¿Para qué sirve un marido?

¿Para qué sirve un marido?

Fotograma de la película ‘Tres pisos’, de Nanni Moretti.

Menéalo

Contéstese a esta pregunta con algo de sentido del humor y sinceridad: ¿los esposos aportan o reducen el miedo de la pareja? Sea cual sea la respuesta, lo más seguro es que la salvación no provenga de someterse al ‘cobijo’ de la vida matrimonial. Los maridos suelen ser más miedosos que el miedo, porque ese rol los lleva a sus propios abismos del pavor de vivir y no cumplir.

A la pregunta ¿para qué sirve un marido? muchas personas responderán diciendo que da seguridad, cobijo, compañía, o buscarán palabras que conjuguen esas sensaciones de tener la vida bajo control. La contrapregunta sería: ¿un marido calma el miedo o lo alimenta? Un buen marido, digo (y no me maten), ¿ayuda a relativizar ese miedo interior –que hay quien llama angustia existencial– o contribuye a su buen mantenimiento?

Léase con algo de sentido del humor y una pizca de honestidad: los maridos suelen ser más miedosos que el miedo, porque ese rol los lleva a sus propios abismos del pavor de vivir y no cumplir.

Esta semana de renovadas amenazas víricas (ya parece esto la fábula de Pedro y el lobo), una vecina mayor tres veces inoculada (plus gripe estacional) me avisó que no iría a la presentación de un libro que le hacía gran ilusión porque su marido le había advertido que “la cosa se ha puesto fea” y que ambos querían “vivir un poco más y ver crecer a sus nietos”. Textual. Ante semejante mutilación vital, solo atiné a preguntarle si no le parecía que vivir era hacer lo que deseaba, con cuidado, pero sin encerrarse. Era una cuestión retórica, porque sé que una esposa de casi 80 años que se ha mantenido leal en ese lugar, durante tantas décadas, difícilmente se atreva a desautorizar la perspectiva y la prevención marital. Otra cosa sucede cuando, por fin, esas esposas se liberan de la precavida e incontestable razón de un marido, algo que muestra, sin ambages, el realizador Nanni Moretti en Tres pisos, su última película, sobre novela homónima de Eshkol Nevo.

Réquiem de los buenos esposos

Nada más y nada menos que el veterano y adorable gruñón Nanni Moretti elige rodar una historia en la que muestra descarnadamente todo el miedo que un marido puede aportar, en una relación corta, mediana o larga. Hay en esta historia cuatro familias de un mismo edificio romano, con sus respectivas ramificaciones parentales y cruces barriales. En todas, hay un marido que es muchos: el ausente-exigente; el padrazo amoroso de doble moral; el inflexible y, por último, el que ha perdido sus facultades viriles y, sin embargo, resulta sospechoso de abusar de alguna hombría remanente.

Sorprende que sea Moretti (un señor nacido en 1953), sobre libro de otro señor, quien elabore este entretenido e interesante mea culpa masculino. Sin duda, este drama antirromántico-vecinal nos invita a recuperar la esperanza en la reflexión de los hombres. Lo que el realizador admite (según guion que firma también Federica Pontremoli) es que un hombre lo que defiende, ante todo, es su mandato social de género. Esto significa que un marido será el refugio de su esposa hasta el momento en que tenga que elegir entre cumplir el papel (familiar e históricamente) asignado o exponerse a perderlo quedándose como aliado de su mujer.

La madre por antonomasia de esta película es Dora (Margherita Buy), que tiene que lidiar con la gran angustia culpógena de haber criado a un hijo que no asume las consecuencias de actos monstruosos. Su marido es el respetado juez Vittorio Bardi (Nanni Moretti), una firme columna familiar. Bardi constituye una figura implacable que le hace sentir a Dora el amparo de un techo sólido, tan sólido que pesa. El juez es taxativo en sus demandas y Dora acata, con todo el dolor que esto significa para su profunda convicción materna. Su liberación deberá esperar (porque a veces las mujeres creen que no pueden vivir sin un marido).

En el filme hay otra madre frágil, que es Mónica (Alba Rohrwacher), quien procura cumplir con las expectativas de un marido siempre ausente, pero con control sobre cada asunto afectivo y doméstico. Mónica intenta pedir ayuda, pero el marido ya ha decidido cuáles son las tareas a las que su mujer debe abocarse… y quizá hasta crea que la ayuda con sus instrucciones.

Frente a Dora y Mónica, hay algunas mujeres fuertes: las primeras valientes son las niñas de la película y, además, las adultas que se permiten expresar lo que sienten y toman decisiones, aunque haya maridos que puedan quedar a un costado del camino. Es el riesgo, claro. Este es el caso de Sara (Elena Lietti), harta de las paranoias de Lucio (Riccardo Scamarcio), un marido que parece ser el más dedicado y preocupado padre del mundo hasta que la tentación se presenta a su puerta. Un pusilánime, en síntesis, al que la sensata Sara le tiene una paciencia infinita, pero sin ceder a ningún chantaje, por puro amor comprensivo (que es el que solemos practicar las mujeres, y quizá también como mandato de género, ojo).

Semana de salvación

La salvación de una mujer nunca será un hombre, parece decirnos Moretti y, menos que menos, un marido, apuntalamos. Los maridos aman hasta que su armazón de género se pone en duda; entonces, u odian o, peor, se someten a cualquier debilidad-de-la-carne, incluso aunque vaya en contra de todo lo que pregonaron, incluso aunque alimente sus propios fantasmas y los deje revolcándose en las tinieblas de la deshonra (pero con su rol de género intacto).

De ahí que, en épocas navideñas, no sea baladí recordar que la salvación de los hombres no será la venida del hijo de Dios, sino que podría ser una mujer. Esa mujer es la que probablemente les ayude a los maridos a sanar el trauma del golpe que la sociedad les ha propinado con ese armazón férreo de lo-que-hay-que-ser-como-hombre-de-verdad. Algo así como desmontar la desdicha para ver qué lleva dentro.

Por último, un homenaje. Esta semana ha muerto bell hooks, nuestra maravillosa mujer-faro, de luz grande, aunque ella eligiera las minúsculas para su nombre. Así, esta columna terminará con una cita suya: “En la actualidad, una mujer que habla de amor sigue siendo sospechosa. Quizá porque todo lo que una mujer instruida puede decir sobre el tema constituye una amenaza y un desafío directo a las visiones ofrecidas por los hombres”.

¡Feliz Navidad!


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Juan

    Por Juan, el 19 diciembre 2021

    Ese comentario que le hace el marido a la mujer mayor no se deduce que sea impositivo. Al revés procedentes de mujeres a sus maridos, loos he oído a espuertas: no voy al baloncesto porque mi mujer dice que puedo traer el virus a casa, no salgas en bicicleta con este frío, etc, etc, etc. No niego que durante mucho tiempo se haya impuesto mayoritariamente la voluntad masculina. Pero vendría bien empezar a ver las situaciones con una visión más amplia en la sociedad española actual. No caigamos en la estigmatización.

  • Angel

    Por Angel, el 19 diciembre 2021

    Buenas para que sirve un marido ?
    Pues lo primero tratarla bien y darle todo el cariño que se merece..y tenerlo para lo bueno, y para lo malo.
    Mi marido es una locura de hombre y muy buen tío..que está para todo.
    Y que quieres que te diga más..pues lo que nos imaginamos todos..

    Un Saludo..

    • Laura

      Por Laura, el 21 diciembre 2021

      Para que sirve un marido?
      Los hombres no son objetos, no es el echo de para que sirven y para que no sirven son personas, si tu marido quiere salir con sus amigos, tu no eres quien para andar prohibiendoselo, ya que eres su relación amorosa no su dictadora, el hace lo que le de la gana, igual que luego vosotras os pirais con vuestras amigas por ahí o le intentáis poner celoso a vuestro marido para que esté más a vuestras órdenes, son personas.
      Luego dicen las feminazis que si nos tratan los hombres como a objetos y luego hacéis lo mismo.

  • Nieves

    Por Nieves, el 19 diciembre 2021

    De verdad, creo que es totalmente anacrónico este artículo. Una cosa es la desigualdad que, desgraciadamente, aún sufrimos en muchos ámbitos y otra cosa es un texto decimonónico. Considero que argumentos tan maniqueístas no nos benefician, al contrario.

    • Lidia

      Por Lidia, el 20 diciembre 2021

      Ninguna persona madura puede utilizar a otra como una simple muleta ni vivir 100 % por los dictados de alguien más. Dicho eso, le diré que mi marido, desde hace 21 años, es mi compañero, mi aliado, mi amigo, mi cómplice y mi amante y nuestra relación, una gran fuente de dicha y de desarrollo humano para ambos. Por supuesto, vivir en pareja implica no hacer siempre tu santa voluntad o salirte con la tuya en absolutamente todo, porque una buena parte de las decisiones son consensuadas. Mi marido es ese maravilloso interlocutor con quien siempre tengo tema de conversación, risa y reflexión, ya sea sobre un libro, una película, la sociedad, la política, las peripecias cotidianas. Hace unos nueve años, todavía relativamente joven, tuvo un cáncer, que superó. La segunda cirugía fue dura y me dejaron pasar a verlo un momento, cuando todavía estaba medio grogui por la anestesia y se veía francamente mal. Por más que me controlé, él percibió mi angustia y la primera pregunta que le hizo a la enfermera, al despertar del todo, varias horas después, fue: «¿Cómo está mi mujer?». La enfermera le respondió muy molesta: «¡Qué mujer ni mujer, preocúpese de usted, que es quien está lleno de tubos!». Y luego ella misma me hizo la anécdota con un rentintín de envidia en la voz, y casi ridiculizándolo. Porque las mujeres también podemos ser muy cabronas, sobre todo entre nosotras. Así que oiga, no será Dios, pero eso no me importa porque soy atea, pero un buen marido puede servir para mucho, entre otras cosas, para hacernos descubrir nuestra capacidad de amar y la alegría de ser amada. Sobre todo si lo ves como un compañero de vida y no como alguien que te resuelva económicamente la vida.
      Pero todo esto ya lo dijo en 1882 José Martí en un artículo: «Nótase en esta tierra nueva, gran premura por dar a la mujer medios honestos y amplios de su existencia, que le vengan de su propia labor, lo cual le asegurará la dicha, porque enalteciendo su mente con sólidos estudios, vivirá a la par del hombre como compañera y no a sus pies como juguete hermoso, y porque, bastándose a sí, no tendrá prisa en colgarse del que pasa, como aguinaldo del muro, sino que conocerá y escogerá, y desdeñará al ruin y engañador, y tomará al laborioso y sincero».

    • VAYAPORDIOS!

      Por VAYAPORDIOS!, el 20 diciembre 2021

      Si este artículo lo escribe un hombre y en lugar de hablar del marido habla de la esposa, lo crucifican vivo. Y lo cierto es que comentarios bien intencionados, que atemorizan al otro cónyuge para hacer o no hacer algo, por miedo a sufrir algún perjuicio, actualmente los hacen tanto hombres como mujeres. Me atrevería incluso a decir, que antes de que la mujer se incorporará al mercado laboral, más allá del propio del cuidado del hogar y los hijos (que no es poco trabajo), era ella quien en su papel de madre y esposa preocupada los hacía con más frecuencia (probablemente por la dependencia económica a la que estaba sometida).

  • Sergi

    Por Sergi, el 19 diciembre 2021

    Hola.
    La desazonadora experiencia que tuvo usted con esa señora que pudo ir a la presentación del libro, se produce por fortuna en personas de cierta edad, y deja de observarse ese sometimiento femenino en personas nacidas alrededor de los 70-80, donde se nota un cierto equilibrio a la hora de tomar decisiones en el ámbito de las parejas.

    Esto lo digo yo, con mis experiencias vitales y restringido al entorno de mi ciudad/provincia.

    Observo casos puntuales en personas nacidas a partir de esa época, en efecto, de machismos. Preocupante en el caso de jóvenes, por cierto, y que tienen relación con un tipo de música que denigra a la mujer. Pero quiero pensar que son un terrible y curioso caso de moda musical que desaparecerá.

    Pero también los hay de sometimiento contrario, en los que el hombre tiene miedo de no poder enfrentarse solo a los problemas que nos ofrece la vida, al pensar en un divorcio.
    Ya no observo comentarios del tipo «eso son cosas de hombres».
    Y veo notables casos de padres que se quedan al cuidado de sus hij@s los sábados a la tarde/noche, ecahn las tardes en los parques, o que tiran del carro de las tareas familiares mientras sus parejas femeninas acuden a yoga, tai-chi o crossfit a diario.

    Quiero decir que quizá estemos llegando al punto de que se acaba la discriminación por sexos, y poco a poco se está estableciendo una dictadura por parte del miembro con «más carácter» de la pareja, sea él o ella.

    Un saludo.

    • Bsv

      Por Bsv, el 20 diciembre 2021

      Yo añadiría que la gran realidad silenciada es que hay gran mayoría de maridos que piden permiso a sus mujeres antes de tomar cualquier decisión. Hay muchos hogares donde el más sumiso es el marido y reina un matriarcado hogareño entendido y asumido, como digo silenciosamente. No se puede hablar de maridos como si se tratara de una raza donde todos son iguales. Aunque puede que a gente con ideas fijas no les entre en su cabeza, les puedo asegurar que entre los maridos hay muchos seres humanos.

  • Dani

    Por Dani, el 19 diciembre 2021

    He leído el artículo llamado por la curiosidad, para ver si había una respuesta al titular. Lo triste es que tras dar muchas vueltas solo se ve una generalización: no sirve para nada. Me cuenta comprender el ambiente en que crecen y viven quienes pueden opinar así, haciendo estás argumentaciones tan alejadas de una realidad mucho más rica: hay maridos que no sirven para nada, igual que hay esposas que tampoco sirven para gran cosa; hay amantes, novios o parejas que solo sirven para el sexo porque pagada de sí misma, la persona cree que sola y autosuficiente, cualquier persona vive mejor.
    El marido, o la mujer, son, o deberían aspirar a ser, parte de uno mismo; en una relación sana, en un matrimonio sano (que haberlos haylos y muchos, me consta) cada uno tiene su carácter, su forma de ser, sus gustos… hay un apoyo mutuo, un cariño y un amor, una decisión personal mutua de amarse y poner a la otra persona como prioridad.
    No sé con qué maridos os habréis encontrado (ni con que mujeres se habrán encontrado quiénes se quejan de ellas) pero no serán todos tan malos…

  • Juan José Suárez Cruz

    Por Juan José Suárez Cruz, el 19 diciembre 2021

    Buenos días, entiendo y respeto su artículo sobre el hombre de hoy día, creo todo lo que dice aunque haya visto poco de esas mujeres que aunque no lo entienda siguen estando con un hombre porque les de «calidad de vida», soy hombre, marido, padre y abuelo, y muy feliz con mi amada esposa, mi caso es el de un niño que lo pasó tan mal con su padre, que no ha querido ser como el… Hoy día después de vivir 38 años con la misma mujer(con ella me hice hombre, la primera y única) sigo estando enamorado y muy agradecido a ella por ser tan valiente y entre los dos tener una maravillosa familia, se en lo que algunos hombres se han convertido o venían así de fábrica pero todavía quedamos hombres que respetamos a nuestras compañeras/amigas/amantes/esposas, sin más un saludo y mi enhorabuena por su trabajo.

  • Dunia

    Por Dunia, el 19 diciembre 2021

    Hola soy Dunia…d pequeña me enseñaron q el matrimonio era…respeto amor confianza etc…hoy día llevo 29 años casada y es todo lo contrario…pienso q será por cultura soy musulmana y la mujer todavía no hemos avanzado pq siempre esta el marido q no te deja ser ni opinar la mujer q llevamos dentro…es mi opinión.gracias.

    • KALAS

      Por KALAS, el 20 diciembre 2021

      Por muy triste o irreal que suene, he de coincidir contigo con todo mi pesar. No digo esto sin saber. Yo soy español y mi novia musulmana y casi a diario tengo que ver esos comportamientos por parte de hombres y mujeres musulmanes de opresión hacia lo que puede y no puede hacer una mujer. Que los hombres musulmanes sean machistas y déspotas lo puedo entender, al fin y al cabo su comportamiento está basado en la simple y aplastante victoria. Es muy fácil decirle a la mujer que no trabaje, que se dedique a cuidar a los hijos, que no salga de la casa, mientras el marido musulmán hace y deshace a sus anchas, sin ningún tipo de pudor y remordimiento. Creyéndose el único benefactor puro de la familia y responsable de su destino, empequeñeciendo a la mujer y contando mentiras acerca de cómo será la vida si se aleja del calor de su abrigo. Puedo entender esa postura del hombre musulmán, ya que una vez llegue la boda, esa mujer debe estar con ese hombre haga lo que haga y si esa mujer lleva un ojo morado su propia familia le dirá….algo le hiciste malo a Mohammed….en fin…es desagradable hasta decir basta.

      Sin embargo lo que no puedo entender es ese comportamiento en las mujeres musulmanas, ya que precisamente ellas han sufrido el ser vendidas como ganado a hombres que nisiqueira conocían. Siendo obligadas a casarse con alguien que ellas no eligieron y a pesar de su completa desdicha, siguen perpetuando ese error en sus hijas. Casandolas con extraños (o peor aún, con primos) cuando apenas cumplen 18 años. Prohibiendoles toda posibilidad de elección, de libre albedrío, de amor sincero…. Y si no quieres acatar ese ciclo vicioso, retorcido e infecto…entonces eres una puta. Palabras de mi suegra a mi novia por estar con un español. Quizá algún día las mujeres musulmanas puedan encontrar su propia esencia y libertad. Animo dounya.

      • Nur

        Por Nur, el 21 diciembre 2021

        Muy a mi pesar, tengo que estar de acuerdo en cierta parte del comentario, pero también le diré que todo depende del contexto socioeconómico y cultural. Soy musulmán, como mi mujer, mis padres, y prácticamente toda mi familia, mi madre era antaño cristiana por educación y ahora es musulmana por convicción, a veces pienso que ella es la única musulmana realmente por qué los demás nos hemos criado con esa cultura. En mi casa, siempre ha habido un papel crucial en ambos géneros. Ambos géneros han estudiado, han trabajado, se han especializado, han sido educados en la igualdad y en el esfuerzo y es así que a día de hoy, tanto nuestra familia como nuestro entorno, distan mucho de la realidad que usted ha plasmado en su comentario, y además distan mucho de la triste realidad que nuestra compañera Dounia vive. No quiero ocultar que esa realidad existe, es así, existe, y en ciertos lugares es más arraigada h más cruel todavía. Pero no tiene absolutamente nada que ver con ser o no musulmán, indi o creyente en el valhala, más bien es una cuestión socioeconómica y cultural. Salud

  • Bonito Boniato

    Por Bonito Boniato, el 19 diciembre 2021

    Vamos a hacer el ejercicio inverso: ¿ Para qué te sirve tu esposa?. Pues intelectualmente nada ( tenía que explicarle el Excel y hacerle la Renta ¡!. Biológicamente: al haberse atiborrado a la pastilla antibaby muuucho antes de conocerme no ovulaba y tuve que pagar el ICSI inseminación pero no la normal ( la SS no le valió a mi mujer ) de mis dos hijos. Vamos cada uno que saque la conclusión que somos mayorcitos ( incluye las féminas según la RAE)…

    • Manolito

      Por Manolito, el 20 diciembre 2021

      La verdad es que he disfrutado el articuloide.

      Cómo disfrazar una soflama antivacunas de alegato feminista, y redactarlo desde el enfoque más absolutamente machista que puede hacerse de una pareja heterosexual.

      Mi más sincera admiración ante tamaña paradoja, cuasi sublimación del absurdo.

      Iba a desearle suerte en su búsqueda de marido, pero bien pensado, me lo voy a ahorrar…cualquier cafre le servirá. ¿Verdad?

      Suerte en la vida y ánimo en el largo camino que tiene que recorrer.

  • Nacho

    Por Nacho, el 19 diciembre 2021

    sólo he leído a trozos vaya por delante porque es muy extenso, pero sólo decir que el respeto a la libertad pasa por respetar también a quien desea vivir con un marido, q por cierto, lo de la pareja es algo ancestral desde la noche de los tiempos,no todo tienen que ver con la cultura y el machismo y la mutilación vital, visto así también hay hombres q no saben vivir sin una esposa controladora y mamaíta … la misma película al revés , o no …( se honesta y ten una pizca de sentido de humor )

  • Nur Muhlem.

    Por Nur Muhlem., el 19 diciembre 2021

    Cuarto párrafo, para introducirnos, enlazar una sana preocupación de una persona con una idea TOTALMENTE LOGICA en el contexto que se vive a día de hoy, con un yugo impositivo que seguramente solo exista en las ideas que rebaña la autora para que estás lleguen al cercal que interesa. Quinto hasta noveno, a modo de desarrollo, leease con algo de sentido de humor, explicación clara de para qué sirve un marido… Y últimos párrafos, como estocada que busca atinar entre C2 y C3, una conclusión que hiela a cada ser humano con una sana perspectiva. Gracias a Diosa o Dios a conveniencia, a buda, al karma o a Bush Bunny ( que el lector elija según interés) yo no vivo en ese marco, ese marco la sociedad lo está minimizando y relegando y mi respuesta, que de eso debería, a mi escaso juicio, tratar este artículo, dado tu título, es muy sencilla. Un marido sirve para lo mismo que una esposa, cara que en la que en el río vital, la canoa sea más manejable, menos pesada, menos cansada, más divertida… Un esposa sirve lo mismo que un esposo, para que en el castillo de naipes vital, una nueva criatura te ha un frágil cimiento en el que poder apollar otra altura más, y tristemente es muy complicado saber buscar el punto de equilibrio, pero existe, sean las dos cartas, sotas, caballos, reyes, o un tres y un as…. Feliz navidad

  • Jhnny

    Por Jhnny, el 19 diciembre 2021

    «no trates a los demás como no te gustaría que te traten a tí» Feminista de postín que usa un movimiento para canalizar su frustración y odio.

    • Leo

      Por Leo, el 19 diciembre 2021

      Bastante estúpido este documental,podríamos decir para que sirven las mujeres , porque no se dedican a un documental más constructivo que sea de beneficio para parejas , porque son importantes tanto la mujer como el hombre eso valoriza más a ambos , que estar descalificando a un ser , que puede ser tu hijo ,etc.
      Uds los españoles no llevan que inventar ,así este no produce .

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Totalmente de acuerdo.

  • Roberto Camilli

    Por Roberto Camilli, el 19 diciembre 2021

    Creo que un marido puede servir para mucho,para casi todo,o para nada,todo depende de la simbiosis que haya y del buen trato y entendimiento ,sobretodo del respeto ,los hay muy patanes,los hay muy machistas,los hay muy brutos o tontos,y también los hay muy equilibrados y rectos,que apoyan y quieren de verdad ,con transparencia y honestidad,que son capaces de renunciar y aguantar el deseo ante una tentación (llámese cachos)por sentir verdadero amor hacia su pareja,y sobretodo ,sin ser hipócritas ,porque no nos gustaría y nos destruiría moralmente que nos lo hicieran a nosotros.Por todo lo demás ,se debe siempre respetar la individualidad para que fluya con verdadera armonía la relación,sinceridad,respeto y mucho del let it be ,dejar ser a tu cónyuge ,es la clave de la feliz y sana convivencia,si hay hombres que sirven de verdad,y si hay mujeres que sirven de verdad,peeeero,el mar está lleno de peces ,algunos son venenosos o urticantes ,otros no,hay de todo en nuestro complicado planeta

  • Estanis

    Por Estanis, el 19 diciembre 2021

    Realmente es una pena una concepción tan pobre de las relaciones matrimoniales. El artículo además deja mal a la mujer y le hace daño. Es curioso en una autora que se las da de periodista en temas de género y derechos humanos. Habrá que respetar su «teoria» pero trasluce una falta total de argumento, es absolutamente superficial y parece que hasta interesada, para sumarse q una falsa moda sin criterios. Lo normal en la mujer es buscar a un hombre para complementar su existencia y viceversa en el hombre hacia lq mujer. Y es lo natural. Y que no sea fácil no significa que no haya que luchar para conseguirlo, con sus renuncias incluso. Cuando no hay nada sólido sobre donde construir, efectivamente se dan situaciones anómalas de sometimiento y falta de respeto. Que pena ver artículos como este que no ayudan a nada. Me queda claro que esta postura está en las antípodas de lo que pienso debe ser la relación entre marido y mujer.

  • José Vinent

    Por José Vinent, el 19 diciembre 2021

    Entro a leer un determinado artículo porque me llama la atención. Cuando he leído el resto me he dado cuenta que el anàlisis es muy simple. No obstante, cuando leo los comentarios es cuando empiezo a encontrarle el sentido. Seamos sinceros. Un marido no sirve para gran cosa.

  • Miguel

    Por Miguel, el 19 diciembre 2021

    Me parece que de igualdad nada, y cada persona es un mundo, y no es reflejo de lo que es la sociedad, deberías de dejar ser algo peor que retratar y culpabilizar a todos por tus malas experiencias, trata de ver lo mejor alejándote de lo peor, y ser más humana, y menos condescendiente con los demás que también con defectos son personas.

  • Javier

    Por Javier, el 19 diciembre 2021

    Feminazi lesbiana

  • Maria

    Por Maria, el 19 diciembre 2021

    Yo he te tres ,ahora te 70 años, salvo algún momento puntual, no me han servido para nada….y este último, el que menos.

    • Javier

      Por Javier, el 21 diciembre 2021

      ……¿tres?…entonces el problema fue usted y un ojo clínico para revisarlo.

  • Francisco javier moreno acosta

    Por Francisco javier moreno acosta, el 19 diciembre 2021

    Valla articulo nefasto.A quien se le ocurre hablar asi de los padres de familia.Asi va la sociedad, de culo y sin frenos.Gracias por decepcionarme mas con la raza humana.jajajajajaaj.valgame dios.No se como habeis permitido publicar esta papanatada.No suelo escribir comentarios pero esta vez ha sido obligatorio

  • TOMÁS

    Por TOMÁS, el 19 diciembre 2021

    Parece que con el «léase con cierto sentido del humor y honestidad» todo queda justificado.
    Pues bien, solicito un poco de lo mismo.
    ¿Para qué sirve una mujer como usted?
    Seguramente de esas que suelen dejar el monedero en el bolso para dejar que pague el cortés caballero, de las que desahucian a un buen hombre de su hogar porque el amor se esfumó, de las que olvidan el amor de éste hacia sus hijos, de las que se despiden pidiendo el finiquito, de las que se olvidan del régimen de visitas, de las que utilizan a su antojo la ley de las víctimas de verdad si el resultado sale «a favor», de las mal empotradas que se se autoempotran con 500grs de plástico inerte con el único latido y calor que el que le aportan sus pilas, de las que creen «defender a todas”cuando ni siquiera pueden cuidar de sí mismas, de las que levantan la bandera feminista con la misma fuerza que los hombres malos el brazo, de las que lo dejan caer para hacer daño con su tinta.
    ¿Para qué? PARA NADA.
    Deje paso señora a las mujeres buenas y tal vez algún día SEAMOS TODOS IGUALES.
    Feliz navidad, xoxoooo!!! 😚

    • José Luis

      Por José Luis, el 20 diciembre 2021

      Completamente de acuerdo con este comentario, ya está bien de estigmatizar a los hombres.

    • Franko

      Por Franko, el 20 diciembre 2021

      Bueno!
      No suelo escribir con el teléfono.
      De hecho, debe ser el primer comentario al que respondo en mi vida…!
      Me complace gratamente tu respuesta.
      El análisis que llevaste a cabo, evidentemente desde tu experiencia personal, es sorpresivamente objetivo!
      Eso, número uno.
      Bravo!
      Número dos, es para mí (quizás, sólo quizás también para vos) triste, muy triste, ver convertida en realidad una de las pesadillas de G. Orwell, que vaticinó, muuuchos años ha, en su 1984.
      Cómo es posible, que una «profesional» ( lo escribo entre comillas, porque soy reacio a llamarla así sin las mismas) de la comunicación se dedique justamente a lo contrario?!
      Eso que ella ( si es que el artículo es realmente de su autoría) hace, es INCOMUNICACIÓN.
      O mejor dicho, es Diversión.
      Diversión, oh, vaya coincidencia, está emparentada con Divert( del inglés), que significa derivar, o apartarse del rumbo fijado…
      No lo logra en absoluto con nosotros.
      Y felizmente, fracasa en su intento de distracción con la gran mayoría, a juzgar por los comentarios.
      Me alegro mucho de haberlos leído.
      También me alegra haber encontrado el tuyo.
      Vasos arriba, brindo por eso.
      Salud!
      Fran

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      A ver si también se lo toma ella con humor.

  • G

    Por G, el 19 diciembre 2021

    Nada mas leer el titular se veia venir que lo escribia una mujer…
    Habria que ver la que se le vendria encima a un hombre escribiendo lo mismo pero sobre una esposa…
    En fin, tomatelo con calma y con un toque de humor, mujer, pero… es que seguro que lo escribias cuando estabas en uno de esos dias 🙂

  • Memorim

    Por Memorim, el 19 diciembre 2021

    El conocimiento a través de la lectura….

  • Iván Kizstyle

    Por Iván Kizstyle, el 19 diciembre 2021

    Señora escritora… Hay una canción titulada «ser brigada» le recomiendo que la escuche, quizás de esta forma empiece usted a ver las desde otro punto de vista y en su próximo artículo deje de generalizar… Imagínese usted lo siguiente… Utilicemos los mismos argumentos que usted aporta para todos los ámbitos de la vida… Todos los políticos son iguales… Todos los hijos son iguales… Todas las mujeres son iguales… Todos los empresarios son iguales… No, verdad que no? Porque todo precisa un análisis más en profundidad, cada persona tiene sus propias circunstancias… Y es mucho más complejo que un simple canto de sirena en forma de: para que sirve un marido?…

    • Agnes Bargues

      Por Agnes Bargues, el 20 diciembre 2021

      Para empezar el sexo no existe hablando como crecimiento personal y espiritual porqué te limitas en tus creencias y carencias. Si en vez de marido me dices compane@ de vida dónde se comparta personalidades a fines con libertad ajena es de lo más bello darte cuenta que amar y ser amado existe. Otra cosa es cuando el ser está lleno de carencias y experiencias de las cuales no ha sabido o simplemente no ha querido pasar página.
      Por experiencia propia se lo que es el amor incondicional, lo describo como lo más bello y puro.
      Me enviude, busque lo mismo, tuve mil y unas experiencias, me equivoqué y hoy vuelvo ha estar preparada para volver amar al haber sabido dejar un pasado para volver a tener un presente

  • Bsv

    Por Bsv, el 20 diciembre 2021

    Yo añadiría que la gran realidad silenciada es que hay gran mayoría de maridos que piden permiso a sus mujeres antes de tomar cualquier decisión. Hay muchos hogares donde el más sumiso es el marido y reina un matriarcado hogareño entendido y asumido, como digo silenciosamente. No se puede hablar de maridos como si se tratara de una raza donde todos son iguales. Aunque puede que a gente con ideas fijas no les entre en su cabeza, les puedo asegurar que entre los maridos hay muchos seres humanos.

  • Sin verguenzas

    Por Sin verguenzas, el 20 diciembre 2021

    No tenéis vergüenza mercenarios, con vuestra ideología para destruir los lazos, las tradiciones la familia y la procreación en favor de la eugenesia agenda 2030, antigua agenda 21. Vais a caer y volveremos a florecer.

  • Thot

    Por Thot, el 20 diciembre 2021

    Censores del espíritu

  • Sombra

    Por Sombra, el 20 diciembre 2021

    Es curioso como en la época actual ,hemos de leer algunas cosas con una pizca de humor aunque sean humillantes y otras quizás con un alto nivel de lógica o mecánica simple ofendan tanto .

    Es curioso

  • Miguel

    Por Miguel, el 20 diciembre 2021

    Y de que sirve una esposa? …

    Mentiras, infidelidades, ropa, bolsos, maquillajes, histerias… no se, seguimos.

    Que asco da generalizar verdad? Es lo que he pensado al leer esta bazofia.

    Feliz navidad claro

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Bien dicho.

  • Tomás Pérez de Dios

    Por Tomás Pérez de Dios, el 20 diciembre 2021

    Qué pesadez… Qué pereza… Cuánto daño hace el aburrimiento,a veces…
    Le sugiero otro tema: los peñazos insufribles…

  • Juan M.

    Por Juan M., el 20 diciembre 2021

    Por esa misma regla de tres, ¿de qué sirve una esposa?

    Llevo 3 años sin pareja.. y por primera vez ni siquiera lo echo de menos.

    La paz y tranquilidad que tengo ahora mismo no la cambio por nada

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Te acompaño en el sentimiento.

  • Lidia

    Por Lidia, el 20 diciembre 2021

    ¿Se puede saber por qué han censurado mi comentario? No le dedicaba absolutamente ningún epíteto a la articulista. Ni era irrespetuoso en ningún sentido. Simplemente, contaba mi experiencia, muy diferente a la de la señora firmante.

  • Tomasa Luengo

    Por Tomasa Luengo, el 20 diciembre 2021

    Liberador.

  • Fernando

    Por Fernando, el 20 diciembre 2021

    Te han publicado este artículo porque eres mujer (u hombre, que con el tema de los pseudonimos todo vale) hablando mal de los hombres, aún disfrazado de «humor». ¿Te lo hubieran publicado en el caso contrario? Sinceramente estoy asqueado que todo vale en esta nueva cruzada. En mi caso, yo he podido comprobar, a mis 50 años que la mujer no tiene nada de inferior y está suficientemente valorada en esta sociedad actual española, excepto casos puntuales, como en el caso contrario. Basta ya de pisarnos a los hombres para subir vuestro ego y basta de meternos a todos en el mismo saco. Desead de verdad la igualdad y no aprovechéis injusticias puntuales para comer injusticias generales.

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Sí señor, así es.

  • علي زكرياء

    Por علي زكرياء, el 20 diciembre 2021

    Siempre pensado en tener una relación es tener compañía durante la vida, tener un socio duradero que pueda continuar el largo camino contigo, aunque a veces se fracasa está compañía y se rompe fácilmente. Pero no es el final. Se puede tener más relaciones hasta que se encuentra una buena compañía. Pero en mi opinión tener una mujer en tu vida o un hombre ، eso no solo tiene un límite de tener relaciones o tener compañía etc sino alargar las razas y no poner límites a al ser humano en esta vida para que no se desaparezca de la tierra.

  • Javi

    Por Javi, el 20 diciembre 2021

    Pero tú ke as fumao??

  • José Antonio

    Por José Antonio, el 20 diciembre 2021

    Un gran estereotipo que está de moda , ni todos los maridos son malos , ni todos los hombres son malos , y lo vivo con el ejemplo visto de muchos hombres que cuidan y se preocupan por sus parejas , mi padre es un ejemplo cuidando a mi madre con Alzheimer, un ejemplo de preocuparse por sus hijos , y conozco a muchos hombres igualmente, haberlo lo hay de todo , hasta tuve que ser padre y madre de tres hijas y un hijo , y no somos una excepción, pero si queremos fijarnos en una personalidad negativa del tipo marido que se expone en este artículo , lo veremos en todos , ya lo dicen los estudios neurocientificos , por ejemplo, si te fijas en embarazadas, verás embarazadas por todas partes.

  • Juan Fernández

    Por Juan Fernández, el 20 diciembre 2021

    Me hizo mucha gracia este artículo y me quedé con una sonrisa sardónica al terminar de leerlo porque desde el tercer párrafo me percaté de que se trata de una ingeniosa provocación destinada a generar polémica, cabrear al personal masculino y dar notoriedad a su autora.
    Ello no obstante, me parece desacertado seguir alimentando, ni siquiera en broma, el odio entre géneros.
    En el caso de que la autora de este engendro esté hablando en serio y se crea lo que ha escrito, decirle tan solo que hace un flaco favor al resto de mujeres al abundar, por enésima vez, en el manido estereotipo del hombre como un ser fallido, emocionalmente minusválido, egoísta a tiempo completo e inferior a la mujer en todos los aspectos.
    Una manifestación más del feminismo supremacista trasnochado que solo sabe dar la vuelta a la tortilla.
    Por último, expresarle mis condolencias por sus malas experiencias que – según se colige del texto- ha sufrido con los hombres y sugerirle que pruebe a ver cómo le va con una «marida». Y que nos lo cuente también, por favor.

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Muy bien expresado, no se puede añadir más.

  • Juan

    Por Juan, el 20 diciembre 2021

    Está claro para que sirve un marido, para cuando una amiga pesada quiere que vayas al estreno de su libro y a tí no te apetezca dices que es culpa de tu marido y ya esta, que luego ella ya escribe una crítica a los hombres donde subyace el problema de que tiene problemas para ligar porque es una pesada pedante

  • Roberto

    Por Roberto, el 20 diciembre 2021

    Yo hablo claro, aunque a muchos y «muches» les joda , casi la totalidad de la población mundial es hetero y los hombres somos muy felices con las mujeres y viceversa, vaya propaganda más barata, es que yo alucino con estas feminazis que quieren tirar por los suelos a los hombres en cualquier aspecto sea el que sea. Lo siento por ti pero los hombres y las mujeres nos seguiremos enamorando. 🙂 Adiós frustrada.

    • Yonathan

      Por Yonathan, el 20 diciembre 2021

      Que cada un@ haga lo que quiera cuando quiera

    • Jose

      Por Jose, el 21 diciembre 2021

      Gracias por incrementar el odio misandrina , la opinión de la mulsulmana aqui no vale mi mujer sale y entra sin permisos cuando quiera y opina como yo o más, En este país ha mandado la mujer y seguirá mandando la mujer . No hay patriarcado hay asesinos la mayoría de hombres no son como cuentas , por tener más fuerza no quiere decir que seamos agresivos y machitos porque miedos tenemos todos y ahora más , según que mujer te toque . Si te basas en películas mal vas

    • Anxo

      Por Anxo, el 21 diciembre 2021

      Y las películas de Moretti son un put.. Coñaz…

  • Mari

    Por Mari, el 20 diciembre 2021

    Ami no me vale para nada poreso estoy sola ya q no existe el príncipe azul solo la cenicienta jajaja

  • Adolfo

    Por Adolfo, el 20 diciembre 2021

    Me cuesta trabajo pensar que esta pregunta La Haya echo una persona normal ? Con que nos comparan? Con algún robot? ( sin sentimientos) con algún bicho raro? ( que seguro que tiene más sentimientos,que la persona que pregunta)con quien ?! Si mujer! Todavía quedamos personas que queremos a nuestras compañeras, mimamos, respetamos, y tratamos mutuamente lo mejor que sabemos durante toda nuestra vida ,es muy bonito vivir con amor (que durante 40 años que llevamos juntos) con total libertad y agrado se va transformando de diferentes maneras y cada vez es más bonito.. espero que lo conozcan el máximo de personas, y no degenere tanto como actualmente pasa…que pena de pregunta😥😥💪💪💪

  • Lejandra

    Por Lejandra, el 20 diciembre 2021

    Ciertamente todo un tema aún por explorar y por hablar en la sociedad

  • OPI-NO

    Por OPI-NO, el 20 diciembre 2021

    Un marido sirve, entre otras muchas cosas, para mantener una relación con su cónyuge y compartir una vida en común.
    Lo que no sirve actualmente para nada es el matrimonio, todo son desventajas con respecto a las parejas de hecho, que disponen de beneficios fiscales y ayudas sociales que no se ofrecen a los matrimonios.

  • OPI-NO

    Por OPI-NO, el 20 diciembre 2021

    Por qué han censurado mi comentario, acaso he empleado palabras desagradables o he emitido epítetos desagradables hacia alguien.
    O es que sólo publican lo que les interesan.

  • Carlos

    Por Carlos, el 21 diciembre 2021

    Para lo mismo que la mujer, salvo parir. O no?🙃🙃🙃🙃

  • Javier

    Por Javier, el 21 diciembre 2021

    ……¿tres?…entonces el problema fue usted y un ojo clínico para revisarlo.

    • Francis Aguilera

      Por Francis Aguilera, el 21 diciembre 2021

      Mujeres, hombres y otras respetables opciones. Como alguien ha dicho no podemos construir el mérito de nadie con el demérito del otro alguien. Yo preferiría que los que a sí mismos se llaman especialistas en algo, hagan lo posible por merecer el aprecio. El artículo así planteado no invita, fomenta, propone… fórmulas para mejorar las relaciones humanas, de cualquier género. Y es aquí donde todos debemos buscar, indagar, experimentar. Cualquier pareja, binomio, o lo que queráis que sea capaz de mantener un respeto mutuo y un proyecto de lealtad en el tiempo, con objetivos sanos, merece nuestro respeto admiración, apoyo… Y propongamos acciones positivas encaminadas a unos y otros…

  • Gemma

    Por Gemma, el 21 diciembre 2021

    Para formar una familia ,para amarse lo bueno y malo,y amarse y felicidad

  • Vicente

    Por Vicente, el 21 diciembre 2021

    Si la pregunta fuera de que sirve una mujer … Arde la red …

  • Lucia

    Por Lucia, el 21 diciembre 2021

    Que artículo más despectivo hacia los hombres. Apuesto que la escritora, que tanta sátira con la figura del marido, no le faltará tiempo para presentarse en las manifestaciones del 8M reclamando lo que llaman como ‘igualdad’. No señora Analía, se equivoca rotundamente, un marido es una figura paternal, un compañero y un montón de sustantivos positivos más. Al igual, que la figura de la esposa en el matrimonio. Usted no hable en mi nombre.

  • José Maria

    Por José Maria, el 21 diciembre 2021

    Si tú artículo lo escribe un hombre, diciendo lo que dices tú sobre las mujeres….no quiero ni pensar la que se monta.
    En fin, por eso tenemos más de 300 organizaciones feministas. Todas a chupar del bote.
    Sigue por esos caminos que tienes la vejez y la jubilación asegurada….eso sí, más sola que la una.

  • Felix

    Por Felix, el 22 diciembre 2021

    No hay por donde cogerlo.
    Mezcla la realidad de un discurso hiriente, con la ficción de una película desconocida, lo cual no parece profesional, ni maduro.
    Diciendo barbaridades y pidiendo que se tome con humor, supongo que para buscar una salida ante la lluvia de críticas.
    Tal vez lo escribe por la experiencia personal que haya podido tener, o quizá no le ha dado la oportunidad a un hombre de compartir afectos y escribe esto buscando un argumento que lo justifique.
    Pero resulta muy triste.
    Pero haga el favor de no generalizar, despreciando y exponiendo a todos los hombres como ruines, impotentes e inútiles.
    Si esa ha sido su experiencia, quizá sea porque no tenga mucho que ofrecer y ese tipo de hombres son los que se merece.
    Pero no diga barbaridades y generalice, que eso siempre es un error.
    Lo digo desde el humor, no se enoje…

  • Persona

    Por Persona, el 22 diciembre 2021

    Osea que decirle a su mujer que le preocupa y que debe tener prudencia por el covid ya te ha hecho escribir un artículo de que los maridos son inútiles y miedosos.
    Tras eso ni ganas he tenido de leer el resto, debes ser la típica que se cree que al vacunarse ya puedes hacer vida normal y se nota que nunca has tenido satisfacción de tu pareja.
    En fin vaya asco de recomendaciones me salen.

  • Jose

    Por Jose, el 22 diciembre 2021

    ¿Para qué sirve un marido?…….si el título hubiera sido al contrario (para que sirve una exposa) con decir tomarlo con humor….. se estaria reventando el chat de feministas diciendo que es machismo, patriarcado etc…

  • Beatriz

    Por Beatriz, el 22 diciembre 2021

    Un marido sirve para complementar una unión de familia,una estabilidad a la esposa,a la familia pero sobre todo para alimentar a su esposa de cariño y amor.
    La esposa sola no puede es un complemento perfecto.

  • Irene

    Por Irene, el 22 diciembre 2021

    Para nada

  • Pedro

    Por Pedro, el 24 diciembre 2021

    Los que escriben y opinan realmente no saben lo que dicen y escriben.

  • Fruitful25@yahoo.com

    Por Fruitful25@yahoo.com, el 25 diciembre 2021

    Me gustaria escribir articles sobre mis experiences personales.

  • Blas Cruz

    Por Blas Cruz, el 27 diciembre 2021

    No he visto esa película. En cualquier caso, parece que un director, es decir, hombre, ha tenido la idea, el coraje, la honestidad y el humor de retratar a maridos mas o menos patéticos, es decir, a otros hombres. Desconozco la existencia de una película donde una directora haga lo mismo con varias esposas patéticas, porque obviamente estás últimas existen también. Yo he conocido a mujeres patéticas como esposas, como madres y como personas incluso. Pero por eso no pienso que en general sean así. La autora del artículo es muy libre de generalizar y meternos a todos los maridos en el mismo saco, pero me parece una visión muy estrecha de la realidad de las relaciones maritales. Yo conozco a un amigo que no se atreve a contradecir a su mujer por no oír sus diatribas. Supongo que la visión de la película no fue casual por aquello de confirmar nuestras propias ideas y nuestra propia forma de analizar y enjuiciar. De todas formas, todo lo que dice de despectivo en el artículo sobre los maridos y hombres en general responde perfectamente a ese viejo y nuevo feminismo misándrico que se ha constituido en hegemónico en el occidente actual. Basado fundamentalmente en el victimismo, dogmatismo, adoctrinamiento y supremacismo de género por el hecho de ser mujer. Desprende un tufo pedante que da lástima. Analizar minuciosamente todos los desatinos que incluye me daría para una tesis doctoral. Sólo un detalle. Me parece que el hecho de que ese marido le dijera que ambos querían ver crecer a sus nietos lo consideró un buen motivo para no asistir, porque seguramente le hacía eso más ilusión que la presentación de un libro. Y de todas formas, si hizo suya esa prevención es su decisión, y no la de su marido. Y si siendo una mujer adulta hizo lo contrario de lo que deseaba es su problema, no el de su marido.

  • ¿Para qué sirve un marido?, II parte

    Por ¿Para qué sirve un marido?, II parte, el 22 enero 2022

    […] columna del mes pasado, en la que analizábamos con humor los miedos de los maridos, a partir de los roles masculinos en […]

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.