Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología

Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira.

TBA21-Academy y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza acaban de presentar ‘Organismo’, una iniciativa enfocada a las “ecologías críticas aplicadas”, que ensambla entidades públicas (como los ministerios de Cultura y de Ciencia, Innovación y Universidades) y privadas (como las fundaciones Arquia y Daniel y Nina Carasso) para poner en marcha a partir de enero proyectos que unen arte, investigación y ecología.

A través de seis –por ahora– casos de estudio, el programa se propone compartir y experimentar las nuevas formas de conocimiento que nacen de las conexiones entre arte, ciencia, acción pública y conservación. “El programa”, explican desde el propio Organismo, “destaca el potencial transformador de los artistas como motores de cambio al liderar proyectos interdisciplinares: son capaces de poner sobre la mesa nuevas preguntas, abrir nuevos imaginarios, mediar entre campos de conocimiento, hacer conexiones insospechadas, pensar y construir desde las relaciones”.

Estos colaboradores son instituciones públicas, fundaciones privadas y colectivos de prácticas diversas que aportan seis casos de estudio: Desde la recuperación de un bosque de 90 hectáreas en Castilla y León por parte del conglomerado turístico y vitivinícola de Abadía Retuerta, a la regeneración de un centro urbano en Córdoba a través de la creación de un mercado ecológico, el trabajo con el Museo de Altamira (Cantabria) para buscar soluciones que conecten la preservación del patrimonio con prácticas turísticas más sostenibles, o el cuestionamiento de la arqueología subacuática y el extractivismo de los fondos marinos, a través de la búsqueda de soluciones ecológicas en colaboración con el ARQVA Museo Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena (Murcia).

El programa combinará sesiones presenciales y online entre enero y junio de 2024. La convocatoria de inscripción para los alumnos está abierta hasta el 17 de diciembre en esta dirección: https://tba21.org/organismoES

ARQVA Museo Nacional de Arqueología Subacuática.

“El proyecto nace con el fin de explorar nuevas metodologías y configuraciones de actores en procesos de transformación ecológica”, explican desde TBA21-Academy, proyecto impulsado por la baronesa Francesca Thyssen, que acudió “ilusionada y entusiasmada” a la presentación de la iniciativa el pasado lunes en Madrid. “Trabaja con la hipótesis de que las prácticas en las que los artistas lideran proyectos interdisciplinares tienen un gran potencial para contribuir al cambio de paradigma cultural hacia formas de habitar el planeta desde la complejidad y la inclusión. Organismo se apoya en la experiencia que el programa TBA21–Academy ha desarrollado durante más de una década como incubadora para la investigación colaborativa, la práctica artística y la defensa del medioambiente. Se propone como catalizador de nuevas formas de conocimiento surgidas de la relación entre arte, ciencia, políticas públicas y conservación”.

Y añaden cuáles son las patas del Organismo: “Las líneas de investigación se realizan con los siguientes colaboradores que participan activamente en los casos aplicados de intervención: Abadía Retuerta, Fundación Arquia, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) – Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, Fundación Innovación, Transformación y Desarrollo (FITD), Plata (en colaboración con la Fundación Daniel y Nina Carasso), Sónar+D,  y los museos estatales ARQVA Museo Nacional de Arqueología Subacuática y Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira, Subdirección General de Museos Estatales – Dirección General de Patrimonio Cultural y Bellas Artes – Ministerio de Cultura”.

Es verdad que en la presentación del “Año Cero” de la iniciativa se abusó de la terminología a la que tan aficionados son muchos agentes culturales hoy día. Conceptos y explicaciones de este estilo: “Nuevas narrativas desde la periferia y los espacios intersticiales de la sociedad”, “construir redes afectivas en espacios de encuentro interdisciplinares”, “nódulos experimentales no normativos que acompañen las aproximaciones a las comunidades en territorios de futuro ecofeministas y espacios queer-art”, “futuros abundantes”, “trabajos desde los márgenes”, “píldoras de toma de conciencia”… Pero la iniciativa resulta novedosa, imaginativa e interesante, y precisará seguir su evolución de cerca.

Lo explicó María Buey, coordinadora del equipo Organismo / TBA-21: “No partimos de un proyecto cerrado desde el principio, sino que el primer año, el Año Cero, de enero a junio de 2024, será de aprendizaje, especulativo, abierto a partir de una convocatoria abierta, de carácter mutable, como el propio nombre indica, Organismo”. Vino a resumirlo así: “Una estructura de válvulas, flujos y membranas para generar cuerpos fluidos de pensamiento, que superen las estructuras dicotómicas que ahora dividen lo interno y lo externo, la teoría y la práctica”.

Evelio Acevedo, director gerente del Thyssen-Bornemisza y anfitrión de la nutrida convocatoria, destacó la labor de los artistas como “motores de cambio social”; “desde un museo como el nuestro siempre hemos creído en la capacidad del arte para conseguir personas más preparadas y sociedades con mayor calidad de vida e igualitaria para toda la ciudadanía”.

Rosa Ferré, nueva codirectora de la Fundación TBA21 (antes estaba al frente del centro cultural municipal Matadero Madrid), junto a Markus Reymann, se refirió en la presentación a una cita del estadounidense John Muir, uno de los padres de la ecología tal como la entendemos hoy, para explicar la transversalidad de Organismo: «Cuando tratamos de elegir algo por sí mismo, lo encontramos unido a todo lo demás en el Universo». Y continuó: “Organismo tiene como objetivo abordar el papel del Arte y las Humanidades para estudiar su impacto en la transformación eco-social; abre una comunidad de practicantes”. Subrayó que el propio término Organismo se refiere a un ser vivo, a algo nada estático, sino en permanente evolución, y a la vez a una entidad que realiza actividades y vela por el interés general. Ferré terminó señalando como línea de horizonte, tanto de la fundación como del recién alumbrado Organismo, algo que siempre ha sido empeño de Francesca Thyssen: “Construir espacios de paz”, más necesarios que nunca en tiempos de incertidumbres y violencias como el actual.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología – Escalando

    Por Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología – Escalando, el 08 febrero 2024

    […] 8 febrero, 2024 blogueame16 Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología […]

  • Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología – Marcos Flores Escamilla

    Por Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología – Marcos Flores Escamilla, el 19 febrero 2024

    […] Nace ‘Organismo’, una iniciativa que une arte, investigación y ecología […]

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.