado con ponerse su falda morada, pero no entiende por qué a la gente mayor le cuesta entender su elección. ¿Tan fea es su falda? ¿Tan feo se ve con ella puesta? ¿Acaso los niños no pueden llevar falda?

‘¿De dónde vengo?’. Agnieszka Kacprzyk y Marianna Sztyma. Thule.

Para alcanzar realmente la igualdad y eliminar prejuicios, uno de los aspectos más importantes es contar bien las cosas, desde que somos bebés. De aquí nace la importancia de este libro. Un libro que nos cuenta y nos muestra de la forma más natural y adecuada, sin tabúes, de dónde venimos y cómo son tanto los cuerpos de las niñas como los de los niños. En este libro vas a poder ver con naturalidad penes, vulvas, rodillas, pechos…

Manual para Súper Feministas’. Mirion Malle. SM.

Si realmente queremos que se acaben las desigualdades entre chicas y chicos, necesitamos este manual. Un libro que con frescura, buen humor y con un lenguaje cercano a niñas y niños nos expone las claves del feminismo. Conceptos como la amistad, el lenguaje inclusivo, las relaciones amorosas o el consentimiento van a ayudar a niñas y niños a ser más libres y reflexivos. No todo lo que tenemos asumido a la hora de relacionarnos con los demás es lo más correcto.

‘Más puta que las gallinas (y otras animaladas machistas)’. Luis Amavisca y Sonia Pulido. NubeOcho.

El sello editorial NubeOcho lanzó hace unos meses a su hermana más traviesa, Nube Pimienta. Una marca donde entran esos libros más rebeldes para adultos que nos ayudan a reflexionar y a divertirnos. Con Más puta que las gallinas, Luis Amavisca nos provoca con su ironía para poner en perspectiva que las palabras víbora, cerda, foca, zorra… son, sobre todo, insultos machistas y que, curiosamente, muchos de ellos están relacionados con el mundo animal. Palabras que tenemos grabadas a fuego lento, y que usamos sin darle la menor importancia y con las que no solo atacamos, sino que insultamos y humillamos. Un libro que nos ayuda a poner en perspectiva a todos esos personajes femeninos de los cuentos tan maltratados a la hora de ser elegidos.

‘Gherd. La chica de la niebla’. Marco Rocchi y Francesca Carità. Liana Editorial.

Esta novela gráfica nos adentra en un mundo vibrante y lleno de vida que se salvará gracias a la fuerza de la amistad. Está protagonizado por una chica, Gherd, que no dudará en partir en busca de su pasado sin otro objetivo que el de conocerse a sí misma, cambiar el rumbo de su vida y el destino de todos. Un cómic apasionante que atrapa desde su primera viñeta.

¿Y a ti qué te ha pasado?’. Jenny Jordahl. Liana Editorial.

Esta es la historia de Janne, pero también puede ser la historia de cualquier niña o niño que esté sufriendo gordofobia. Una historia poderosa y valiente que invita a la reflexión sobre la amistad, la diversidad y los trastornos alimentarios. Janne se refugia en la comida frente a un entorno hostil. Su familia quiere ayudarla a perder peso, pero los problemas de Janne no desaparecen como desaparecen los kilos.

***

Tras este repaso por todas estas nuevas voces, hemos buscado una voz más que nos ayude a reflexionar sobre todos los temas que abordan las lista de libros que hoy hemos presentado. Esa voz es la de Marta Tutone, nacida en Palermo y afincada en Madrid, que está al frente de la editorial Liana, cuyo objetivo es publicar libros para que niñas y niños crezcan en un mundo mucho más feminista. Hemos hablado con ella.

¿Quién o quiénes están detrás de Liana editorial?

Yo. Soy traductora y doctora en Filología; mi oficina siempre ha sido el texto, pero desde pequeña he cultivado una pasión por el mundo de la ilustración. Cuando me lie la manta a la cabeza y fundé la editorial, sabía que en cada proyecto el texto y las ilustraciones iban a tener la misma importancia. Tengo la suerte de poder contar con la colaboración de un diseñador gráfico excepcional: Gabriel Regueiro, quien ha rotulado todos los cómics y maquetado todos los álbumes y libros ilustrados de Liana editorial. Además, he colaborado con traductoras y traductores (al castellano y al catalán) cuya profesionalidad e implicación han aportado calidad y calidez a los distintos proyectos. editorial.

¿Cuál es vuestra identidad? ¿Qué características marcan vuestra línea editorial?

Publico libros ilustrados que plantean preguntas; libros cuyas historias o cuyos temas, en el caso de la no-ficción, sean inspiradoras, por la temática, por el tono, por la construcción literaria. Me gusta pensar que puedan ser lecturas trasformadoras.

Echando un vistazo a vuestro catálogo, enseguida se os ve que os gustan ‘las chicas malas’, ¿no?

Liana editorial es un proyecto feminista, no podría ser de otra forma.

En vuestros argumentos aparecen temas como las historias de mujeres valientes y creativas, la sororidad, el feminismo, la adolescencia, la salud mental, los trastornos alimentarios…, temas no muy frecuentes en el panorama de la literatura juvenil e infantil. ¿Cómo los reciben los lectores?

Es cierto, los libros que publico tratan temas que pueden parecer duros o delicados, pero reflejan nuestra realidad y la transcienden, que es lo que saben hacer muy bien el arte y la literatura. Son historias que no tienen una interpretación unívoca o que, por lo menos, no ofrecen una visión monolítica de la vida, de la infancia, de la familia, de la amistad, de la identidad, y que siempre siembran buenas preguntas que, en definitiva, es lo que nos hace crecer y madurar una conciencia crítica. Los libros han tenido una acogida estupenda; es muy emocionante.

¿Cómo son vuestros lectores?

En la colección de álbum y de álbum-cómics nos dirigimos especialmente a los pequeños y primeros lectores, que buscan historias llenas de humor, pero son libros que no tienen edad. Una peculiaridad de los libros ilustrados es que, nada más abrirlos, al hojearlos mínimamente, la historia te invade; enseguida sabes si quieres seguir leyendo. Las ilustraciones te catapultan en el mundo del relato y, si no te atraen, es improbable que quieras escoger esa lectura. Por esta razón, con la colección de cómics, Bromelia, no he querido poner una distinción de edad o temática, porque depende mucho de los gustos y de los intereses de cada persona. Muchos de mis libros tienen protagonistas jóvenes que van escogiendo su propio camino. A veces me planteo la publicación de un determinado libro porque pienso que me hubiera gustado leerlo a mí cuando era muy joven, pero me decido definitivamente solo cuando descubro que sigue gustándome a mis 42.

¿Se puede hablar de todos estos temas con normalidad en el mundo de la literatura infantil y juvenil?

Se debe. Si el tono de un libro es honesto y respetuoso con la inteligencia crítica de quien lee, no deberíamos temerlo.

¿Cómo de importante es el uso del lenguaje y de las ilustraciones a la hora de tratar estos temas?

Las ilustraciones y el texto son indisolubles en un álbum o en un cómic. Donde el texto evoca, las ilustraciones informan con sus detalles, describiendo una situación o reconstruyendo un contexto histórico, por ejemplo. Y, al revés, las ilustraciones pueden llevar el texto a otra parte muy distinta a lo que parecen indicar las palabras, e incluso contradecirlo y contar otra historia diferente, aunque siempre guarda relación con el texto. A veces, de hecho, la lectura te invita justamente a encontrar esa relación.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Mario

    Por Mario, el 19 abril 2022

    La cuestion de genero es de importancia capital, y es en la vida cotidiana donde se forja. En los libros, no es la unica cuestión que deberia tratarse y escribir libros para niños que nos enseñen como debemos ser es simplemente moralista. Y la cuestion de clase, la xenofobia, el poder de una industria editorial que moraliza para hacerse un nicho, el creer que los niños son sujetos de enseñanza y aprendizaje para maestros que tienen la verdad en la mano… No deberiamos revisarnos los adultos, que somos los clasistas, explotadores, racistas y tan fragiles que nos redactamos biblias con correctisimas historias aleccionadoras?

  • Pilar Comín Sebastián

    Por Pilar Comín Sebastián, el 28 abril 2022

    ¡Qué buen artículo!
    Si no los conoces, no dejes de echar una ojeada a los libros de la editorial Babulinka.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.