Sugerencias para la Feria del Libro que no encontrarás en otro lugar

Sugerencias para la Feria del Libro que en ningún otro sitio vas a encontrar

Público en la Feria del Libro de Madrid 2022. Foto: FLM

Menéalo

Puedes seguir al autor en Twitter aquí: @rubencaravaca

No suelo hacer mucho caso a las listas de discos, películas o libros que en cada cambio de año, festival o feria presentan como “lo mejor de…”. Es más, casi nunca coinciden con lo que escucho, veo o leo, salvo raras excepciones. ¿Cómo listar canciones cuando ni se sabe realmente cuántas se editan? ¿Cómo hacer listas literarias cuando se publican cerca de 90.000 libros al año en el país? ¿Cuántos hemos leído realmente? Mejor hablar de sugerencias de lo leído, escuchado o visto, sin más pretensiones que compartir gustos, aficiones y sinecuras, que también las hay. En esta línea, me aventuro a hablar de algunas publicaciones que en los últimos meses me han revuelto, aunque sea un poco, para patear (de otra forma) la madrileña Feria del Libro. Desde el libro sobre el oscuro poder de Florentino Pérez al análisis de Carlos Taibo sobre Rusia/Ucrania y la primera novela de la polémica Elizabeth Duval.

Sergio Chesán en La literatura no es lugar para pobrespresenta un fanzine de 12 páginas (1,5 €) donde revisa un artículo anterior: La clase trabajadora lee como, donde y cuando puede, adentrándonos en cómo la diferencia de clases –que en Madrid no existe según la presidenta Ayuso– condiciona la edición literaria, dando poco valor a los que combinan trabajo y creación, consiguiendo publicar: “Las personas de orígenes humildes también podemos ser curiosas, sensibles, tener intereses diversos; la clase trabajadora no es una masa homogénea, como muchos rojipardos pretenden hacernos creer, quizá como forma de profecía autocumplida, con el objetivo final de que compremos sus libros de mierda o nos suscribamos a sus canales de YouTube. Ese, el de la clase trabajadora como una masa embrutecida, no es más que otro cliché burgués. No somos unos simplones, solo estamos explotados. Y, precisamente porque nuestra forma de estar en el mundo está condicionada por el hecho de que hay un otro que siempre dispone de nuestro tiempo, de nuestras fuerzas, de nuestro ánimo, es muy importante que nadie invalide las obras que creamos, y mucho menos nosotros mismos”.

Si hablamos de creación de clase, la lectura de ‘La poesía de la clase. Anticapitalismo romántico e invención del proletariado, de Patrick Eiden-Offe, es de lo más sugerente. El investigador alemán da cuenta del papel que jugó la poesía y las canciones creadas por los trabajadores en la primera industrialización, antes de que se hablara de capitalismo y de proletariado. Versos de resistencia, educación y acompañamiento en las primeras décadas del siglo XIX elaborados en común, antes de que surgieran partidos y sindicatos, lucha de clases para representar a “los pobres en el trabajo”.

Si los trabajadores no tenemos tiempo para escribir novelas, los autores de ‘¡Viva Rusia!dispusieron del suficiente para dar vida a este guion nunca llevado a la pantalla. Se trata de la cuarta entrega, arrancó con La escopeta nacional (1978), colaborativa entre Luis García Berlanga y Rafael Azcona, en este caso además con Jorge Berlanga y Manuel Hidalgo. Este último ha desempolvado de la caja 1034 del Instituto Cervantes el libreto, para volver a encontrarnos a los Leguineche, en esta ocasión intentando sacar tajada de la descomposición de la Unión Soviética. Lectura ágil, festiva y realidad tardofranquista, a cuyos protagonistas podemos poner fácilmente cara si se hubiera llevado al celuloide (Luis Escobar, José Luis López Vázquez, Saza, Mónica Randall, Agustín González, Amparo Soler Leal, Chus Lampreave), siguiendo la estela que dio forma a nuestra trilogía cinematográfica más conocida.

Si hablamos de Rusia, no podemos obviar sus conflictos con Ucrania. En tiempos como los actuales en los que tertulianos y opinadores comentan con el mismo énfasis y conocimiento la vuelta del emérito, la violencia contra Rocío Carrasco, la participación de Chanel en Eurovisión o la viruela del mono, intentar conocer realmente el conflicto tiene su complejidad ante tanto sesgo, fake y la manipulación interesada de rusófobos y rusófilos. Carlos Taibo ha revisado la primera edición de 2014 de ‘Rusia frente a Ucrania. Imperios, pueblos, energía, rebatiendo parte de los discursos que muestran la mayoría de los medios de comunicación, constatando el papel que juegan en ese tablero EE UU, la Unión Europea y Rusia, con la experiencia que le dan años de docencia, investigación y edición con títulos como El conflicto de Chechenia (2004), Rusia en la era de Putin (2006) La Rusia contemporánea (2017), Historia de la Unión Soviética (2017) o Anarquismo y revolución en Rusia, 1917-1921 (2017), entre otros muchos relacionados.

La invasión ha vuelto a poner en entredicho ciertos discursos de la izquierda más militante, incidiendo en su cierta/incierta decadencia ideológica. Juan Manuel Vera en ‘Contra las oligarquías’ (Ed. El Perro Malo/www.laertes.es ), reflexiona no solo sobre la vigencia de textos de Rosa Luxemburgo, León Trotski, George Orwell o Cornelius Castoriadis, sino también sobre los Antonio Gramsci, Albert Camus, Antonio Negri o Edgard Morin, apostando por una democracia libertaria y antioligárquica en estos tiempos de hegemonía neoliberal. “No se trata de crear nuevas utopías, ni mucho menos de sostener viejas ilusiones, sino de afrontar la actual crisis de civilización con los instrumentos de un pensamiento emancipador y un proyecto ético consciente de sus raíces históricas y abierto radicalmente a la emergencia de lo nuevo”. Lectura reconfortante en tiempos de batallas no solo culturales.

Madrid ha dado para mucho papel en los últimos tiempos. Elizabeth Duval, con sus apariciones en medios y redes, se ha convertido en un personaje tremendamente popular. Sus artículos y polémicas en múltiples frentes muestran visiones diversas dignas de agradecer en momentos donde el dogmatismo ideológico parece inalterable. Su primera novela, ‘Madrid será la tumba, muestra y relaciona mundos divergentes obligados a converger en un territorio amado y odiado con la misma intensidad. Relevancia centrada en los personajes por encima de las ideas, sin dejar de tener preeminencia y notoriedad. La joven escritora nos envuelve en tristeza, violencia, emoción y belleza, espejo de la cotidiana realidad madrileña.ç

Si la novela de Duval se centra en fechas próximas, la también madrileña Mari Cruz Vázquez en ‘Perros flacos, nos sumerge en la vida de nueve personajes en el barrio madrileño de la UVA de Hortaleza en plena movida. Rompe con la imagen habitualmente proyectada de aquellos años que suelen mostrar visiones similares, centralizando lugares, espacios y acontecimientos. En sus páginas, vidas, fobias, precariedad, subsistencia, drogas, alcohol, contradicciones, migrantes, mugre, suciedad, miedos al fascismo, 23F, pluralidad cultural, musical –de Los Ramones a Víctor Jara–, filosóficas e imaginativas, más próximas a la realidad de aquellos años. La solidaridad, lo colectivo, el común y las personas dando vida a barrios a los que volver cuando la ciudad engulle, acogiéndonos y disfrutando de realidades mayoritariamente ocultas.

Hablando de barrios, es imposible obviar lo que acaece en buena parte de ellos. Jorge Sequera publicó en 2020 Gentrificación, capitalismo ‘cool’, turismo y control del espacio urbano, cuestionando tramas como la ciudad y las clases creativas, pretexto/herramienta para transformar barrios expulsando a sus habitantes más vulnerables. En cierta línea paralela ha coordinado ‘Sé lo que hiciste el último verano, analizando la transformación que las ciudades están sufriendo por el turismo tras la pandemia. Centrado en realidades de Madrid, Palma de Mallorca, Sevilla y Lisboa, muestra la conmutación de las metrópolis en ciudades-plataformas destinadas al consumo, incluyendo supermercados fantasmas donde lo relevante es la ficción, el marketing, mudando tanto realidades sociales como personales. Instagramización falsa de la vida donde la sociedad del salario corre peligro de extinguirse.

Los cambios que se producen en las mismas tienen mucho que ver con la uberización. Plataformas como Airbnb o Über, vendidas como economía colaborativa, son realidades bien opuestas, sin acatar en múltiples ocasiones las regulaciones a las que están sometidas la mayoría de las actividades comerciales, perjudicando claramente a sectores como el taxi o el alquiler tradicional. Tecnopopulismo que promete un mundo falso, invadiendo nuestra privacidad, primando la inteligencia artificial sobre la humana, donde el control por su hegemonía entre las grandes potencias incrementa el riesgo de hacer insostenible aún más al planeta, negando el valor de la historia, de la memoria ante tanta mutación tecnológica, perdiendo la identidad personal y la colectiva, modificando nuestros comportamientos diarios. De todo ello dan cuenta Armand Balsebre y Antoni Vidal en Darwin en el desván. Progreso, sumisión tecnológica y medios de comunicación’.

Para acabar, un libro que siendo uno de los más vendidos es difícil de ver reseñado en la prensa de papel. Fonsi Loaiza nos acerca en ‘Florentino Pérez, el poder del palco, a la figura de uno de los personajes más poderosos del país. Criado en la infraestructura franquista, tras pasar por la UCD, apadrinó la Operación Roca con la pretensión de derrotar a Felipe González. Aquel fracaso le hizo comprender que el palco de Chamartín es más relevante y beneficioso para sus negocios que el Consejo de ministros, siguiendo el ejemplo de Santiago Bernabéu. La negación de Matilde Fernández (PSOE) a reconvertir la ciudad deportiva merengue en edificable, supuso su veto por las emisoras de Prisa, cuyo responsable era Antonio García Ferreras, que cuenta entre sus colaboradores habituales en La Sexta con Eduardo Inda, a quien Florentino impulsó como director de Marca y que ha sido condenado en repetidas ocasiones por sus fakes sobre Podemos.

Fonsi cuenta la relación del presidente madridista con el Tamayazo, origen de los años de poder interrumpido del PP en Madrid. Del apoyo de su hermana a Ayuso. De la mano derecha de esta en los actos del centenario del club merengue. De los fichajes más relevantes del club con dinero público. De su relación con Miguel Blesa, responsable de Bankia implicado en la estafa de las preferentes, que acabó suicidándose. De los fraudes fiscales filtrados por Football Leaks, adulterando la competición. De la supuesta relación de Pérez con tramas como la Púnica, Gürtell, Bárcenas, Lazo, Castor… Del destrozo de la selva guatemalteca por su constructora ACS, dejando a 30.000 indígenas sin agua. De su papel como patrono o patrocinador de fundaciones ligadas a partidos y sindicatos. De su relación y comidas con Alberto Núñez Feijóo, en los papeles de Bárcenas aparece el apunte de una donación de un millón de euros por parte de ACS al PP gallego. Un libro documentado que muestra la relación entre política, medios, empresa, fútbol y justicia.

Faltan títulos, especialmente los editados por los centenarios de Pasolini o Saramago, que dejo para un futuro texto monográfico.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Maribel

    Por Maribel, el 08 junio 2022

    Sugerencias para próximas ferias del libro: incluso para personas , como yo, en silla de ruedas, casetas con mostradores más bajos, mejor atención, espacios para nosotros, no sentirte rodeado por todos los lados es agobiante. A la gente no le importa que vayas en silla y casi se te caen encima.
    Lo he pasado tan mal que no pienso volver por mucho que adore y ame los libros

    • Rubén

      Por Rubén, el 08 junio 2022

      Lo siento, tienes razón.

      Fui el jueves por la mañana y era agobiante, además del calor la falta de espacio entre casetas.

      Suelo dejarme una pasta y no compré nada por primera vez en años, lo seguiré haciendo en las librerias de barrio.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.