La M.O.D.A. actualiza eso de “ni contigo ni sin ti tiene mi mal remedio”

La M.O.D.A. actualiza eso de “ni contigo ni sin ti tiene mi mal remedio”

La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.)

Menéalo

Regresa La Maravillosa Orquesta del Alcohol (La M.O.D.A.) con su séptimo disco, esta vez un tratado de canciones donde los textos se nutren del cancionero popular burgalés, al que la banda se ha acercado a partir de dos libros del siglo pasado, escritos por Federico Olmeda (1903) y Antonio José (1932), que recopilan canciones populares burgalesas. En ‘Nuevo Cancionero Burgalés’ podemos escuchar eso de “Ni contigo ni sin ti, mi mal no tiene remedio. Contigo porque me matas y sin ti porque me muero”. “¿Cómo quieres que te quiera, si todo el mundo lo sabe desde el día en que nací?”. Comienzan su gira de este año con tres actuaciones en Burgos a partir de mañana.

La numerosa formación aporta ese carisma suyo folclórico y emotivo a unos textos de raigambre, suma a ese canto popular su destreza musical, creando un lazo que junta pasado y presente de un modo casi casual, natural. Para plasmar todo eso en una grabación han contado con la sabiduría de Gorka Urbizu, frontman de los navarros Berri Txarrak.

No es raro verlos lanzarse, tras inspirarse en músicas allende sus fronteras naturales, a su propio centro, sobrevolar el útero musical de su región, musicar unas letras ancestrales con su fresca y personal mirada. En esto consiste Nuevo Cancionero Burgalés, un bello ejercicio que busca en la raíz de su tierra la inspiración, la mirada de La M.O.D.A a lo más próximo.

Recientemente han cumplido diez años desde que publicaron su primer Ep, No Easy Road (2011); entonces cantaban en inglés, buscando en aquellos tiempos la conexión con la música de ultramar, arrojándose con decisión a dejarse empapar por las diferentes formas que adopta la expresión de la música. La M.O.D.A ha seguido ese camino y así nos lo muestran en este nuevo trabajo.

Os produce Gorka, de Berri; también lo han hecho Refree, Arkarazo o Steve Albini… Se ve que os gustan productores con personalidad.

Cuando llamas a alguien para que trabaje contigo y se involucre en tus canciones, es porque te gusta lo que hace y crees que puede aportar algo importante. Todos los productores con los que hemos trabajado son músicos que admiramos mucho.

¿Colabora alguien en el disco?

Realmente sólo hay una colaboración, la de Gorka Urbizu, que canta en No canto yo. Queríamos hacer este disco sólo los siete con Gorka como si fuera uno más y nos pareció buena idea que cantara ese trozo de la canción y quedara ahí para siempre. Es de lo más emocionante del disco.

Os flipa, habéis declarado, ir a lugares por ahí a componer, dentro de vuestras posibilidades. Esta vez, la cosa ha estado complicada con la pandemia, ¿cómo habéis hecho?

Los viajes siempre inspiran, pero esta vez ha sido mucho trabajo en Burgos, en el local y en casa. Eso sí, tuvimos la suerte de poder grabarlo en la Campiña francesa, en Black Box Studios.

Habéis declarado: no somos un grupo político ni de compromiso social. ¿Nos lo creemos?

Hablamos de lo que nos rodea y de lo que nos preocupa o emociona, no somos un grupo político. De hecho, en este disco todas las letras son de hace más de cien años, recogidas en el cancionero de Federico Olmeda (1903) y Antonio José (1932). Así que más que nunca podemos decir que intentamos tratar sentimientos universales, que perduran en el tiempo.

Más que a la alegría, lo vuestro es un cántico a la esperanza, ¿cómo veis este giro que ha dado el mundo en dos años?

Es una locura lo que ha ocurrido y algo inimaginable. Nosotros hemos sido unos afortunados al haber podido girar manteniendo a todo el equipo técnico. Por desgracia, ha habido muchas salas y profesionales que han tenido que renunciar a vivir de la cultura porque su situación era insostenible.

Recuperar, adaptar, reinterpretar el folclore de vuestra tierra, ¿ese es el ejercicio que hacéis en el nuevo disco?, ¿hay puristas que se echarán las manos a la cabeza?

No queremos abanderar nada de eso. No estamos reinterpretando ni renovando nada. Sólo alucinamos cuando nos topamos con los cancioneros y nos pareció un reto precioso retomar algunos de esos versos y hacer música nueva a partir de ellos. Hay estudiosos y apasionados de la música tradicional y popular que llevan toda su vida dedicada a la canción popular.

Estas canciones en las que habéis buceado, ¿os han traído recuerdos de abuelos o familiares ancianos?, ¿alguno ha tenido ese vínculo familiar con ese folclore burgalés?

Sí, claro, algunos de nuestros abuelos, los más mayores que ya no viven, fueron coetáneos de Antonio José, aunque más jóvenes que él. El vínculo con el folclore era casi inevitable, ya que las canciones populares eran muy frecuentes en los pueblos, sobre todo en situaciones de fiesta. Ahora contamos con altavoces y toda la música en un dispositivo, pero entonces dependían de sus recuerdos, sus voces e instrumentos para animar cualquier evento social.

En el folclore hay un marcado sentir político, hay canciones de un bando y del otro, ¿os habéis encontrado esa disyuntiva al bucear en el pasado? Antonio José fue fusilado en el 36, nada más empezar la Guerra Civil, como Lorca, por ser creador de cultura y no besar la mano de caciques o curas.

Estos cancioneros nos han llevado a conocer la realidad de sus creadores, la de Federico Olmeda, que era un presbítero y un gran músico que murió en el 1909, y la triste historia de Antonio José, que fue asesinado en el golpe de estado del 36. Es una desgracia lo que ocurrió, así como la cantidad de riqueza artística y cultural que se ha perdido por el camino. La obra de Antonio José, sin ir más lejos, estuvo oculta por su familia para evitar que la destruyesen. No volvió a ver la luz hasta 1980, cuando Franco ya había muerto.

El folclore plasma lo que vivió aquella gente: sus risas, llantos, celebraciones o pérdidas. A los que vendrán tras nosotros, ¿qué folclore les llegará?, ¿será a C Tangana, Loquillo o a vosotros a quienes recuperen los grupos dentro de cien años?

No lo podemos saber. Al igual que antaño, cuando las canciones se transmitían por tradición oral, sólo las mejores o las que más llegaban permanecían y se transmitían de generación en generación; en 100 años esperamos que pase lo mismo, que las canciones que hayan marcado y calado en las personas permanezcan. Los artistas pasarán, pero el arte y la cultura permanecerá.

‘Vasos Vacíos’ es el nombre de un vino fabricado exprofeso para vosotros, para conmemorar vuestro 10º aniversario. ¿Cómo os implicasteis con esto?

Queríamos hacer algo especial por los 10 años del grupo y se nos ocurrió esta colaboración con la bodega Balbás. Nos gusta poner en valor, desde nuestro lugar, los productos de nuestra tierra y de esa colaboración nació este auto-regalo.

Habéis tocado con los Dropkick Murphys, que ahora están de gira con Rancid, ¡grandes! ¿Alguna peculiaridad de esa banda?, ¿habéis visto el documental de Shane Mac Gowan, qué os ha parecido?

¡Aún no hemos visto el documental, pero lo tenemos pendiente! Para nosotros fue un sueño hecho realidad. Nunca lo habríamos imaginado, y aún menos con el poco tiempo que llevábamos como banda, poder tocar con ellos y con Frank Turner en dos salas tan importantes como La Riviera y la Razzmataz. Seguro que ver a los dos grupos de gira será algo increíble, Rancid es otro grupo enorme.

LA M.O.D.A. actúa hoy, mañana y el 15 en Andén 56, en Burgos. Más conciertos este mes: Santiago de Compostela (día 20), Vigo (21), A Coruña (22), Bilbao (27 y 28), Gijón (30).


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.