La instalación Hansel y Gretel de Andrés Jaque en una azotea de Madrid

Hänsel y Gretel viven en una azotea de Madrid

Menéalo

DESCUBRIMIENTOS MAD

RAFA RUIZ

En el serio barrio madrileño de Embajadores hay un edificio que se ilumina y acoge las propuestas culturales más vanguardistas.

En La Casa Encendida hay una azotea llena de coles, zanahorias y acelgas, olivos, tejos, cipreses, romero y espliego; un cuidado sitio donde respirar a naturaleza sencilla y en pequeñas dosis.

Y en esa azotea hay ahora, durante todo el mes de marzo, un rincón que es un canto a la primavera y la imaginación: la instalación ‘La terraza de Hänsel y Gretel’, del artista costarricense Federico Herrero, conocido por llevar el color a los espacios más opacos, y el arquitecto español Andrés Jaque.

En esa esquina, que es como una ilusión, vemos una red que se confunde con el cielo y un suelo pintado de azul-piscina, una malla que atrapa nubes de algodón, florecillas de tela, recuerdos de la infancia a través de cochecitos, motos, aviones y miniaturas de animales de plástico, pastelitos y pajaritos, mariposas y periquitos de mentira… Están atrapados, pero a la vez vuelan. Y la mezcla de colores, y la confusión entre nubes de verdad y nubes de algodón, emite una ternura inmensa.

Andrés Jaque, uno de los jóvenes arquitectos españoles con más proyección internacional, reivindica el juego y el compromiso y la diversidad de formatos en cada uno de sus trabajos; ahora mismo, está inmerso en el diseño de un prototipo de vivienda social para la ciudad de Estocolmo y de un pabellón de encuentros presenciales/virtuales para Tokio dentro de la celebración del Año de España en Japón. Y, en medio, como una nube de colores, esta pieza para La Casa Encendida. El propio arquitecto nos explica qué busca con ‘La terraza de Hänsel y Gretel’: «He querido buscar una nueva versión del cuento; quedarnos con la casita de Hänsel y Gretel, pero solo con su lado festivo; es una reivindicación del deseo; hemos querido desdramatizarlo; desposeerlo de las connotaciones y consecuencias de castigo con que a veces va asociado. La instalación es una celebración del deseo y del color».

La terraza, que se asoma al duro perfil gris y ocre de ese Madrid-gran pueblo manchego que ha pintado Antonio López tantas veces, nos proyecta así una nube de deseos, una sensación de fiesta, de recuerdos buenos de la infancia. Como si las piezas saltarinas y coloristas de la videoartista Pipilotti Rist se introdujeran en esa España de tonos severos de Gutiérrez Solana y Antonio López.

(La Casa Encendida ha programado, además, dos actividades públicas en torno a la obra, este próximo fin de semana. El sábado 9, habrá un debate con Elena Casado, Ruth Toledano y Miguel Mesa, en torno al ejercicio de la violencia en nuestra sociedad; y para el domingo 10 se ha organizado una reconstrucción del cuento de Hänsel y Gretel con títeres, bajo la coordinación de María Jaque. Ambos actos comenzarán a las 12.30 horas. La Casa Encendida está en la Ronda de Valencia, 2, de Madrid).

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • mercadomusical.bligoo.com

    Por mercadomusical.bligoo.com, el 26 abril 2013

    Querría comentar en este lugar como señal de apoyo

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.