Feria del Libro para ‘peques’: 12 sugerencias con fantasmas y dinos

Feria del Libro para ‘peques’: 12 sugerencias con fantasmas, dragones y dinos

Ilustración del libro ‘Antes estaban los dinosaurios’, de Gek Tessaro

Menéalo

Vuelve hoy la Feria del Libro de Madrid, tal como la recordamos y anhelamos. Con 378 casetas; de ellas, una veintena especializadas en literatura infantil y juvenil y con más de 20 editoriales especializadas en el sector, que estarán presentes en Madrid entre los días 27 de mayo y 12 de junio. Así que, un año más, aquí va nuestra lista de recomendaciones en la gran fiesta de la primavera y del libro que es la Feria, con especial atención a la naturaleza.

Una Feria que estrena dirección con Eva Orúe. Antes de las recomendaciones, hemos hablado con ella para que nos cuente qué protagonismo va a tener la literatura infantil en el Paseo de Coches del Parque del Retiro.

La Feria del Libro de Madrid está compuesta por muchas cosas. Y una de ellas son las niñas y niños. 

Supongo que al visitante que desconozca la naturaleza de la Feria le debe de sorprender: entre semana, un Pabellón Infantil lleno de actividades a las que acuden los colegios; los fines de semana, cientos, miles de personas, en muchos casos familias completas. Y los niños asomándose a los mostradores de las librerías infantiles, a veces gracias a un escabel o una tarima que les facilita el curioseo, o haciendo cola para obtener la firma de su autor favorito. Las cifras dicen que los más pequeños leen, leen mucho, y la Feria es también su casa.

¿Qué espacio va a ocupar la infancia en esta edición de la Feria?

El Pabellón Infantil es un clásico de la Feria, ofrece decenas de actividades en horario de mañana y tarde. Como te decía, las de los días de labor por la mañana están pensadas para los colegios. El procedimiento es sencillo: desde la Feria enviamos una carta a los centros de toda la Comunidad ofreciéndoles la posibilidad de visitarnos. Pues bien, el correo salió un día a las 18.00 y al mediodía siguiente ya estaban ocupados todos los tramos. Por otro lado, aunque en realidad es el mismo, fomentar la lectura es uno de los objetivos confesos de la Feria. Lo último, que apunté antes: según los últimos barómetros de lectura, la afición lectora de pequeños y adolescentes no ha hecho sino crecer. Podemos pensar que es un fruto inopinado del encierro pandémico, y vaticinar que ahora, recuperada la normalidad, algunos de esos lectores abandonarán sus libros. Nos toca trabajar para que eso no ocurra, o no a gran escala. Ellos son el futuro de la Feria.

Una nueva dirección en la Feria, ¿habrá novedades para el mundo de la literatura infantil y juvenil?

Hemos preparado esta Feria en muy poco tiempo, me incorporé al puesto el 3 de enero y, debido a la celebración tardía de la edición anterior y al relevo en la dirección, cuando llegué tuvimos que ponernos a trabajar duro en la Feria que ahora celebramos. Es decir, no ha habido tiempo para  grandes novedades. Pero eso no quiere decir que no las haya. En este 2022, y además del infantil, tenemos un Pabellón Europa que, por las mañanas, está consagrado a los lectores preadolescentes, y en la programación general hemos procurado incluir actividades que pueden interesar a los que, sumando más años, aún no alcanzan las mayoría de edad. Nuestro cartel es una señal dirigida a ellos: joven, comiquero, alegre. Además, hay algunas citas para las que no están convocados, pero que sí se hacen pensando en ellos, me refiero a mesas sobre fomento de la lectura y comprensión lectora, un asunto este que nos debería preocupar a todos: la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) asegura que España es uno de los países donde menos se desarrolla la comprensión lectora de los alumnos cuando terminan la educación obligatoria.

A nivel de mercado, ¿qué aporta la industria del libro infantil y juvenil al total de la Feria?

Si te refieres a ventas, no puedo contestarte, porque al terminar cada edición no recogemos datos desglosados, solo informamos del resultado económico global de la Feria. Pero, sobre 110 librerías, una veintena son especializadas, y la mayoría de las generalistas tienen un sólido catálogo infantil. Y más de 20 editoriales se presentan como especializadas en literatura infantil, al tiempo que otras muchas incluyen títulos para los más pequeños en su oferta. Sin duda, los niños y quienes les proveen de lecturas son parte sustancial de la Feria.

***

Pasemos ahora a conocer fantasmas, dinosaurios, dragones y extraños animales vestidos de humanos. ¡Nuestras 12 recomendaciones asombrarias!

Lejos’. Bernat Cormand y Martí Cormand. A buen paso.

“A Eloy no le gusta el mundo donde vive”. Así comienza Lejos, el libro póstumo de Bernat Cormand; Martí Cormand decidió continuar la obra inacabada de su hermano por expreso deseo de su editora, Arianna Squilloni. Lejos es un tesoro, un viaje iniciático, donde el entusiasmo y el tesón de un niño son todo lo que hace falta para darle sentido a la realidad. Un historia que se hace eco de las inquietudes y los sueños de nuestros días. Querido Bernat, gracias por tanto.

‘La noche es un pijama’. Pedro Mañas y Guridi. Libre Albedrío.

Necesitamos rodearnos de cosas bonitas y una de ellas puede ser este libro. La noche es un pijama es un hermoso poema para dar las buenas noches. Para quitarnos el miedo a la oscuridad. Esa oscuridad que lo envuelve todo y nos hace sentirnos tan solos. Este poema nos va a acompañar para dormirnos, gracias a la cadencia del susurro que encierra. Necesitamos dormir tranquilos para tener grandes sueños para el día siguiente.

‘El fantasma de las bragas rotas’. José Carlos Andrés y Gómez. NubeOcho.

Si te quieres reír del miedo y no quieres pasar terror, tendrás que venirte a Villa Pesadilla y ponerte serio con un fantasma con las bragas rotas que se dedica a importunar a todo quisqui viviente. Y es que no debe de ser nada fácil vivir todo el rato con unas bragas rotas puestas; además, fantasma debe de ser una profesión de lo más solitaria. Así que deja todo lo que estés haciendo y conoce esta historia que no es de miedo, sino de muchas risas (y antes de ir a la Feria revisa tus bragas o tus calzoncillos por si tienen algún agujerete).

Antes estaban los dinosaurios’. Gek Tessaro. Liana Editorial.

Antes de todo lo que tenemos ahora mismo, antes incluso del bocata de salchichón de la merienda, antes de antes de antes de todo… estaban los dinosaurios. Y estaban la mar de felices. Enormes y espeluznantes. Pequeños y grandes. Con pinchos de colores. Perseguidos y perseguidores. Los dinosaurios poblaban un mundo caótico y vital. Y este libro en rima nos lo cuenta con mucho ritmo y con mucho colorido.

El dragón de papá’. Ruth Stiles Gannett y Helena Pérez García. Lata de Sal.

Recuperación de un clásico de 1948 de Ruth Stiles Gannett, con sus ilustraciones originales, que, gracias al diseño a todo color de Helena Pérez García, lo convierten en un bello objeto de colección. El dragón de papá ha sido el libro favorito de miles de niñas y niños en todo el mundo. Una historia completamente alocada sobre el viaje de Elmer para rescatar a un dragón y de su particular equipaje para tal misión; chicles, piruletas rosas, gomas para el pelo… Y no te digo más, que, si no, no lo lees.

‘Somos animales humanos’. Rosie Haine. Ekaré.

El ser humano se cree superior a cualquier criatura con la que comparte planeta. Y cree que esa superioridad le da derecho a usar los recursos a su antojo, a tomar lo que le apetece, a no pensar en las consecuencias. Somos animales humanos nos va a recordar cuál es el lugar que ocupamos en el mundo desde los tiempos de la prehistoria hasta el día de hoy. Somos un simple animal humano, que creció en la naturaleza, que se despertaba con el sol y que se dormía al caer la noche…

‘Los animales no deberían vestirse’. Judi Barrett y Ron Barrett. Pastel de Luna.

¿No pensáis que nos estamos pasando con eso de humanizar a los animales? Los animales ya son perfectos de por sí y no hay ninguna necesidad de ridiculizarlos con supuestas cosas de humanos. Y así nos lo hace ver esta divertida historia de Judi Barrett y Ron Barrett. ¿Cómo se sentiría una jirafa vestida?, ¿y una zarigüeya? Y la pobre gallina, ¿cómo y por dónde pondría los huevos?

‘Si yo fuera’. Pilar López Ávila y Gina Rosas Moncada. Bookolia.

Tenemos que ser más naturaleza de lo que somos. Ojalá fuéramos árbol para que nuestras ramas bailaran con el viento y luego el viento llevara en su soplo nuestras semillas a los desiertos… Ojalá respetáramos más todo lo que la naturaleza nos da y lo supiéramos admirar… Tenemos que comprometernos con nuestro planeta y ese compromiso puede iniciarse al leer este bello libro. Todos tenemos una semilla que podemos plantar.

‘Manual para espías’. Daniel Nesquens y Oyemathias. Flamboyant.

Bueno, bueno, bueno… Según están los tiempos y las cabezas, es imprescindible que todas las niñas y niños tengan su propio Manual para espías, por si les pudiera ser de utilidad en cualquier momento. Así que es hora de que pasemos a la acción y aprendamos de los errores de los espías del pasado. No hace falta para ser un buen espía ser ruso, ni llevar bigote o saber agujerear con destreza un periódico para vigilar. Simplemente tienes que hacerte con este divertido libro y aprender… y, sobre todo, estar dispuesto a jugar después.

Volver’. Pablo Echart y Concha Pasamar. Triqueta Verde.

Cada momento que vivimos es un fotografía que dejamos marcada en nuestra vida. Soñamos con la vida que vendrá, pero a veces necesitamos volver a aquel atardecer, a aquellos días cuando recibíamos cartas, a aquellos planes que se hacían los viernes por la tarde… Volver es un homenaje a la memoria de lo que cada uno de nosotros hemos sido. Una manera de celebrar la vida. De revivirla, con imágenes que resplandecen en la memoria.

La caricia del viento’. Sandrine Kao. Libros del Zorro Rojo.

Una niña o un niño está en un continuo descubrimiento. En cada instante de su vida aprende algo nuevo; así lo vive el protagonista de este libro de viñetas. Un protagonista que no para de hacerse preguntas, unas tendrán respuestas y otras no. Pero, mientras encuentra la respuesta, se va ir desenvolviendo en sencillas aventuras vinculadas con la naturaleza y la amistad. Este preciosista álbum influenciado por la estética asiática rebosa ternura y sencillez.

Petit, el monstruo’. Isol. Takatuka.

Petit es un niño que hace cosas buenas y a veces cosas malas. ¿Y qué niña o niño no lo hace? Petit cree que esto es muy raro y su madre también “¿Será que soy bueno para nada y malo para todo?”. Petit necesita un manual que le aclare sus dudas y le dé tranquilidad. Qué fácil sería todo, si todo tuviera manual… ¿Pero sería igualmente de divertido?


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.