‘Consumo ConCiencia’: el manual de consumo responsable que firman 12 ONGs

‘Consumo ConCiencia’: el manual de consumo responsable que firman 12 ONGs

Foto: Pixabay.

Menéalo

Consumo ConCiencia. Es el ‘Manual de Supervivencia’ que acaban de editar 12 organizaciones ambientales, sociales y de consumo españolas en ese afán por que la ciudadanía española comprenda los impactos que está teniendo cada acto de consumo que realiza, actos que nos vuelven como un bumerán en forma de inundaciones, sequías, enfermedades y pobreza. Si bien todas ellas llevan muchos años tratando de cambiar la tendencia hacia unas compras más responsables y sostenibles, la tozuda realidad es que el panorama no mejora a la velocidad que requiere la crisis climática que nos acecha.

Hoy en España se tiran al año a la basura 7, 7 millones de toneladas de alimentos, se generan 890.000 toneladas de residuos textiles y se desechan 116.000 toneladas de aparatos electrónicos y eléctricos. Si lo multiplicamos por la población consumidora global, la pregunta es si hay planeta que lo soporte: “No, vivimos en una Tierra que es finita y nos lo avisa la ciencia, que nos habla del cambio climático, de la pérdida de biodiversidad, de un modelo que se basa en usar recursos naturales y devolver residuos y contaminación. Es una relación depredadora con la que hay que acabar”, asegura Enrique Segovia, director de programas de WWF España.

La idea de confeccionar esta guía, que no es tanto de consejos concretos como plagada de argumentos para ayudar a entender de forma clara y contundente lo que está pasando en nuestro pequeño mundo azul, surgió en la inquieta mente de Ana Etchenique, de la Confederación Española de Consumidores y Usuarios (CECU). “Se trata de que la información sobre el consumo y sus impactos llegue a la mayor cantidad de gente posible y por ello es un manual sencillo donde se explican muy claramente, para que llegue a colegios, universidades, a todo el público posible”, argumenta la promotora.

Los datos aportados por las diferentes organizaciones están fundamentados en investigaciones que cada vez llegan a conclusiones más preocupantes. Son datos que nos dicen que ha habido un desplome del 68% de las poblaciones de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles en tan sólo 45 años, que cada año perdemos un 3% de los bosques tropicales y subtropicales, que nuestra comida proviene hoy de apenas 30 especies de cultivos y cinco razas de ganado, eso sí, producidos de forma masiva y monolítica, extinguiéndose, en cambio, poblaciones tan fundamentales como los insectos por una fumigación apabullante de la naturaleza. También nos dicen que si el planeta anda herido, nosotros, los humanos, también enfermamos por “exceso de consumo” hasta matarnos, incluso, por un exceso de ingesta de alimentos procesados y, a simple vista, baratos, aunque no lo son.

Esta guía para una ciudadanía con conCiencia, está dividida en capítulos donde quedan claros los daños que provocamos con la comida, el agua, la ropa, la vivienda, la energía…. Pero, sobre todo, está plagada de consejos para evitarlo, tan sencillos como es fijarse en las etiquetas que llevan pegadas las cajas de frutas y verduras para comprar aquellas que sean ecológicas, o al menos locales, o aprender a no desperdiciar ni una gota de agua o buscar siempre productos forestales que lleven el sello FSC, que nos indica que esa mesa o esa caja proviene de bosques bien gestionados, o buscar suministradores de energía que nos garanticen que efectivamente es renovable; o tratar de alargar la vida de los aparatos, arreglándolos si es posible, para que la economía circular sea una auténtica realidad y nada se quede en el camino.

En la presentación de Consumo ConCiencia, en el Real Jardín Botánico, bajo unos espléndidos árboles, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, reconoció que el mundo de la economía y la ecología todavía no van de la mano, porque la primera “no incorpora el concepto de los límites del planeta en los análisis económicos”. No dudó en recordar el lío que se montó por aquel vídeo donde, hace unos meses, hablaba los males de un excesivo consumo de carne para la salud (planetaria y humana), nada nuevo para la comunidad científica: “Aún hay asuntos que se quieren dejar sólo en el ámbito científico para no entrar en problemas. Si en el Ministerio nos dedicamos a gestionar quejas y reclamaciones, todo va bien, pero si queremos cambiar hábitos, ya sale el conflicto, aunque en realidad eso es hacer Política, con mayúsculas”, señalaba.

Cristina Narbona, vicepresidenta del Senado, recordaba que no hay fronteras para los recursos naturales, pero tampoco para la contaminación y la escasez de agua potable y la pérdida de biodiversidad, e insistía en que “no puede haber un policía detrás de cada ciudadano” para ver si es o no responsable. Otra cosa es cambiar las leyes, seguir la Agenda 2030, que tan nerviosos, como dijo, pone a los extremistas de la derecha, y dejar de considerar el crecimiento del PIB como el índice que marca nuestro bienestar. “Tenemos las herramientas, el conocimiento de la ciencia, el desarrollo tecnológico para el cambio; sólo falta la voluntad para cambiar y por ello es importante tener la información más precisa”, argumentaba.

Amanda del Río, de la Fundación Global Nature, reconoce: “No es fácil para los consumidores saber a qué atenerse cuando van a adquirir algo. En el caso de la alimentación, donde está gran parte de la huella que dejamos, es especialmente grave y requiere cambios porque la agricultura puede generar biodiversidad en lugar de destruirla. Para ello, necesitamos consumidores que lo exijan y es lo que se trata de conseguir con este manual”.

Las organizaciones que han participado en su redacción y lo difundirán son Amigos de la Tierra, WWF, Carro de Combate, Copade, Ecoo, Fundación Global Nature, FSC, Green Building Council España, Justicia Alimentaria, Ongawa y Nuevo Modelo Energético.

Enlace para descargarse el manual: https://cecu.es/images/guias/Docs/Manual_Supervivencia_2021.pdf


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.