Justicia por las Residencias: 7.291 mayores murieron en Madrid sin atención médica

Justicia por las Residencias: 7.291 mayores murieron en Madrid sin atención médica

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Foto: C. M.

Menéalo

Nace la Plataforma Verdad y Justicia por las Residencias, que hace un llamamiento a todos los ciudadanos que quieran que la memoria de los mayores no caiga en el olvido. La generación más castigada, que más ha luchado, que sobrevivió a una guerra, a una dictadura, a la peor de las represiones, no se merecía desaparecer así, sin una oportunidad, sin justicia. Una orden emitida desde la Comunidad de Madrid impidió trasladar al hospital a los mayores en residencias y sin un seguro médico. 7.291 personas en residencias madrileñas –una de cada cinco– murieron en esa primera ola de la ‘covid19’ sin ser derivadas a un hospital, sin atención médica, sin una oportunidad. Isabel Díaz Ayuso ha puesto todos los obstáculos a la investigación de uno de los episodios más crueles cometidos en democracia en España.

La madre de Carmen tuvo suerte. Ella tenía fiebre, se encontraba mal y la doctora de su residencia pidió una ambulancia. Le preguntaron si tenía deterioro cognitivo o si tenía una enfermedad grave. ‘No’ fue la respuesta a ambas. Y ‘sí’ la del traslado al hospital. La madre de Carmen tuvo suerte. Si la persona al otro lado del teléfono no se hubiera olvidado de preguntar si estaba en silla de ruedas, seguramente su traslado hubiera sido rechazado. Sin ese traslado no hubiera podido hacer una simple radiografía, prueba básica para saber los daños por covid y básica para saber qué tratamiento tenía que recibir.

Suerte también tuvo la madre de Angelines. Ella tenía asma y, como sus medicamentos no estaban surtiendo efecto ante lo que parecía una gripe, llamaron al hospital. Su gerontólogo de referencia dijo a su residencia que quería ver sus pulmones. Así que mandaba una ambulancia a recogerla. En ese momento, ni el médico del hospital, ni de la ambulancia, ni Angelines ni su madre sospechaban que solo unas horas después de esta conversación llegaría un documento que diría que personas como la madre de Angelines no podían ir a un hospital. Un triaje por código postal, por lugar de residencia, por características médicas secundarias y por seguro. Pero la madre de Angelines tuvo suerte.

También tuvo suerte mi abuela, Paulina. Ella llevaba una semana en su habitación con las piernas levantadas cuando el covid estalló en su residencia. Aunque ella dio positivo, las enfermeras están seguras de que su aislamiento previo le evitó que la carga viral subiera y que tuviera síntomas. Cruzando los dedos, esperamos todos para no enfrentarnos a la situación de que tuviera que acudir a un hospital y la rechazaran solo por vivir en una residencia. ¿Nos la traemos a casa? ¿La llevamos nosotros mismos? Todas esas preguntas y más las tuvimos nosotros, su familia, y cientos de familias de la misma residencia.

Al menos 7.291 personas no tuvieron tanta suerte. Miles de mayores murieron en la comunidad de Madrid sin ser derivados a hospitales. Con o sin covid, con una enfermedad menor que se complicó o con una situación previa difícil. Murieron acompañadas por las trabajadoras de los centros o solas en sus habitaciones cerradas con llave. Ese destino lo vivieron solo por estar en residencias de ancianos. Y por la cartera, porque solo fueron derivados a los hospitales puestos a disposición por el mando único sanitario aquellos mayores con seguros privados. O por ir en sillas de ruedas. Características que nada tienen que ver con un triaje médico, una especie de código para saber a quién atender cuando no se puede atender a todos igual por escasez de manos o de respiradores, como sucedió.

Estas escenas son algunas que se han ido conociendo bien en organizaciones ciudadanas como Marea de Residencias o por la Comisión de Investigación que se puso en marcha en la Asamblea de Madrid. Allí declararon directores de residencias, que confirmaron que los hospitales rechazaban a sus residentes; empresarios de hospitales que admitían que no ingresaron a ningún mayor que lo necesitara sin seguro médico; conductores de ambulancia que reconocieron que un protocolo les impedía atender las residencias; y a las trabajadoras, que no solo no contaban con la ayuda médica necesaria, sino que tuvieron que lidiar con el propio peligro de contagiarse ellas, sin equipos de seguridad y, muchas veces, sin material de limpieza y desinfección. Una tormenta perfecta en la que murieron uno de cada cinco residentes de los centros geriátricos de la Comunidad de Madrid.

Un horror difícil de imaginar, pero menos imaginable es aún que dos años después de esta catástrofe siga sin investigarse. La vía política se cerró prematuramente por decisión de la presidenta madrileña Díaz Ayuso, que convocó elecciones anticipadas y que ha bloqueado con el apoyo del partido de extrema derecha VOX la reapertura de la Comisión de Investigación. La vía judicial no pinta mejor: de las casi 400 querellas que los familiares interpusieron, muchas fueron archivadas por no saber cómo investigarlas, otras están recurridas en el Constitucional y sólo unas pocas afirman que irán a Estrasburgo, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Los trabajadores tampoco han sentido la protección de la Justicia y el Constitucional considera que sus derechos no respetados a trabajar con seguridad no les compete.

¿Qué queda entonces? nos preguntamos. Queda lucha por una Comisión de la Verdad propia, por seguir haciendo ruido y, lo más importante, que no vuelva a pasar. Con este objetivo se ha creado la Plataforma Verdad y Justicia por las residencias que hace un llamamiento a todos los ciudadanos que quieran que la memoria de los mayores no caiga en el olvido. “Ellos”, dice Mercedes, hija de uno de los fallecidos en la primera ola del covid, “la generación más castigada, que más ha luchado, que sobrevivió a una guerra, a una dictadura, a la peor de las represiones, no se merecían desaparecer así, sin una oportunidad, sin justicia”.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Francisco

    Por Francisco, el 26 mayo 2022

    Denunciable:

    Mi Familiar residente en Residencia privada Domus de Madrid.
    Al inicio del covid 19.
    Mi familiar Murió como consecuencia de falta de atención médica y olvidada.
    Según parte defunción del hospital trasladada a urgencias, «ingresa en urgencias en muy mal estado, desidratación, infección de escaras, infección orina…».

    • Virginia

      Por Virginia, el 03 junio 2022

      lo que ocurrió en las Residencias fue una injusticia absoluta y la única y total representante de ello fue Isabel Díaz Ayuso

  • Esperanza

    Por Esperanza, el 26 mayo 2022

    Laura L. Ruiz. BRAVA.!!! Mas como tú. No dejes de recordarnos lo ocurrido… Mas como tú necesitamos. Por su memoria, JUSTICIA.!

  • Rive

    Por Rive, el 26 mayo 2022

    Este fue el trato que disteis a vuestros padres, espero que recibáis el mismo de vuestros hijos.
    Un pueblo que permitió esto, no merece existir.

  • nogay

    Por nogay, el 26 mayo 2022

    Matar viejos y dar cerveza da votos.

  • Andrés Martínez Pulla

    Por Andrés Martínez Pulla, el 26 mayo 2022

    Todo mi apoyo
    También tengo mi historia
    Gracias

  • Maria Jose Marin Rodriguez

    Por Maria Jose Marin Rodriguez, el 26 mayo 2022

    Como toda injusticia,debe de investigarse y que la presidenta de la Comunidad de Madrid,como máxima responsable de esta,debe de responder por estas terribles consecuencias derivadas de sus nefastas políticas en derechos sociales. Si aqui,en este pais en el que dudo mucho de la imparcialidad de muchos tribunales conservadores,hay que acudir a Estrasburgo y que paguen por esas vidas que se perdieron y a las que no se les dió una oportunidad….

  • Sonia

    Por Sonia, el 26 mayo 2022

    Da pena como está las leyes de los mayores y el tiempo que tarda yo lo paso ahora con mi madre Alzeimer y es vergonzoso

  • Fi&fi

    Por Fi&fi, el 26 mayo 2022

    Esto es lo que ha pasado en todo el mundo, no solo en Madrid. Farsa Covid orquestada y llevada a cabo por esbirros de todos los colores, politicuchos de izquierda, derecha, de centro, y sanitánicos; todos sin excepción, y bien pagados.
    Su presentación la define, periodista, mujer y vegana. Solo le ha faltado lo de empoderada, progresista, sostenible, resiliente, ecologista y pararapampamsexual. ¡Vaya tela!

    • ELVIRA

      Por ELVIRA, el 29 mayo 2022

      eres un gilipollas

  • Maria de los Llanos Garijo Belmontr

    Por Maria de los Llanos Garijo Belmontr, el 27 mayo 2022

    Con la esperanza que logremos que se haga justicia, a ellos se lo debemos.
    La residencias de mayores jamás deben ser un negocio.

  • Mila

    Por Mila, el 27 mayo 2022

    Muy cierto y triste

  • Javier

    Por Javier, el 27 mayo 2022

    Habrá que llevar a la justicia a esta señora

  • Guadalupe

    Por Guadalupe, el 27 mayo 2022

    Se debe hacer justicia con tantas muertes en las residencias,no puede quedar impune,se debe llegar hasta el final las investigaciones y tienen que pagar los culpables,eran nuestros padres ,abuelos,tíos,hermanos.
    Se les negó la asistencia dolosamente.

    S

  • Susana

    Por Susana, el 28 mayo 2022

    Mi madre murió en una residencia, grabé todos las conversaciones con la residencia, creo que puedo aportar mucho a esta causa.

    Contar conmigo para lo que queráis.

  • Carmen paya Gaitán

    Por Carmen paya Gaitán, el 28 mayo 2022

    Yo quiero saber ,si de verdad se va hacer algo por los ancianos.mi madre no puede volver pero quiero que se haga justicia por ella y por tantos que murieron.y que si no ponemos medios.seguiran muriendo .con la excusa de que son mayores.

  • Emilio

    Por Emilio, el 28 mayo 2022

    Va a sonar a locura. Pero nuestros mayores, murieron por causa de las inhoculaciones de Covid 19.
    Prueba de ello, a sido mi propia experiencia y vivencias con ancianos que una vez inhoculados, perdían la salud a pasos agigantados.
    Las vacunas Covid 19. No son más que un experimento y plandemia para exterminar muchísima población Mundial.
    Qué es evidente!.
    Los vacunados, en un 98 a 99% contraen el virus e incluso le producen diversas enfermedades patológicas e incluso la muerte.
    Al mismo tiempo que no quedan inmunes al agente químico , porque a sido, un agente de mortandad masiva creada por las oscuras Élites Satánicas, que en la inclusión,
    (entiéndase) transgenico y viral, sino que contraen de más de cada más vacunas, más enfermos, débiles y sin anticuerpos quedan, porque restringe las defensas del organismo y otras consecuencias. Y que son muchísimas…

  • Esperanza silva castillo

    Por Esperanza silva castillo, el 29 mayo 2022

    Es muy cierto murió muchísima gente y eso no puede quedar así la presidenta de la comunidad de Madrid dio orden k no recibiera. Mayores y de muchas edades en los hospitales y muchas gente murió sin poder ser atendida la presidenta tiene k ser sustituida alejada de la comunidad de Madrid k horror lo k cometieron y su hermana en plena pandemia lucrandose. De material como las mascarillas cuanto dinero cogió a costas.de.milis de muertos esto no puede quedar así así como están siguiendo a l otro porlas mascarillas así k el también rinda cuentas cuánto dinero no cogió mientras nuestros abuelos madres hijos y hermanos se nos fueron k no quede esto impone claro ala presidenta esto no le interesa y está muy calladita ahora k responda el porq no permitió el ingreso de nuestros mayores al hospital toda una generación se nos fue la mejor la llevaremos por siempre en nuestros corazones esto no podremos borrarlo jamás

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.