Nadine Sierra debuta en el Real con una 'Sonnambula' hostil

Nadine Sierra debuta en el Real con una ‘Sonnambula’ hostil

La soprano estadounidense Nadine Sierra debuta en el Teatro Real interpretando el papel de Amina en ‘La Sonnambula’, de Vincenzo Bellini.

La soprano estadounidense Nadine Sierra cantará por primera vez en el Teatro Real de Madrid mañana, jueves. La que fuera última Lucia Di Lammermoor en la Ópera Metropolitana de Nueva York encarnará en Madrid a la protagonista de ‘La Sonnambula’ de Bellini en una nueva producción que firma la catalana Bárbara Lluch, que también se estrena como directora de escena para el coliseo madrileño.

Cuenta Bárbara Lluch que cuando el director artístico del Teatro Real, Joan Matabosch, se reunió con ella para proponerle que se pusiera al mando de esta joya del belcantismo pensó que le había tocado un regalo envenenado. Históricamente, esta obra de Bellini con libreto de Felice Romani, basado en el ballet-pantomima de Eugène Scribe, se ha considerado un quebradero de cabeza para los directores de escena que se han enfrentado a ella. Es una historia muy complicada de creer y difícil de llevar a escena sin caer en el cliché, el lugar común y, efectivamente, en la pantomima. Pero Matabosch siempre ha creído que la relación entre Amina y Elvino esconde realidades mucho mayores de las que tradicionalmente se le han atribuido.

Lluch, que pasó casi una década como ayudante de dirección en Covent Garden en Londres –y que ha firmado algunos éxitos de crítica y público como El rey que rabió, de Chapí, en el Teatro de la Zarzuela en 2021– terminó por enamorarse de la obra. No solo por contener algunos de los pasajes musicales más interesantes del autor de Norma, también porque encontró en La Sonnambula cierta forma de saldar cuentas con su propio pasado. Sin tocar una coma de la ópera, se encontró con un instrumento de denuncia. Un artefacto con el que alzar la voz sobre aspectos tan actuales y universales como el acoso, la posverdad, el fanatismo, la superstición, la violencia de la jauría humana cuando se enfrenta a algo que desconoce. Un megáfono para defender a una mujer sola, maltratada y diferente.

Matabosch y Maurizio Benini, director musical de esta producción, coinciden en señalar que la partitura de Bellini es de una “tremenda exigencia vocal”, lo que “ha supuesto que haya estado, cuando ha habido colosos capaces de defenderla, asociada a los grandes cantantes de todas las épocas”. Para el estreno, mañana, jueves, y encabezando el primer elenco junto al tenor vasco Xabier Anduaga, el Real ha confiado en la soprano estadounidense Nadine Sierra, una de las cantantes más solicitadas y dotadas de la nueva hornada de sopranos de la última década. Pero tampoco se han escatimado fuerzas para el segundo elenco, que protagonizarán la soprano Jessica Pratt y el tenor Francesco Demuro.

Sierra iba a haber cantado por primera vez en el Real en la entrega de los International Opera Awards, cuando estaba previsto que interpretase un par de piezas. Finalmente fue sustituida por la española Sabina Puértolas sin que se dieran mayores explicaciones de su caída del cartel. Por fin, la soprano que estrenó la temporada pasada la nueva producción de Lucia di Lammermoor de la Ópera Metropolitana de Nueva York, una provocativa y complicadísima propuesta de Simone Stone en la que cantó acompañada por el tenor mexicano Javier Camarena, se subirá finalmente por primera vez al escenario del Real.

En la rueda de prensa que se ofreció la semana pasada, Sierra se mostró muy cercana a la lectura que Lluch hace de esta ópera. La cantante no solo se estrena en el papel, también es su primer Bellini. “Cuando leí por primera vez el libreto, he de confesar que me sentí muy irritada por la historia que cuenta. Es cierto que no es más que un cuento y no hay que tomárselo al pie de la letra, pero probablemente haber sido sonámbula de pequeña me acerca un poco más al personaje. El teatro es un reflejo de las relaciones humanas y un lugar donde el espectador puede aprender lecciones. No me gusta pensar en la ópera meramente como en una fantasía, sino como un vehículo no solo para conmover al público, sino también para hacerlo creer y reflexionar”.

La Sonnambula cuenta, a grandes rasgos, la historia de una muchacha, Amina, que vive en un pequeño pueblo de las montañas, una sociedad cerrada, inculta y supersticiosa. En un episodio de sonambulismo termina entrando, de noche, por la ventana de la habitación de otro hombre que no es su prometido y durmiendo, sola, en su cama. Es acusada de infidelidad injustamente y a sabiendas de que es inocente por Lisa, que rivaliza con la protagonista por el amor de Elvino. Durante la confusión, Amina será repudiada, injuriada y vejada por todo el pueblo, excepto por una mujer, incluido su prometido y gran amor. Solo cuando la joven vuelva a sufrir una nueva crisis de sonambulismo, esta vez en público, frente a todo el pueblo, se comprenderá su inocencia.

El tenor Xabier Anduaga también debuta en el rol masculino protagonista de esta ópera, a la que califica por su dificultad como una auténtica “montaña rusa”. Benini quiso, además, poner en valor la complejidad de la partitura para el coro en esta ópera, que, según el músico, “actúa y tiene la relevancia de si fuera un cantante más” en La Sonnambula.

Lluch mostró su temor de que su propuesta sea considerada como feminista en un reduccionismo muy de los tiempos en los que vivimos. El jueves saldremos de dudas y comprobaremos si se quedan cortos o exageran eso que nos cuentan en la nota de prensa: “Bárbara Lluch rehúye la visión bucólica e idealizada del ambiente rural, desenmascarando a una comunidad cerrada, supersticiosa y hostil, reflejada en el bello y jerárquico vestuario de Clara Peluffo, en la coreografía de Iratxe Ansa y en la escenografía, que representa una naturaleza maltratada y herida diseñada por Christof Hetzer”.

Puedes consultar aquí las funciones y cantantes de ‘La Sonnambula’ de Bellini en el Teatro Real. 


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Isabel

    Por Isabel, el 15 diciembre 2022

    Gracias

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.