5 estupendas lecturas para disfrutar de la música sin ir a festivales

Cinco estupendas lecturas para disfrutar de la música sin ir a festivales

Quique González y Los Detectives, en Mundaka. Foto: Dena Flows / CC

Menéalo

En plena efervescencia musical veraniega, temporada esta particularmente intensa, con los festivales desbordantes de grandes estrellas y las fiestas patronales exhibiendo músculo en la contratación de lo más granado del panorama estatal, donde incluso algunos expertos hablan de una situación de “cuello de botella” tras el parón pandémico y otros hasta de una “burbuja de música en directo”, ofrecemos en contraste estas selectas recomendaciones de esa otra manera de disfrutar la música que es leyendo sobre ella. Momentos para recogerse a pie de playa o piscina, al vaivén de una hamaca, a la sombra de un árbol, o en el asueto solitario del rodríguez y entregarse al inenarrable placer de la lectura. De Siniestro Total, Camarón y Quique González a The Doors y Pearl Jam.     

 ‘Folla con él’. Julián Hernández (Trama editorial).

El título alude a la primigenia adaptación que Siniestro Total hicieron del clásico Highway to Hell de AC/DC, que finalmente se transformaría en Somos Siniestro Total, uno de sus muchos éxitos que, sin haber compuesto, hicieron suyo los gallegos; el subtítulo del interesante libro que lanza la editorial Trama y que firma Julián Hernández (primero batería en Siniestro, luego guitarra y voz) lo deja claro: Todas las versiones de Siniestro Total y sus circunstancias. Julián Hernández ha escrito más de 200 páginas explicando el cómo y el porqué de las recurrentes adaptaciones que aderezaban el repertorio de Siniestro. En lugar del previsible orden cronológico, el autor ha optado por afrontar el guion del libro como si se tratase del repertorio de un concierto en directo, imaginario claro, en el que se tocarían 27 canciones.

La presentación de este volumen fue en el Ateneo madrileño del Paseo del Prado; Julián y El Gran Wyoming en horario vermú charlaron largo y divertido sobre el rock, la edad, el futuro y el pasado. Diez días antes de esta presentación, Siniestro Total (la banda de Julián Hernández) se despedía de los escenarios tras 40 años de carrera. Rico en cultura musical, curtido entre escenarios, camerinos y estudios de grabación, Julián hila fino a la hora de argumentar la versión, y no escatima al contar anécdotas jugosas de sus rockeros favoritos (Ramones, Professor Longhair, su querido Frank Zappa, Petula Clark, sus colegas de Derribos Arias o The Undertones), de las que se sabe infinitas y más. Rock en Samil, Opera tu fimosis, Si yo canto, Luna sobre Marín, Miña terra galega, Somos Siniestro Total…, la lista es tan larga como divertida. Sin lugar a dudas, un espacio (el de las versiones) donde el grupo se sintió a gusto. ¿Que hubo algunas versiones más que se quedaron en el camino y que nunca salieron del local de ensayo? El autor afirma con la cabeza… Quizá esa sea una buena segunda parte, veremos.

‘Morrison Hotel’. Leah Moore (Bao Bilbao).

Traducción al castellano del cómic que se editó para celebrar el 50º aniversario de la edición del mítico penúltimo disco de la banda californiana The Doors. Con prólogo de su guitarrista Robby Krieger, del guion se encarga la británica Leah Moore, a la que avala una amplia trayectoria y que literalmente ha mamado cómic desde su nacimiento, pues es la hija del maestro Alan Moore. Entre los dibujantes, se dan cita un valioso muestrario del quién-es-quién en la escena contemporánea del cómic internacional: la francesa Marguerite Sauvage, el griego Vasilis Lolos, el italiano Armitano, los norteamericanos Tony Parker, Collen Doran, Ryan Kelly y Jill Thompson, juntos a otros nombres que los especialistas en el género reconocerán por encargarse de trabajos de las factorías Marvel y DC.

Más allá de los espectaculares créditos, entrando en harina, Morrison Hotel recrea ya no solo la gestación del propio disco, sino su contexto, en una época tumultuosa para la banda, que grabó el trabajo mientras se solucionaban los problemas judiciales de un Jim Morrison cada vez más alcoholizado y sentenciado por exhibicionismo público, en aras de volver a un sonido más enraizado en el blues rock psicodélico que los vio nacer, pasando así página a las orquestaciones que habían presidido el sonido del anterior y algo frustrante The soft parade. El resultado artístico fue brillante, y canciones como Roadhouse blues, Peace frog, You make me real o Maggie M’Gill mantienen la llama alta a lo largo de los años y en su momento fueron el hilo musical que acompañó aquella escena contracultural estadounidense que luchaba por los derechos civiles y protestaba contra la Guerra de Vietnam.

Todo esto lo recoge de manera mágica y eficiente el cómic, que combina escenas históricas (el gobernador Ronald Regan aplastando a los estudiantes de Berkley, los soldados masacrados en La Colina de la Hamburguesa), con capítulos de una imaginación desbordante, como el encuentro de Morrison con dioses de la mitológica grecorromana… Para más inri, añadir que la calidad de edición es extrema (tapa dura, paginado a color), como todos los productos musicales de esta editorial bilbaína, con lo que no solo produce deleite leerlo, sino exhibirlo en lugar preferente de la biblioteca.

‘Quique González. Conversaciones’. Arancha Moreno (Efe Eme).

Deliciosa conversación de la autora con el singer-songwriter a lo largo de sucesivos encuentros entre Madrid y los Valles Pasiegos cántabros, donde el artista ubicó su residencia hace años. En un contexto de complicidad y reflexión, Arancha, que en todo momento muestra un conocimiento profundo de la obra del madrileño, va tirando de la lengua a un Quique que se muestra encantado de revisar su carrera artística y personal, arrojando luz sobre cualquier tema que se le inquiera. El diálogo avanza de manera cronológica, aunque haciendo paradas o desvíos cada vez que la ocasión lo requiere; de esa manera, se va descubriendo a un artista tenaz y empecinado, con una asombrosa querencia a creer en sí mismo, aun cuando los astros no se alineen a su favor.

El viaje vital de un músico cuya biblia particular es el Wildflowers de Tom Petty y que ha dejado para la historia de nuestra música popular discos importantes como Pájaros mojados (2002), Kamikazes enamorados (2003), Avería y redención #7 (2007) Delantera mítica (2013) o el reciente Sur en el Valle (2021). Una perfecta manera de adentrarse en sus primeras composiciones, cuando se estrenaba en un arte que combinaba con trabajos de camarero; en su etapa de músico de guardia del minúsculo Rincón del Arte Nuevo, donde tuvo el seminal encuentro con su héroe Enrique Urquijo, para el que compuso la celebérrima Aunque tú no lo sepas; en su peliaguda relación con la industria discográfica, que le llevó a la sana conclusión de autoeditarse su obra; en su relación con cómplices de correrías musicales como Carlos Chaouen, Carlos Raya, Rebeca Jiménez, Cesar Pop o Leiva; en su vida de carretera y de estudio, con capítulos tan reseñables como la grabación en Nashville, la gira con Lapido o el disco con Luis García Montero… Tan solo cabría echar en falta en el volumen una mayor presencia de material gráfico, pero el título no engaña, esto son conversaciones y, como tales, suponen otro gol de la autora que sumar a sus libros de diálogos con Iván Ferreiro, Coque Malla y José Ignacio Lapido.

‘Camarón. Dicen de mí’. Carlos Reymán y Raulowsky (Desacorde Ediciones).    

La vida del más legendario representante del cante flamenco recogida en estampas puntuales de sus diferentes etapas. Con prólogo del productor Ricardo Pachón, guion del escritor Carlos Reyman y enjutos dibujos a blanco y negro del ilustrador Raulowsky, se cuenta la historia del Camarón a través de  diez capítulos con títulos muy indicativos: Premonición, Iniciación al costumbrismo, El tren, Madrid, La búsqueda, Invención de la poesía, Festivales, París, El mito y Leyenda. El volumen puede generar, entre los no iniciados en el arte del gaditano, ganas de saber y profundizar más en su vida y obra, pero sobre todo interesará a los que ya conocen lo que hay detrás (hay importantes personajes que aparecen sin ser nombrados, como Bambino, Kiko Veneno o Gualberto) de esos momentos a vuela pluma que recogen hechos significativos de una biografía meteórica, intensa y… triste.

El narrador prefiere decir lo justo, para que el protagonista de la narración sea el propio dibujo y las letras cantadas por el genio gitano. Desde el nacimiento en una humilde familia de fragüeros a sus primeros pasos en el cante (como niño prodigio en la Venta Vargas de su San Fernando natal, y como indomable adolescente en el tablao madrileño de Torres Bermejas), para desembocar en su imprescindible, seminal y sólida etapa junto a Paco de Lucía (que le convirtió en un dios entre los gitanos) y rematar con el casual, experimental y mágicamente certero La Leyenda del tiempo, trabajo que, a posteriori, le terminaría encumbrando a la idolatría del entender payo, con lo que se completa la pieza del puzle para comprender el alcance astronómico y universal de un cantaor cuya etapa de madurez, ya con trato de rock-star, se solidificó junto a la guitarra de Tomatito.

Para el final del libro quedan los capítulos que presagian la muerte prematura; no obstante, el cómic pasa de puntillas por su conocido vicio con la heroína (cuyos nefandos efectos afectaron a su salud y su cante) para centrarse en la épica que deja la estela de una figura tan transcendental.

‘Not For You, Pearl Jam, Vivir en presente’. Ronen Givony (Alianza Editorial).

La impactante foto de la portada Festival Pinkpop (Holanda, 1992) promete un viaje a la parte trasera del grupo, invita a que presenciaremos una visión desde dentro, hasta ahora desconocida, de una de las bandas norteamericanas de rock fundamentales durante y después de la eclosión del grunge. Pero no; eso es lo que uno puede sentir al ver esa increíble fotografía, pero la realidad es que en las casi 500 páginas que completan esta biografía poco se airea de la trastienda de la mítica banda de Seattle. Nada de sexo y drogas, nada de peleas internas o conflictos de egos o conceptos en el estudio de grabación. Nada de habitaciones de hoteles o camerinos, ni una traza de desbarres o aventuras inconfesables en los buses de gira.

Pearl Jam son una banda íntegra y concienciada a la que Ronen Giovony (fan declarado de la banda) hace justicia en este libro analizando con detalle su irrupción en la música en un momento muy especial de la historia social y política de los USA. El autor analiza todos sus discos con detalle, los ha visto en directo un montón de veces, razona sabiamente sus influencias primigenias (U2, The Who y The Clash) y, por supuesto, describe ese camino que empezaron a caminar juntos Pearl Jam y Nirvana, y ¡cómo reinaron! (y lo siguen haciendo) en todo el mundo cuando el grunge nació arrancado de sus costillas.

Pearl Jam, la verdad, nunca se tomaron esto a la ligera, tener una banda de rock no era una cosa cool para ellos y su mensaje y su imagen son asuntos que siempre cuidaron al detalle, evitando amarillismo o escándalos ajenos a su liturgia. En 2020 sacaron Gigaton, su undécimo álbum en estudio. En julio han estado de gira por Europa, sin cita en España. Es un libro que sirve (y mucho) para neófitos sin juicios previos, aunque quizá algunos entendidos discrepen con este libro de Ronen Givony.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.