¿Es posible hacer de Madrid una ciudad más amable?

¿Es posible hacer de Madrid una ciudad más amable?

Madrid a vista de pájaro. Foto: M. Cuéllar.

Menéalo

A la vista del rumbo que lleva Madrid con el actual equipo conservador al frente del Ayuntamiento, uno podría contestar rápidamente: No. Es imposible. Está abocada al caos, el ruido, el tráfico privado, la contaminación, el estrés, el granito, las obras eternas, la tala de árboles, la privatización del espacio público, las aceras y plazas ocupadas por motos y patinetes de alquiler, las desigualdades, las inversiones pensadas para grandes grupos inmobiliarios, la masificación, la tensión… Pero el libro ‘Madrid, ciudad de los 15 minutos’, promovido desde la formación política Más Madrid y publicado por Lengua de Trapo, demuestra que sí. Frente a la ‘smart city’ ha llegado el momento de hablar de la ‘soft city’, la ciudad de los cuidados.

Que no es imposible. Que sí es posible una ciudad más blanda, soft, amable, humana, verde, una ciudad de los cuidados, más igualitaria, saludable y sostenible. Una ciudad de los 15 minutos, a partir de la propuesta impulsada por el colombiano afincado en Francia Carlos Moreno, catedrático de Emprendimiento, Territorio e Innovación, y que ya se está aplicando en París, para componer ciudades grandes sí, pero hechas de barrios, donde la vida cotidiana se pueda realizar en distancias cortas, con todo lo que eso supone de ganar tiempo, salud, calma y comunidad.

Hemos seleccionado varias ideas recogidas en el libro por algunos de los 32 firmantes de Madrid, ciudad de los 15 minutos.

Carlos Moreno: “Vivir en nuestra ciudad, en la ciudad de los 15 minutos, es compartir el espacio urbano, sus recursos y la vitalidad que expresa en todas sus formas. La ciudad encarna ante nuestros ojos, a través de zonas sensibles, lugares de vida, de trabajo, de ocio y de encuentro, esenciales para nuestra calidad de vida. Sin embargo, el tiempo, tan valioso, sigue siendo el factor crucial. Consideramos que esta ciudad de las distancias cortas es una nueva clave para un desarrollo urbano apacible. Se trata de reducir el perímetro de acceso a las funciones sociales esenciales, a la vivienda, al trabajo, al abastecimiento, a la educación, al bienestar, a la salud y al ocio, con recursos y servicios siempre más cerca de casa”. “Es una ciudad de proximidad, que favorece la calidad de vida integral en espacios urbanos más compartidos, accesibles, versátiles y multiservicios, en la que podamos acceder a las necesidades esenciales en distancias cortas”.

Rita Maestre (concejala y portavoz del Grupo Municipal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital): “Un proyecto integral de ciudad que empiece por eliminar los desequilibrios existentes en materia de equipamientos públicos, actividad económica, regeneración industrial y formación; una ciudad justa que ofrezca oportunidades económicas y genere empleo de calidad para todas y todos”. “El concepto de ‘ciudad de los 15 minutos’, del profesor Carlos Moreno, es especialmente sugerente para Madrid. Un concepto que apela al tiempo, a la movilidad y a los servicios, pero que para nosotros habla sobre todo de barrios vivos, de barrios lejos del centro donde también haya oportunidades de empleo, con ejes comerciales potentes y comercio de proximidad, donde sea posible el acceso a la cultura y al ocio más allá de las casas de apuestas”.

Instalación artística en la Plaza Mayor de Madrid. Foto: M. Cuéllar.

Verónica Martínez y Mateus Porto Schettino (arquitectos urbanistas): “Espacio público amable: El cambio debe reflejarse en la calle, mejorando las condiciones para la movilidad a pie, pero también para la permanencia de personas, el juego y otras actividades sociales. No hay movilidad de proximidad sin un espacio público complejo y amable”. “Podemos y debemos soñar con calles mucho más que peatonales, donde no solo se contemple la posibilidad de moverse con seguridad, sino de permanecer y comunicarnos, de encontrarnos y cuidarnos; de recuperar la conexión con nuestro hábitat y fortalecer la cohesión social. Pongamos la vida en el centro para recuperar la habitabilidad y la calidad ambiental de nuestras ciudades”.

Javier Padilla y Mónica García (médicos y diputados de Más Madrid en la Asamblea de Madrid): “El Madrid de los 15 minutos que mejore la salud de su gente sería un Madrid que tenga en cuenta las necesidades de la infancia y las personas mayores, un Madrid que no gire en torno a las necesidades del vehículo motorizado o el consumo de comida basura, sino que se mueva alrededor de las necesidades de las personas para cuidar, para satisfacer sus necesidades de ocio y bienestar y para poder desarrollar la vida de una forma respetuosa con el medio ambiente y otras especies vivas no humanas”.

Rafael Ruiz López de la Cova (ingeniero de montes) y Carmen M. Gutiérrez López (asesora en medioambiente y movilidad para el grupo municipal de Más Madrid): “En general, podemos decir que la cercanía a la naturaleza mejora la salud física y mental tanto como las relaciones sociales. Toda esa evidencia empírica viene a reforzar el concepto de biofilia, desarrollado por el biólogo Edward O. Wilson, que sostiene que la evolución está detrás de la necesidad humana del contacto con la naturaleza y del bienestar que produce una visita al campo o el contacto con los animales. Por este motivo, es tan importante acercar la naturaleza a nuestro día a día en los entornos urbanos, para mejorar nuestra calidad de vida”.

Jardín en la estación de Atocha de Madrid. Foto: M. Cuéllar.

Sara Porras Sánchez (socióloga): “El modo de vida neoliberal tiene su representación espacial en los PAU (…) Un modelo residencial deslindado de la ciudad e idealmente de los conflictos que esta alberga. Diseñado para una comunidad que se pretende homogénea, cuyo único medio de transporte es el coche, paradigma de la movilidad individual atomizada, aquella en la que desaparecen las calles y sólo cuentan las carreteras. (…) Del ciudadano como el que ejerce sus derechos al propietario celoso de la seguridad de su familia y de su intimidad. Jorge Dioni López hace un retrato muy acertado en La España de las piscinas (2021).(…) Esta propuesta de fragmentación, o relegación de las clases medias aspiracionales, viene a romper con la posibilidad de reconstrucción de nociones de vida común. Modelo que potencia el aislamiento, configurando lejanías socioespaciales que permiten a los grupos sociales, diferenciados ahora también por el espacio, ignorar los conflictos que no les afectan directamente”.

Ramón López de Lucio (catedrático emérito de Urbanismo por la Politécnica de Madrid): “Como acertadamente señala Jorge Dioni en su reciente libro La España de las piscinas (2021), el urbanismo que se ha impuesto en Madrid en las dos últimas décadas, y tras él en tantas ciudades, ha disfrazado los inconvenientes reales de estos lugares –su aislamiento, lejanía a los puestos de trabajo, pobreza funcional, vaciamiento de los espacios públicos y de la propia vida social–, bajo un oropel de espaciosidad, privacidad, autonomía y, sobre todo, libertad. Entendida esta última no como la inseparable compañera en la tríada republicana clásica de la igualdad y la fraternidad, sino como condición necesaria para profundizar en el individualismo, la desigualdad y la creciente acumulación de riqueza, inmobiliaria en primer lugar, en manos de una exigua minoría (Dioni, 2022).”

Carmen Fernández Hernández (arquitecta técnica por la Politécnica de Madrid) y Yolanda M. De la Fuente Robles (catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales por la Universidad de Jaén): “Ha llegado el momento de huir del individualismo y el cortoplacismo: no somos nada cuando dejamos de ser comunidad. Necesitamos aparcar los coches y patear la ciudad, fomentar la movilidad sostenible y practicar las relaciones personales”. “Hablamos del diseño urbano centrado en las personas. Lejos de pensar en las ciudades como un conjunto de edificios, monumentos e infraestructuras, lo importante, como defendía David Sim, autor del libro Soft City, uno de los pioneros del diseño urbano centrado en la persona, esta en promover las relaciones entre las personas y los espacios, con la naturaleza y entre una persona y otra”.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Luis

    Por Luis, el 24 octubre 2022

    Se trata de reducir el perímetro de acceso a las funciones sociales esenciales, a la vivienda, al trabajo etc. Bonitas palabras aplicables a cualquier barrio de o ciudad. Pero dime, que medidas concretas aplicarías para reducir el perímetro de trabajo a la vivienda en el Paseo de la Ermita del Santo donde hay mucha vivienda y pocas empresas para trabajar?.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.