La drag queen Pink Chadora y su fantasía rural reivindicativa

La drag queen Pink Chadora y su fantasía rural reivindicativa

Pink Chadora paseando sobre tractor. Foto: Lucía Vegas.

Menéalo

Este mes llega a España desde México la primera edición de ‘Regias del drag’. Entre sus concursantes brilla en rosa el nombre de Pink Chadora, drag queen y artista multidisciplinar de Málaga con un humor afilado. La suya es una fantasía rural. Hemos charlado con ella. “Me gusta pensar que mi forma de ejercer el drag puede ofrecer unos recursos y un interlocutor para ensanchar nuestras libertades y enfrentarnos al mundo de una forma más crítica y, a la vez, divertida. De hecho, la fiesta y el drag también pueden ser lugares donde es posible pensarnos políticamente. Es verdad que no puedes estar todo el día con el puño en alto ni dando golpes en la mesa, pero nosotras como entretenedoras tenemos las herramientas para hacer llegar esos mensajes de manera divertida”.

Pensar en el arte drag simplemente como un hombre o una mujer con peluca ya debería ser cosa del pasado. Por suerte, estamos viviendo en España un momento efervescente de debates que está propiciando un acercamiento al drag capaz de poner en relieve el papel político que ha tenido a lo largo de la historia y la posibilidad que entraña a la hora de cuestionar las normas sociales que cincelan la matriz de poder. Con la consolidación de programas como Rupauls Drag Race, ganador de 24 Emmy hasta la fecha, pero también de concursos como Dragula o La más draga, son cada vez más las artistas drags capaces de compartir su historia con una audiencia más amplia y de inspirar a nuevas y viejas generaciones, sacando a la luz cuestiones espinosas que tienen que ver también con políticas identitarias y con la creación de espacios seguros que abrazan la diferencia de una forma alegre y, a la vez, crítica.

Este mes llega a España desde México la primera edición de Regias del drag, un afortunado giro en el cual un programa de América Latina desembarca en Europa y no viceversa. Entre sus concursantes brilla en rosa el nombre de Pink Chadora, drag queen y artista multidisciplinar de Málaga con un humor afilado. Lo que está claro es que para ella el drag y el arte siempre van de la mano y, a lo largo de su carrera ha demostrado cómo es posible sacarlo de su zona de confort. Pink Chadora hace performances sobre la explotación de animales, lee poemas, habla con los niños, con las personas mayores, con las familias (en el sentido más amplio del término), con la España vaciada, con los pueblos. La suya es una fantasía rural. Hemos tenido la suerte de charlar con ella.

Lo primero es presentarse. Las drag queens tenéis la suerte de poder elegir vuestro nombre o de que os bautice vuestra drag mother. ¿Por qué y de dónde viene Pink Chadora?

El principal motivo de mi existencia es la diversión, entendida como lugar en el cual poder existir como sujetos políticos colectivos y alegres, siempre en diálogo y predispuestos a los cuidados. Quiero decir que, frente a un poder hegemónico que nos empuja cada vez más hacia el individualismo y al yo entendido como un lugar de producción y de consumo, me gusta pensar que mi forma de ejercer el drag puede ofrecer unos recursos y un interlocutor para ensanchar nuestras libertades y enfrentarnos al mundo de una forma más crítica y, a la vez, divertida. De hecho, la fiesta y el drag también pueden ser lugares donde es posible pensarnos políticamente.

Como no podía ser menos, Pink Chadora (pinchadora) nació pinchando canciones de los 80 y los 90 en fiestas de mediados de 2019. Soy la mezcla de una Barbie rural, con el descaro de una amapola, el criterio estético de Paris Hilton y la rapidez mental de una folclórica. Pink Chadora ya existía dentro de mí mucho antes de que tuviese nombre y forma, es la mezcla de todas las disciplinas artísticas con las que llevo jugueteando toda mi vida.

Hablando justamente de las disciplinas artísticas, tu propuesta está estrechamente ligada a la posibilidad de cuestionar el mismo lugar de una drag queen, desplazándola de las luces de la discoteca para acercarla a museos, teatros, centros culturales, plazas de pueblos y hasta huertos y gallineros. ¿Qué significa para ti hacer drag?

Justo eso, colocar un concepto artístico, alegre y político fuera de su entorno habitual nos provoca un gran choque dentro de nuestro imaginario e ideales; crear desde ahí me resulta muy enriquecedor. Nadie se sorprende si ve a un payaso en una fiesta infantil o a una bailarina en un teatro. Prueba a colocarlos en un parking. Por un lado, podrías ver la belleza desde otros puntos de vista, pero también verías a mucha gente corriendo despavorida. Como decía anteriormente, el drag para mí significa entretener, divertir e intentar cambiar o hacer reflexionar sobre muchos de los prejuicios que tenemos por defecto. Tampoco puedo dejar de pensar en la parte estética del asunto, crear cosas bonitas, rosas y brillantes es altamente adictivo.

Hablando de rosa y de ‘brillibrilli’, una de las características más impresionantes de Pink Chadora para mí es su capacidad de construir un personaje totalmente nuevo y alejado de la persona que se esconde detrás. Eso va de sus looks, pasando por su voz gangosa y aterrizando a su perfil de Instagram. ¿Cómo es esto de importante para ti?

Si no tuviera mi propia voz me sentiría una impostora; quien me conoce sabe que necesito hasta el último de los detalles para sentir que la fantasía está completa y fingir que nadie va a reconocer a la persona que se esconde detrás de todas esas capas de maquillaje. Tener un personaje que se aleja mucho de tu propio yo es como un bufé libre de personalidades, estados de ánimo, colores de ojos y pelo y formas de expresarte.

Pink Chadora es la drag queen de la fantasía rural. Foto: Martín de Arriba.

Ya, un bufé libre con una variedad inmensa de platos y manjares. De hecho, es resabido que el drag es un arte exigente que requiere una miríada de talentos, como la costura, el maquillaje (y, en ciertos casos, hasta la caracterización), el baile, la comedia, la improvisación, la actuación, entre otros. ¿Cómo vives con tanta presión?

Pues tenemos unos referentes tan increíbles en el mundo del drag, de la moda y del espectáculo en general, que es difícil cumplir con las propias expectativas. Mi consejo para los demás y para mí mismo siempre es el mismo: sé exigente, pero no demasiado, que esa exigencia te deje crecer. ¡Beyoncé no se construyó en un día! Yo gestiono bastante bien poder trabajar bajo presión porque no soy una persona con mucha disciplina (algún defecto tenía que tener).

(Risas). Bueno, también te digo que todo se perdona si pienso en lo que tiene que hacer una artista drag. Coger el micrófono ante una audiencia, por ejemplo, siempre ha sido para mí un acto significativo. ¿Sientes algún tipo de responsabilidad política como drag queen cuando te diriges a tu público?

No solo la siento, la exijo. Y se nota que tengo ya una edad, porque ahora también se la exijo a las demás. Siento que hemos luchado (y seguimos luchando) mucho por conseguir algunos objetivos; entonces, cuando veo que se aprovechan ciertas plataformas para lanzar mensajes totalmente vacíos o desde mi punto de vista erróneos, me frustro. Es verdad que no puedes estar todo el día con el puño en alto ni dando golpes en la mesa, pero nosotras como entretenedoras tenemos las herramientas para hacer llegar esos mensajes de manera divertida. Me pasé toda la pandemia bromeando sobre “los pobres toros, que como no tenían a nadie que los mataran (porque no había corridas de toros) estaban empezando a coger depresión, animalitos”.

No puedo estar más de acuerdo contigo. Me gusta tu punto de vista crítico también dentro del colectivo; dice mucho de ti. Al hilo de lo que cuentas, quería preguntarte algo al respecto. Si abrimos Google y tecleamos la palabra drag’, el 99% de los resultados son drag queens. De hecho, en la última década se ha debatido de forma considerable en torno a los sujetos que pueden ser validados socialmente como drag queens, especialmente desde plataformas ‘mainstream’ y mucho se ha avanzado en este tema: es, por suerte, cada vez más común ver en plataformas de entretenimiento de gran alcance a mujeres trans, personas de género no binario o mujeres cis. Sin embargo, el arte drag king sigue moviéndose en circuitos más underground y alejados de los grandes focos. ¿A qué crees que se debe?

Pues la fantasía ‘masculina’, con muchas comillas [Pink Chadora hace el gesto de las comillas con los dedos en el aire de forma compulsiva] es infinitamente más aburrida que la fantasía ‘femenina’ [sus uñas siguen danzando en el aire], con muchas más comillas. Por supuesto, me refiero a lo que nos dicen que tiene que ser de una forma y otra. Solo tienes que entrar a la sección de caballero en una tienda de ropa para empezar a apreciar los 50 tonos de gris. Por suerte, las reinas cada vez se mueven más en un mundo alejado de estereotipos y binarismos, es más fácil encontrar a una reina con estética de dinosaurio que de bombero.

Además, no es lo mismo performar lo femenino desde lo masculino que viceversa, porque el drag king se recibe como una amenaza, un intento de acceder al privilegio de la masculinidad para sabotearla y, tristemente, seguimos viviendo en una sociedad bastante machista y misógina con una clara jerarquía que coloca lo masculino y el cuerpo del hombre normativo por encima de cualquier otro. Y eso que en España hay drag kings estupendos como Marcus Massalami o Ken Pollet. No olvidemos también que hay muchas personas no binarias y mujeres cis en el mundo drag, como Morfina o la icónica Alice in Wonderland aquí en España. En cierto modo, el drag es un arte capaz de ponernos ante los ojos formas en las que los cuerpos son castigados y disciplinados por el poder hegemónico.

Bueno, para darle forma a estas fantasías también es necesario un desembolso ingente de recursos económicos. ¿Crees que el interés que está generando el mundo drag va de la mano de una mejora de las condiciones laborales del colectivo?

Quiero pensar que es así. Una drag queen es una empresa de servicios integrales de entretenimiento y está en nuestras manos que se nos empiece a valorar como tal, aunque es importante no desplazar la responsabilidad política hacia las artistas que en gran medida a menudo han sido mal pagadas, sino que debemos exponer y denunciar los tratos humillantes y a veces vejatorios que sufrimos; por otro lado, es importante que vayamos a ver a nuestras compañeras drags locales actuando y disfrutando de su forma de ver el mundo.

No puedo terminar esta entrevista sin preguntarte por tu paso por ‘Regias del drag’, pero, por favor, no me hagas ‘spoilers’, que los detesto. ¿Qué ha significado para ti formar parte del cast y qué te llevas de la experiencia?

Formar parte de un concurso de drag queens es realmente estresante, pero a su vez es muy enriquecedor. Para mí, poder dedicarme 15 días completos a hacer drag solo y exclusivamente supuso aprender mucho sobre mi personaje. Sobre todo, he aprendido qué cosas quiero y cuáles no quiero para mi personaje y para mantener viva mi fantasía drag. Por otro lado, vivimos en un mundo en el que las cosas pasan muy deprisa, los vídeos duran 15 segundos y las imágenes que recibimos al día son tantas que cuesta que algunas se queden en la retina durante mucho tiempo. Por eso, creo que poder disfrutar en exclusiva de los shows de mis compañeras de programa y de la experiencia completa en primera persona es algo que atesoraré en mi memoria durante mucho tiempo.

¡Bonituras, hasta aquí llegó la entrevista, me voy pitando que tengo el tractor mal aparcado!

‘Regias del Drag España’ se emitirá en Canal YOU! TV cada jueves a las 22.00 h. a partir de septiembre. 


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Ana

    Por Ana, el 14 septiembre 2022

    ¿Por qué durante toda la entrevista se omite que Pink Chadora es la pareja de Ángelo Néstore? Es un dato relevante para distinguir entre información y autobombo.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.