Nuestras granjas ecológicas: razas autóctonas en pasto multifloral  

Nuestras granjas ecológicas: razas autóctonas en pasto multifloral  

Vacas de la raza Caldelá, negras y de fuerte temperamento, de la ecogranja Biocoop, en Ourense. Foto: Anabel Dacosta.

Menéalo

Hace unos años, desde Tesouros de Galicia nos embarcamos en la grata tarea de recolectar, como frutos silvestres, historias rurales con las que elaborar una selección de granjas ecológicas. Lejos de la imagen elitista y urbanita que se le atribuye a lo eco, resultó que, como en los cuentos populares, cada una de ellas tenía moraleja: la de las personas que había tras ellas, que defienden el campo y los valores populares incluso más que sus detractores, poniendo en valor con orgullo y convicción moral nuestro patrimonio natural alimentario: bosques, ríos, flora y fauna autóctona. Sus productos transportan la sustancia del paisaje al paladar. Resulta admirable su compromiso ético con la sociedad y con el medio ambiente en la era del ‘fast food’. Un ejemplo para abrir boca: Biocoop, en Ourense.   

Cada una de estas granjas es un canto a la vida rural, que sus dueños esculpen como artesanos, labrando hábitats donde conviven con sus animales. Y cada una de ellas tiene historia y personalidad propia, como sus apasionados emprendedores, concienciados y críticos con la sociedad de masas, globalizada y virtual. Sus productos transportan la sustancia del paisaje al paladar, con sabores que retrotraen a la tierra de la que todos descendemos. Algunas de estas personas invisibles reniegan del término explotación, incluso del de granja, por su matiz industrial. Se reivindican ganaderos o “jardineros de la naturaleza”. Es de admirar la cultura y hasta la erudición que los mueve, y su compromiso ético con la sociedad y con el medio ambiente en la era del fast food. Empezamos por un ejemplo para abrir boca: Biocoop, en Ourense.

La Unión Europea prevé que en 2030 el 25% de la superficie agraria comunitaria se destine a producción ecológica. Las entidades de certificación constatan un interés al alza por lo ecológico de consumidores y productores, incentivado en parte por las ayudas de la PAC, que apuesta por la agroecología. El objetivo de nuestra lista era precisamente tejer una red que permitiera identificar en el mapa todos estos modelos y visibilizar mejor el origen de nuestros productos ecológicos (carnes, frutas, verduras, productos lácteos o vinos). La red invita a acortar la relación productor-consumidor, fomentando el agroturismo con visitas a las propias granjas. Para elaborarla se consultaron fuentes como CRAEGA y asociaciones de razas autóctonas como BOAGA bajo cuatro categorías y criterios de selección:

1. Granjas tradicionales con producción ecológica. 2. Granjas que apuesten por productos típicos, denominaciones de origen o razas autóctonas. 3. Agroturismos, granjas escuela o granjas que dinamicen lugares con patrimonio etnográfico o natural (pazos, hórreos, reservas naturales). 4. Granjas que apuesten por la eficiencia energética o las energías renovables.

Cooperativa Verín Biocoop  

Categorías: (1) Granja tradicional con producción ecológica (carne), y (2) Granja que apuesta por razas autóctonas y producto típico certificado (Ternera Gallega). Se puede visitar. Web: www.verinbiocoop.com 

Es la cooperativa más representativa de Galicia en conservación de razas bovinas autóctonas. Su objetivo: vincular la recuperación de las razas antiguas en peligro de extinción con el método de producción ecológico. Fue fundada en 1998 por 11 ganaderos que, a la vista del abandono rural, decidieron sumar fuerzas y concentrar parcelas para pasar de sus pequeñas explotaciones intensivas a trabajar en ecológico y extensivo. Está formada por 30 ganaderías y 2.000 cabezas de ganado en una superficie de más de 6.000 hectáreas. Las llamadas Morenas del Noroeste (Vianesa, Frieiresa, Cachena, Caldelá y Limiá) son, junto con la raza Rubia gallega, razas singulares de Galicia, y se caracterizan por estar secularmente adaptadas a su orografía y su clima, así como por sus cualidades innatas: rusticidad, resistencia, fertilidad y gran inmunidad, que, favorecidas por el cuidado ecológico (ausencia de estrés, acceso a flora silvestre de propiedades terapéuticas), permite prescindir de medicamentos. Poseen grandes cualidades organolépticas en su carne, muy apreciada. A estos ganaderos les une una convicción ética: abogan por la soberanía alimentaria de los territorios y por un equilibrio de precio justo para el productor y el consumidor, teniendo en cuenta el valor social añadido de los productores ecológicos: salud, medio ambiente, cambio climático…

Las protagonistas

«Su origen se pierde en la noche de los tiempos, desde el Bos taurus primigenius» y para estos ganaderos tienen alma: además de la Rubia gallega, ampliamente introducida en toda Galicia, todas las «Morenas» proceden de la provincia de Ourense: la Cachena es la más pequeña de las razas gallegas –y claman que la más pequeña del mundo–. Tiene unas mandíbulas fuertes y unos larguísimos cuernos; la Vianesa es de tamaño mediano y de pelo castaño, muy resistente y está acostumbrada a trabajar en los terrenos más difíciles; la Frieiresa es originaria del Condado de Conso-Frieiras, limítrofe con Castilla, ubicación que la llevó al borde de la extinción por la introducción de razas extranjeras; la Caldelá, la única de piel negra, con un temperamento muy fuerte que las pone nerviosas con las personas que no conocen; y la Limiá, que es del Condado de A Limia, con piel morena, muy fuerte y con un temperamento tolerante y tranquilo.

Visitas a la Granja Outeiro 

A unos 15 kilómetros de Verín, en cuyo contorno se puede hacer noche en casas de turismo rural, la granja Outeiro es una ganadería familiar que abandonó la agricultura convencional para apostar pioneramente por las razas autóctonas en ecológico. Cuenta con 100 hectáreas (en fase de expansión en la cercana aldea de Pedroso), por las que pastan alrededor de 120 vacas de raza Vianesa. Se encuentra en Outeiro (Riós, Ourense), paisaje de media montaña a unos 900 metros de altitud, rodeado de castaños, robledales, pozas, manantiales, pradería y fauna salvaje, que dan como resultado ecosistemas ganaderos casi autosuficientes, que reproducen el esquema de la naturaleza respetando la etología de los animales.

El producto final no es el objetivo sino la consecuencia

Su filosofía considera al ser humano parte de la naturaleza, sensible y responsable de ella: «Si concebimos nuestra actividad desde una perspectiva holística, el concepto fundamental sería la interrelación con la totalidad, y siguiendo el mensaje de Hipócrates, si somos lo que comemos, el ganado debe estar libre de estrés y de pesticidas, alimentado por la propia naturaleza, en armonía con su paisaje. Ofrecemos beneficios sociales: nuestros rebaños son brigadas contraincendios y abren nuevas posibilidades para fijar población en el rural. La ganadería orgánica no tiene nada que ver con la agricultura industrial porque, además de incorporar el estudio de la ciencia y la biología, también se apoya en la sensibilidad humana. Podemos afirmar categóricamente que somos auténticos jardineros de la naturaleza».

La cara detrás de Biocoop José Luis Vaz, ganadero y presidente de Biocoop, a punto de cumplir 70 años, derrocha simpatía y vitalidad, luciendo una melena blanca al viento a lomos de su moto, uno de sus hobbies. «Sigo siendo un hippie. Yo no soy de los de la boina, soy un ganadero de hoy en día, conectado con el mundo y conectado con todas las sensibilidades. La pasión y la afición por las cosas que me gustan no la pierdo, como si tuviera 20 o 30 años».

José Luis Vaz, ganadero y presidente de Biocoop.

Para vuestra ganadería en extensivo aprovechasteis el abandono rural concentrando parcelas. ¿Crees que es una solución al problema del abandono que sufre el campo?

Esa sería la llave para revertir el abandono rural. Con la atomización y el minifundio secular gallego es inviable hacer ganaderías suficientemente extensivas para que sean rentables. Mis padres en los años 60 emigraron a Vigo para dar un futuro a sus hijos, como tantos. No había posibilidad de relevo generacional. Cuando yo volví en 1984, me encontré ese mismo campo atomizado, así que primero tuve una ganadería intensiva de leche. Según fue abandonando la gente el rural pude, en 1998, juntar superficie suficiente para cambiar a una ganadería extensiva de razas antiguas.

¿Por qué diste ese paso?

Yo había ido a ver lo que se hacía en el norte y centro de Europa, invitado por el ministerio en viajes para jóvenes agricultores. Visité ganaderías ecológicas y biodinámicas, y quería plasmarlo aquí. Pero no fue posible hasta 1998. Además, no me gustaba el sistema intensivo, lo que tenía que hacer con mis vacas… No estaba feliz por dentro con ese tipo de manejo, por todos los medicamentos que había que usar. Tuve que esperar a que cambiara la realidad. Yo ya conocía estas vacas antiguas de una manera, digamos, emocional, porque era con las que trabajaba mi padre.

Leí que promueves la variedad multifloral de los prados naturales. 

Aquí hay prados que tienen 30 o 40 variedades diferentes de plantas, no es como en una pradería artificial, donde hay 2 o 3. Y eso se nota en la carne. No hace falta arar y sembrar como antes, que eso no es muy ecológico, sino restaurar la pradería natural antigua, y eso se consigue con el “efecto rebaño”, efecto pisoteo, del ganado. Si tú ayudas a desbrozar en zonas muy cerradas, después la propia actividad del ganado consigue eliminar la maleza y que eso se convierta en un prado natural, y surgen las variedades florales autóctonas que manan per se del suelo.Otra cosa que hago en zonas donde hay mucha maleza es alimentar a las vacas con forraje directamente sobre el terreno, así su actividad asfixia las raíces y al cabo de un año o año y medio, con la pala del tractor haces montones de compostaje y sacas material para abonar la pradería. Es un abono mineralizado que aporta todos los nutrientes que necesita el prado, sin tener que acudir a sustancias químicas. En la lucha contra el cambio climático la variable que marca la diferencia es la ganadería sin lugar a dudas: reproducir el esquema ancestral de los rebaños en libertad, moviéndose perseguidos por sus depredadores.

Aquí muchos depredadores ya no quedan, así que supongo que vivirán más tranquilas… 

Déjate de leches, que empieza a haber lobos ¿eh? Normalmente me joden uno al año, este año ya van cuatro. Pero lo doy por bien empleado. Los lobos tienen su sentido dentro de la naturaleza. Lo único es que la sociedad tiene que pagarnos por los daños.

¿Y respecto a las críticas a la ganadería por su contribución al cambio climático? Las emisiones de metano es un sambenito que nos han colgado, pero nos meten a todos en el mismo saco y no tienen nada que ver las emisiones de la ganadería industrial con las nuestras. Nosotros en CO2 somos neutros, o si quieres negativos. Las ganaderías extensivas como las nuestras que alimentan sus animales en base a praderas naturales constituyen unidades ganaderas casi autosuficientes y muy poco contaminantes, que absorben más CO2 del que emiten a la atmósfera.

Y el futuro…

Nosotros proponemos una reforma estructural del sector primario gallego, aquejado de un abandono y despoblamiento endémico desde hace décadas, y que propicia la muerte paulatina de nuestro medio, la proliferación brutal de incendios en la Galicia interior, que acentúa y agrava el cambio climático, en el que ya estamos inmersos. La solución es a nuestro entender clara y meridiana: revivifiquemos nuestros campos con vida animal: vacas, caballos, ovejas, cabras, etc. En libertad, en ganaderías bien extensificadas, que contribuyan mediante el efecto rebaño a la limpieza y regeneración de amplias zonas que hoy son simplemente material combustible. Es la única apuesta viable de futuro. ¡Donde hay ganadería, no arde!
*Reciben pedidos del extranjero, pero priorizan el mercado nacional por sostenibilidad. Tienda online: Verín Biocoop 

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • PMF

    Por PMF, el 18 octubre 2022

    Bueno antes de nada no estoy encontra de las produción ecológica, si encontra de ciertos personajes vendedores de humo .
    Me Gustaría que estos tipos de artículos estuvieran documentados antes de escribirlos( hay grandes profesionales ,Ingenieros agrónomos, técnicos agrícolas veterinarios, universidades y centros de investigación agraria para consultar).
    Vamos por partes,(pasto multifloral ) las vacas son rumiantes ,comer flores bueno no se de donde sale ese término inventado.

    Multifloral definición :Que produce o encierra muchas flores. Las vacas no son abejas melíferas…
    Definición de pradera:
    1. f. Conjunto de prados.

    2. f. Prado grande.

    3. f. Lugar del campo llano y con hierba.

    Sobre las emisiones de co2 dice que son neutros que no son como la ( ganadería industrial) término inventado para atacar a la competencia porque, vacas son vacas
    cual es el estudio científico que avala ese comentario que dice este personaje:

    EMISIONES DE ÓXIDO NITROSO EN PASTOREO ROTACIONAL
    D. BÁEZ, A. LOURO, A. ROCA, J. CASTRO, M.I. GARCÍA
    Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM) INGACAL. Xunta de Galicia,
    RESUMEN
    Galicia por sus condiciones climáticas posee una gran capacidad para producir pastos que
    pueden ser aprovechados directamente por el ganado en pastoreo o conservados en forma de
    silo, reduciendo costes de producción y entradas de nutrientes en exceso propios de sistemas
    intensivos. En sistemas de pastoreo la carga ganadera constituye un factor clave en la gestión
    de las praderas. Un incremento favorece el aprovechamiento y calidad del pasto pero también
    puede incrementar la emisión de gases de efecto invernadero como el óxido nitroso (N2O). El
    objetivo del trabajo es cuantificar las emisiones de N2O producidas en un sistema de vacuno de
    leche en pastoreo rotacional y evaluar el efecto que la presión de pastoreo tiene en la emisión.
    Para ello, entre los meses de abril y noviembre del 2007 se llevaron a cabo determinaciones
    de N2O, utilizando cámaras cerradas, en praderas de raigrás italiano y trébol blanco con diferente
    presión de pastoreo. Se observó que la presión de pastoreo en las parcelas condicionó
    la emisión de N2O produciéndose un aumento del 9,6% en las emisiones de N2O cuando la
    intensidad de pastoreo se incrementó un 12%. La primavera y el otoño fueron los periodos que
    contribuyeron en mayor proporción a la emisión total de N2O.

    Sobre ganadería extensiva y incendios creo que se puede comprobar número de incendios en zonas de ganado extensivo , con zonas de ganadería intensiva. Se sorprendería comprobar el resultado ,consulten ustedes el PLadiga 2022 , miren los concellos con más actividad incendiaria y número de explotaciones de ambos tipos…..
    Podría seguir con sin fin alusiones al contenido en este artículo … pero me da pereza….
    Pues la verdad este tipo de ganadería ecológica y sin subvención de la pac la cual se puede consultar en página Fogga las cuantías puesto que es información pública no SON VIABLES PORQUE NO SON RENTABLES la intensiva en menor medida ( depende del buen ganadero de lo profesional que sea claro está).

    ***
    EL ASOMBRARIO quiere explicar a sus lectores que este mensaje ha sido editado para eliminar descalificaciones personales. Los editores de la revista aclaran que el comentario ha sido enviado por una cuenta anónima (con lo que eso significa) y que las faltas de ortografía y gramaticales se han respetado en origen.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.