Pequeñas grandes iniciativas de solidaridad con Ucrania: tod@s junt@s

Pequeñas grandes iniciativas de solidaridad con Ucrania: tod@s junt@s

Una niña casi pierde la vida al confundir una mina con un silbato en Ucrania. Foto: Save the Children.

Menéalo

Estos tiempos tan difíciles nos enseñan la maldad en estado puro, pero también cómo la indignación y el miedo se convierten en solidaridad y valentía. Asistir a la mutilación de las vidas de 44 millones de personas destroza el alma, pero jamás paralizará a esos héroes que ni sabían que lo eran. El coraje de la resistencia de la población ucraniana, con esa dignidad que sólo otorga el defender la libertad y la vida, merece la obligación moral por nuestra parte de que no haya ni un olvidado en esta cruel ocupación. Y eso es lo que está moviendo a los innumerables gestos de solidaridad. Ni un paso atrás frente al tirano.

Las grandes ONGs están realizando una labor encomiable y apoyarlas con donaciones es fundamental. Son ellos: Cruz Roja, Médicos sin Fronteras, Médicos del Mundo, Aldeas Infantiles, Save the Children, Unicef, Acnur… las organizaciones dotadas de personal y experiencia en terrenos de combate y catástrofes, los que están y estarán en la primera línea de ayuda humanitaria en Ucrania.

Pero ante este genocidio han surgido iniciativas de asistencia humanitaria improvisadas. Vemos cómo pastelerías, escuelas de idiomas o tiendas de todo tipo regentadas por ciudadanos ucranianos que viven en nuestro país se han convertido en puntos de recogida de medicinas, alimentos y ropa de abrigo que viajarán en caravanas de solidaridad desde todos los puntos de España hasta las fronteras de Ucrania. Conmueve ver las largas colas de donantes, el trabajo de tantas personas por la dignidad y por la vida.

No podemos perder de vista que Ucrania es el país de Europa con más orfanatos. Son más de 200.000 los niños que están sin apoyo familiar alguno, que antes de esta guerra ya vivían en condiciones de extrema pobreza, y que no tienen una madre o un padre que los abrace mientras caen las bombas. Siempre existen los más desgraciados entre los desgraciados. Por ellos no trabajan grandes ONGs, a excepción de Aldeas Infantiles, y pequeñas asociaciones hacen lo que pueden por estos niños tan invisibles para demasiados.

Aldeas Infantiles llevan trabajando desde 2003 en Ucrania ante la trágica situación en la que se encontraba parte de la población infantil en este país. Ahora son 7’5 millones de niños a los que se les está robando la infancia e incluso a muchos de ellos la vida, sesgar esta inocencia es el mayor crimen que se puede cometer. A estas horas, los trabajadores de Aldeas Infantiles han logrado poner a salvo en Polonia a 65 niños de Brovary y de la región de Lugansk. Y mientras escribo estas palabras están luchando por sacar a una veintena de niños en un tren de evacuación desde Kyiv.

En España hay pequeñas asociaciones que gestionan, algunas desde hace más de 20 años, programas de acogidas temporales en periodos vacacionales de los niños más desfavorecidos de Ucrania. Gestionar las acogidas de menores en plena guerra supone un esfuerzo titánico, y trabajan a contrarreloj para que esos pequeños puedan venir como refugiados de guerra. La Fundación Juntos por la Vida ha puesto en marcha la evacuación de 560 menores desde Ucrania a Valencia. A día de hoy, están en la frontera polaca esperando a los primeros 60 niños. La asociación Expoacción está trasladando rumbo a Asturias a 7 menores de Chernóbil, Donetsk y Kyiv. La ONG Kids Ucrania ha logrado que 35 niños de uno de los orfanatos de Járkiv hayan salido de una ciudad devastada por las bombas rusas y estén a salvo en Polonia. En esta lucha están también asociaciones como Ven con Nosotros, Asociación de Niños de Ucrania y Andalucía, SOS Ucrania, Asociación Chernobil Elkortea o la ONG Tanu que tanto se esfuerza por el orfanato de Nikopol.

Velar por la infancia es fundamental, y en tiempos de guerra es prioritario. Ya ha sido bombardeado el orfanato de Vorzel a las afueras de Kyiv, y mientras escribo este artículo se ha invadido el de la ciudad de Jersón. Por favor no olviden este dato: más de 200.000 niños viven en orfanatos en Ucrania.

Y si hablamos de héroes anónimos, ahí están las cuidadoras que están resistiendo con esos pequeños, en la mayoría de los casos sin ni sótanos en los que refugiarse. No tengo suficientes palabras de admiración para Larissa Leonidovna, directora del orfanato de Svytoshinksy de Kyiv, que ha logrado poner a salvo en Hungría a 200 niños. Así como Viktoria Mikolayiv, del orfanato Darnytskyy de Kyiv, que junto a su equipo han logrado llegar a Polonia con 216 niños. Verdaderas heroínas que luchan por los más indefensos. Y no escribo estas líneas basándome en estadísticas, viví un par de meses en el orfanato de Mykoláiv y pude ver de cerca el coraje y amor de esas cuidadoras, así como su cruda pobreza. Jamás pensé que el dispensario de un médico de orfanato, una persona admirable y que no borro de mi recuerdo, estuviese vacío. Jamás pensé que niños en este continente pasasen hambre ante la impotencia de los que les cuidaban. Y eso lo vi con mis propios ojos. Estuve en tiempos de paz, no puedo imaginar cómo se encontrarán ahora. Cómo sobrevivirán todos esos orfanatos.

Y si de invisibles hablamos, tampoco podemos olvidarnos de los cientos de miles de animales abandonados que viven en albergues y por las calles de todo el país. Y si de héroes hablamos tampoco podemos olvidar a Andrea Cisterno y Vladia Shaluutko, que están resistiendo a las afueras de Kyiv en el albergue International Animal Protection League Charitable Foundation con más de 400 animales a su cargo. Alexandra Gavriluk es otra heroína de la protección animal que resiste en el santuario de animales abandonados Shelter Ugolyok, que fundó en 2013. Desde la protectora Shelter Friend en Dnipropetrovsk siguen recogiendo animales abandonados por las calles bajo los bombardeos, son absolutamente admirables. Todos ellos apenas tienen luz ni agua, y la comida escasea ya. El Refugio Hostomel ha resultado afectado por los disparos de los tanques rusos. Y así podría enumerar demasiados héroes y víctimas que necesitan de nuestra ayuda.

Para apoyarlos, acaba de partir desde Madrid una furgoneta de la asociación Salvando Peludos repleta de material sanitario y pienso; volverán con personas y animales. Serán más las protectoras de España que acudirán al rescate de esas otras víctimas, los animales, porque el sufrimiento y la solidaridad no entiende de especies. No puedo dejar de nombrar la maravillosa labor que está haciendo La Fundacja dla Szczeniat Judyta desde la frontera polaca. Así como desde Rumanía la asociación Casa Lui Patrocle y SPCA International de Rumanía, que a pesar de acoger a más de 1.500 animales, no dudan en ofrecer su ayuda. Otro héroe es Dmitry Revnyuk, productor de televisión que acaba de crear un grupo de voluntarios en Kyiv para rescatar animales que han quedado solos atrapados en pisos; en la primera hora tuvo más de 500 SOS en su perfil de Facebook.

Y mientras escribo me informan que acaba de morir la animalista Natasha Derkatch, dejando huérfanos a dos niños y al albergue de animales rescatados en Dnipro. Es inasumible tanto horror, descansa en paz Natasha, así como todas las víctimas de esta cruel e insoportable guerra. A todos estos inocentes es nuestra obligación moral no olvidarlos nunca.

Es nuestro deber no dejar a nadie atrás. Desde nuestras casas, desde nuestras vidas, tenemos multitud de formas de ayudar. La rabia ante la barbarie y la impotencia de estar lejos debemos canalizarla en ayuda. Y por desgracia, hay demasiados frentes que cubrir en un país que se desangra ante nuestros ojos por la tiranía y las ínfulas imperialistas de un genocida. No los abandonemos, continuemos convirtiendo la indignación en solidaridad.

Guía de solidaridad:

https://www.aldeasinfantiles.es/dona/ucrania

https://kidsucrania.com/

https://www.juntosporlavida.org/

https://www.expoaccion.org/

https://cooperaong.org/

https://www.sos-shelter.kiev.ua/

http://ugolyok.com.ua/

http://www.tierschutzbund.de/impressum/

https://fundacjajudyta.com/

https://www.spcai.org/donate

https://savasafehaven.com/


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • MAYTTE MARTINEZ DE OSABA

    Por MAYTTE MARTINEZ DE OSABA, el 06 marzo 2022

    Me ha parecido un comentario ,lleno de datos importantes .Y estamos en la misma idea .Gracias por informar.

  • Yolanda Sáez Arce

    Por Yolanda Sáez Arce, el 09 marzo 2022

    NO TENGO PALABRAS PARA EXPRESAR LA VALENTIA Y EL CORAJE DE TANTOS HEROES, EXPONIENDO SUS VIDAS.

    NO TENGO PALABRAS PARA QUIENES NO HAN OLVIDADO A SERES INVISIBLES E INOCENTES ,: NIÑOS Y ANIMALITOS.

    TENEMOS QUE UNIRNOS TODOS, REZANDO POR TODOS ELLOS, Y PARAQUE ACABE ESTE INFERNAL CALVARIO.

    Y QUIENES ESTAN COMETIENDO ESTE GENOCIDIO SUFRIRAN, TARDE O TEMPRANO, EL INFIERNO QUE HAN PROVOCADO.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.