GREFA: 60.000 animales de fauna salvaje atendidos en 40 años

GREFA: 60.000 animales de fauna salvaje atendidos en 40 años

GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) ha atendido a nada menos que 7.000 animales en el último curso.

Menéalo

GREFA (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat) cumple 40 años. Esta ONG nació en 1981 como asociación para el estudio y conservación de la naturaleza. Ahora todos nos hemos de felicitar por una labor magnífica, no exenta a menudo de baches económicos para llevar a cabo sus trabajos. Una extraordinaria labor, que se nutre en buena parte de voluntarios, que podemos resumir en una cifra: en este tiempo han atendido a más de 60.000 animales en sus instalaciones a las afueras de Madrid.

Es domingo y sigue haciendo buen tiempo. Los teléfonos no paran de sonar. Se nota que la gente está disfrutando de paseos por el campo. Estamos en el Centro de Recuperación de Fauna Autóctona (GREFA) en el Monte del Pilar (Majadahonda, Madrid). La primera llamada es porque han encontrado en el Monte de El Pardo un gamo herido, cojea y parece que tiene una pata rota. Desde Grefa hacen un análisis de la situación, preguntan por el estado del animal y su localización. Al ser un ejemplar de gran tamaño y difícil manejo, la mejor opción es enviar al equipo de rescate para recoger al animal y traerlo para aplicarle el tratamiento necesario.

La segunda llamada es por un pollo de cernícalo que se encuentra en el suelo. Antes de tocar al animal, los naturalistas de GREFA recomiendan observar si los padres están cerca y cuál es el comportamiento. Pasada media hora el polluelo sigue pidiendo comida y está desatendido. Al ser un ejemplar de pequeño tamaño y fácil de capturar, los técnicos de Grefa piden al ciudadano que traslade el polluelo a sus instalaciones y allí recibirá cuidados.

En total, en GREFA atendieron a más de 7.000 animales en el último curso (entre octubre de 2020 y septiembre de 2021); su prioridad es la fauna autóctona en peligro y de la Comunidad de Madrid, aunque también atienden avisos de las comunidades limítrofes. El 17% de los ingresos son por el equipo de rescate que se desplaza a recoger al animal, mientras que el 83% los traen al centro los ciudadanos. Los ingresos más habituales se producen al comienzo del verano, de polluelos de vencejos (hasta 1.200 en un año) y gorriones (hasta 500 en un año).

En 2021 están celebrando sus 40 años dedicados al rescate de la fauna salvaje y a su rehabilitación. En los años 80 del siglo XX un grupo de naturalistas, veterinarios y amigos decidieron pasar a la acción y, bajo la influencia de Félix Rodríguez de la Fuente, quisieron hacer más por la fauna autóctona y especialmente en los casos en los que sufren daños y darles una segunda oportunidad. Animales heridos que no hubieran sobrevivido y que, en muchas ocasiones, los daños son por causas humanas como tendidos eléctricos, trampas, veneno o atropellos, entre otros.

Ernesto Álvarez, presidente de GREFA, explica que cuentan con un equipo de 7 veterinarios y 4 naturalistas que trabajan para recuperar los animales e integrarlos de nuevo en el medio natural; el tiempo de actuación durante el rescate resulta esencial. Raúl Gutiérrez, responsable del equipo de rescate de GREFA, destaca el papel de los voluntarios para recoger a los animales heridos y trasladarlos al centro.

Las tres cuartas partes de los animales ingresados son aves, pero también atienden a mamíferos, reptiles y anfibios. El 60% de los casos que tratan son de crías y pollos desatendidos por los progenitores, el 23% por trauma y el 8% por haber quedado atrapados en viviendas o jardines del ámbito urbano.

Cuando el animal llega al centro de recuperación, se le abre una historia clínica y se le realiza la primera exploración para determinar qué le pasa, establecer el diagnóstico y el tratamiento. Cuando el animal se recupera y se le da el alta clínica, ha de pasar un tiempo para la rehabilitación en campo y sociabilización antes de poder liberarle. Después, se le marca con una anilla con GPS y se reintroduce en el medio natural.

Dentro de sus instalaciones, GREFA cuenta con quirófano, enfermería, oftalmología, unidad de cuidados intensivos, investigación con ADN, radiología, ecografía y ecocardiografía, endoscopia, hematología, parasitología, microbiología y diagnóstico de plomo, entre otros. Una unidad completa para recuperar fauna autóctona.

Uno de los departamentos más notables es el de necropsias; como en la serie C.S.I., es el corazón de las operaciones, ahí es donde se determina la causa de la muerte y lo que puede ser el inicio de una investigación delictiva en caso de venenos, trampas o atropellos. O bien de cambio de infraestructuras o adecuación de las existentes, como es el caso de tendidos eléctricos que se modifiquen para evitar la electrocución de aves.

Dentro de GREFA también se promueve la educación ambiental con visitas de escolares; la formación a policías, bomberos y guardias civiles en el manejo de fauna, y la investigación de parásitos, resistencia a medicamente, tóxicos y de parámetros fisiológicos.

De una clínica modesta a un hospital con el mejor equipamiento para tratar la fauna salvaje autóctona. 40 años dedicados a cuidar el medioambiente.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.