Liliana Colanzi, entre la ciencia ficción y el terror medioambiental

Liliana Colanzi, entre la ciencia ficción y el terror medioambiental

La escritora boliviana Liliana Colanzi con el premio Ribera del Duero.

Menéalo

La escritora boliviana Liliana Colanzi se ha alzado con el último Premio Ribera del Duero, uno de los concursos más prestigiosos de narrativa breve en habla hispana, por su colección de relatos ‘Ustedes brillan en lo oscuro’: seis historias que fluctúan entre lo onírico, la ciencia ficción y el horror social y medioambiental. Ante la debacle de nuestro ecosistema, cada vez más autores colocan el foco del horror en la destrucción del medioambiente y las funestas consecuencias del cambio climático y la falta de recursos.

Cuando uno acepta lo inconmensurable y lo extraño del tiempo, solo le quedan dos modos de enfrentarse a él: sentirse tan pequeño, insignificante y extraviado como una piedrecita desgajada de un cometa anónimo que da vueltas por los bastos abismos espaciales, o quizás, siendo perfectamente consciente de lo primero, no dejarse aplastar por la certeza de que miles de millones de cosas, de acontecimientos, de vidas han tenido lugar antes de la existencia de uno, y la tendrán después. El tiempo es múltiples tiempos a su vez: el tiempo del Universo, el tiempo de nuestra Tierra, el tiempo de un ciclo vital natural, el tiempo finito de una vida, el tiempo dilatado de un instante, el tiempo de la creación artística. Todos cabrían en una cueva. Sus paredes oscuras recogen pintadas rupestres esbozadas con sangre de recién nacido, excrementos de murciélagos mutantes, hongos fosforescentes y hasta una crisálida de luz caída del cielo que gira y gira y gira y explota y cambia nuestro ecosistema. Nosotros ya no estaremos aquí, pero el tiempo seguirá existiendo.

La lectura del relato La cueva provoca una increíble sensación de vértigo, de asfixia, de fascinación y de alivio. Es, a mi parecer, el diamante de múltiples caras dentro de esa caja de maravillas que ha resultado ser Ustedes brillan en lo oscuro, el libro de relatos con el que la escritora Liliana Colanzi (Bolivia, 1981) ha sido merecedora del VII Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero, organizado conjuntamente por la editorial Páginas de Espuma y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Ribera del Duero. La autora encierra algo tan inaprensible como el paso del tiempo y sus inabarcables significados en una formación rocosa natural. Por ella transitan nuestros antepasados más remotos, también las tristes vidas de nuestros coetáneos, fructíferas especies de animales y vegetales, estalactitas lentas pero pacientes y extraños objetos venidos de entre las constelaciones.

Los seis relatos que componen Ustedes brillan en lo oscuro brillan por inclasificables. Al igual que su anterior libro, Nuestro mundo muerto, –con el que Liliana Colanzi alcanzó una notoria fama literaria y que le llevó a ser incluida en la lista de los mejores 39 escritores latinoamericanos de menos de 40 años del Hay Festival–, estos cuentos tienen algo de ficción especulativa, algo de horror social, algo de anticipo apocalíptico, algo de denuncia social. Y también algo de grito feminista, rabioso, generacional. Los cuentos La deuda, Los ojos más verdes y El camino angosto están protagonizados por mujeres jóvenes que, atravesadas por distintas violencias –sobre el cuerpo, sobre la herencia, sobre las creencias, sobre las costumbres…–, se revuelven contra los barrotes de su limitada existencia.

Las otras dos narraciones del libro, Atomito y Ustedes brillan en lo oscuro, son –magníficas– muestras de un género en ciernes al que podríamos denominar “terror medioambiental” o “distopía medioambiental”. Ante la debacle de nuestro ecosistema, cuesta abajo y sin frenos –recuerden: nosotros ya no estaremos aquí, pero el tiempo seguirá existiendo–, cada vez más autores colocan el foco del horror en la destrucción del medioambiente y las funestas consecuencias del cambio climático y la falta de recursos. Colanzi recupera un fantasma del pasado, el del peligro nuclear, y nos habla de jóvenes pobres sin perspectivas de futuro, de gigantes empresariales sin escrúpulos, de políticos cegados por la ambición, de pequeños fragmentos abandonados entre las ruinas de un hospital que brillan como joyas espaciales y envenenan una aldea durante cientos de años.

El cuento que da título al libro está inspirado en el accidente radiológico de Goiânia de 1987. Colanzi escoge un acontecimiento histórico verídico y lo retuerce, le da una pátina tétrica y a la vez luminosa, lo arroja violentamente contra el lector, y así nos cuenta muchas más cosas. Es un método que comparte con otras escritoras latinoamericanas de su generación.

Durante la promoción de Ustedes brillan en lo oscuro, Colanzi coincidió, en el marco de las actividades organizadas la pasada primavera por la Feria del Libro de Madrid, con autoras como María Fernanda Ampuero o Mariana Enríquez. Las tres tienen una capacidad prodigiosa para sublimar lo terrible, lo insólito, lo peligroso. Cada una a su manera, con su estilo, sus referentes culturales y sus obsesiones particulares, pero unidas por una forma de mirar.

Todas rechazan tajantemente hablar de un boom de la narrativa escrita por mujeres latinoamericanas. El término es indudablemente comercial, y además malintencionado y paternalista, pues significaría tanto que escritoras como las tres mencionadas y Samantha Schweblin, Mónica Ojeda, Mariana Torres, Solange Rodríguez Pappe… son una moda literaria, como que las mujeres de América Latina nunca han escrito y están despertando ahora. Despiertan los ojos de quienes no las han querido ver. Amparo Dávila, Elena Garro, Jacinta Escudos, Angélica Gorodischer… Más inconmensurables y extrañas que el propio tiempo.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.