¿Qué tienen en común Gipuzkoa, la UME y el Mar Menor?

¿Qué tienen en común Gipuzkoa, la UME y el Mar Menor?

La Unidad Militar de Emergencia (UME) y el Seprona de la Guardia Civil han sido galardonados en los Premios Ecovidrio de este año. Foto: R. Ruiz.

Menéalo

Ya, ya. Ya sé que es un titular adivinanza, de esos que ahora están tan en boga, más que un titular ‘stricto sensu’. La cuestión es que la Diputación Foral de Gipuzkoa, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y un reportaje en prensa sobre el Mar Menor fueron ayer galardonados con los Premios Ecovidrio 2021. Junto al Seprona, el director general de la UICN y otro buen puñado de periodistas de radio y televisión. Esta es la crónica de lo que vimos en la entrega de estos premios, ya unos auténticos clásicos, porque van por su 22 edición. 

Si en la edición de 2019 fue la crisis climática el eje sobre el que pivotaron estos premios, y también en la de 2020, este año podemos decir que fueron las alertas por el deterioro de la biodiversidad en el planeta, que, por otra parte, es pata inseparable del gran reto global del cambio climático. Por eso, el premio de Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, a la Personalidad del Año fue a parar al suizo Bruno Oberle, director general de la UICN (Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza). Y por eso el premio Ecólatras recayó ex aequo en dos cuerpos –o cuerpazos– a los que todos debemos mucho ante emergencias de la naturaleza y en protección de la fauna salvaje (fueron los más aplaudidos de la gala): la Unidad Militar de Emergencias (UME), creada hace 15 años, cuya gigantesca labor todos la tenemos muy grabada por sus actuaciones en lo más duro de la pandemia, en los incendios forestales e inundaciones de este año, y en la erupción del volcán de La Palma, y el SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, más de 30 años de trabajo, unos 2.000 agentes en la actualidad). Absolutamente increíbles los méritos de sus cuerpos.

A la derecha, José Ignacio Asensio, diputado foral de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de Gipuzkoa, provincia que ha recibido el premio Impacto Ciudadano. Foto: Ecovidrio.

Aparte de esa llamada de atención sobre los riesgos de dramática pérdida de biodiversidad, otro concepto planeó en toda la mañana de celebración verde presentada un año más por el hombre del tiempo de TVE Martín Barreiro: Que si queremos, podemos. El valor de la voluntad. Así, Teresa Ribera, vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que abrió el evento, resaltó: “Es fundamental, aparte del compromiso, ofrecer una propuesta de esperanza”. “En esta década, que podemos denominar la década de las turbulencias, hemos de seguir alimentando la esperanza, con respuestas más eficaces y justas dentro de los límites que nos marca el planeta”.

Bruno Oberle subrayó: “Necesitamos a todos a bordo. Esa es la razón de reunirnos en Glasgow en la Cumbre del Clima y de reunirnos hoy aquí. Donde hay voluntad, hay camino. Y nosotros, juntos, vamos a tomar ese camino”.

José Ignacio Asensio, diputado foral de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas de Gipuzkoa (provincia que ha recibido el premio Impacto ciudadano por batir récords de reciclaje de todo tipo de residuos urbanos, muy por encima de la media del Estado español), terminó su declaración de agradecimiento diciendo: “Cuando se quiere, se puede”.

Y José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, cerró el acto (no, nosotros no lo cerramos aún, que quedan los premios periodísticos), con estas palabras: “La Cumbre del Clima de Glasgow nos ha dejado un sabor agridulce, entre la esperanza y el desaliento. ¿Hemos de ver el vaso medio lleno o medio vacío? A propósito de esto, quiero recordar una frase que le escuché una vez a Cristina Narbona: ‘No hay que ser ni optimista ni pesimista, hay que ser activista’. Hay que ocuparse, en lugar de solo pre-ocuparse. Y termino con otra frase de Jane Goodall, que también ha sido otra de nuestras premiadas como Personalidad del Año: ‘Lo que hacemos día a día, cada día, marca la diferencia. Gracias, porque lo que hacéis marca la diferencia que este mundo necesita”.

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, acompañado de una tortuga. Foto: R. Ruiz.

José Manuel Núñez-Lagos, director general de Ecovidrio, acompañado de una tortuga marina. Foto: R. Ruiz.

Por cierto, que la gala resultó este año más verde que nunca, dada la cantidad de uniformes verde-oliva de la UME y el SEPRONA que acudieron a recoger los galardones; y más vigilada también que nunca, no solo por la presencia de militares y guardias civiles, sino porque se celebró junto a la Iglesia de la Virgen de la Paloma (patrona de Madrid ex aequo –sí, también aquí– con la Virgen de la Almudena).

En el apartado de premios periodísticos, al que este año se presentaron 82 trabajos y que tienen el objetivo de galardonar aquellos que más hayan contribuido a la sensibilización de la ciudadanía en el ámbito del medioambiente, de la sostenibilidad o de la economía circular, este año los ganadores han sido: En prensa escrita, el periodista Miguel Ángel Ruiz, de La Verdad (de Murcia), por el reportaje El Mar Menor, un año después del apocalipsis. En radio, Javier Monterde y Luisa Pérez, de Radio Nacional de España, por su pieza Plástico: mensaje en una botella, y en televisión, Alberto Verdugo, Javier García y Clara Sedano, de Televisión Española, por su trabajo sobre el Informe del Panel sobre Cambio Climático.

¡Ah! Y esto, la celebración del vidrio, digo, no ha hecho más que empezar, porque la ONU ha declarado 2022 Año Internacional del Vidrio. Y a propuesta de España.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.