La metamorfosis surrealista-musical de la Plaza de España

Un viaje surrealista-musical a la metamorfosis de la Plaza de España

Un fotograma del documental ‘Metamorphosis’.

Menéalo

Polémicas aparte sobre el resultado final tras tanto tiempo de obras, en el documental-musical ‘Metamorphosis’, el cineasta británico-español Tom Skipp narra la transformación de la Plaza de España en Madrid, desde el día anterior en que comenzaron las obras (abril 2019) hasta el día de su inauguración (otoño 2021). No se trata de un documental al uso, a pesar del montaje cronológico. Pudiéramos decir que la mirada de Skipp ahonda en el “misterio” de una obra de esta magnitud, en la que tiene que morir la realidad anterior para alumbrar una nueva. Es una metamorfosis en el sentido clásico y en la que cobra una importancia capital la música. Esta, interpretada ‘a capella’ por cantantes de formación clásica y grabada ‘in situ’, ejerce como nexo entre lo que se va y lo que viene, la superficie de la plaza (el mundo de lo real) y los túneles y espacios subterráneos que surgen (lo sutil y telúrico). ‘Metamorphosis’ puede verse hoy en el cine Renoir Princesa.

En una obra de la magnitud de la reciente transformación de la Plaza de España, de Madrid, se remueven muchas cosas. No solo toneladas de tierra, piedras, escombros, estatuas que irán a parar quién sabe dónde, árboles que arrancan y se colocan en otro lado. Hay un movimiento de energías, se descubren antiguas ruinas, sale al aire lo enterrado durante décadas… Y todo ello transcurre tras las vallas que tapan las obras. “Siento fascinación por este tipo de lugares prohibidos, tapados, cuya transformación ocurre a puerta cerrada”, dice Tom Skipp.

Este cineasta tuvo carta blanca por parte de la firma de arquitectos (Porras Guadiana Arquitectos) que llevó a cabo la remodelación de la Plaza de España para entrar y rodar cuantas veces quisiera en las obras. Skipp había grabado con anterioridad en espacios similares y en subterráneos en Madrid, como el estanque de tormentas del Canal o el túnel de Bonaparte, y el arquitecto Fernando Porras-Isla, que conocía su trabajo, le propuso documentar la remodelación de la plaza.

Así, Skipp, durante los dos años y medio de obras, colocó la cámara en los rincones más secretos del espacio, en los túneles que iban desbrozando las taladradoras, sobre la tierra que aparecía bajo los cascotes… Lo que hace absolutamente especial a este documental es la participación, como eje que lo vertebra, de cantantes profesionales de clásica, incluso del coro de la Sociedad Coral de Madrid, que interpretan la música a capella. Estos artistas, convertidos sutilmente en seres mitológicos en Metamorphosis, ejercen de conector entre lo real y lo irreal; también entre la ciudadanía, que se ve privada de la plaza hasta que pueda volver a disfrutar de ella, y los obreros y arquitectos que trabajan día y noche para dar a luz el proyecto. Representan también, de alguna manera, “el espíritu” de la obra.

El resultado es un largometraje, un híbrido entre documental y musical, que sólo se podrá ver proyectado un día (hoy mismo). Luego también formará parte, como videoinstalación, en la exposición sobre la Plaza de España que se celebrará en la Central de Diseño de Matadero Madrid en marzo de 2023.

“No sabía al inicio del proyecto que iba a ser también un retrato del confinamiento y
 que iba a incluir imágenes inéditas del lugar en medio del temporal de nieve Filomena. Inéditas, porque la Plaza de España estaba cerrada al público, y yo era la única persona allí durante la tormenta de nieve”, dice Skipp.

“Los arquitectos me ofrecieron la oportunidad irrepetible de formar parte de la historia de la 
ciudad de Madrid y poder documentar en estos casi tres años los procesos y cambios positivos, además de situar en esta escena única llena de locura a sopranos y tenores en medio del
fragor de los frenéticos trabajos”, explica Skipp. “La voz humana sin más aditamentos constituye una presencia que es como si se quedara impregnada en el espacio. Se queda en él como una presencia muy palpable”.

Grabar a los cantantes (Laura Fernández Alcalde, Juana Molinero, Susanna Wolff, Elena Castresana, Teresa Cubeiro Espinosa y el cuarteto Guerrero, además del coro de la Sociedad Coral) en plenas obras no fue fácil ni para Skipp ni para ellos. “Los cantantes tienen tanta sensibilidad que saben adaptarse a un entorno tan difícil como es una obra y sacar provecho del posible eco o no”, agrega Skipp.

Fernando Porras-Isla, absolutamente comprometido con el rodaje, añade: “Desde que ganamos el concurso de remodelación de la plaza pensé en Tom. Sabía que no solo grabaría los avatares de máquinas, trabajadores y materiales, sino que descubriría secretos que solo su cámara es capaz de ver y así construiría una narración más rica que el simple testimonio del paso de los días en la obra”.

El vídeo es un homenaje a la transformación radical de un espacio urbano en forma de película musical. Los acontecimientos de la obra, resguardados del público y extremadamente efímeros, que a veces duraban solamente unas horas, proporcionaron un escenario perfecto para incluir fragmentos musicales de canciones clásicas y populares dando a los cantantes y a la música un papel protagonista que dialoga con máquinas y trabajadores. De esta manera, la cámara de Skipp ha captado lugares en mutación que ya no existen ni se pueden visitar, tal como explica el director: “Quizá es esta singularidad lo que da un toque surrealista a la película. Todo se escenifica en lugares extremadamente fugaces y casi no vistos de la obra, lugares que es imposible volver a percibir”, concluye Porras-Isla.

Fotograma del documental ‘Metamorphosis’.

Varias cantantes actúan en medio de este paisaje cambiante y otorgan a la película un tono surrealista que la hace diferente a cualquier otro documental. Así, vemos el traslado de árboles de la plaza con las raíces intactas a un parque cercano donde se replantan; estatuas de ninfas izadas a un camión y despojadas de su divinidad; o incluso sopranos peleando vocalmente con excavadoras. Durante la filmación sucedió la pandemia del Covid-19, marcando un claro antes (sin mascarillas) y después (con mascarillas) en su cronología.

La escena de la pandemia de la película dura un minuto y se desarrolla en un silencio total, un tributo a las personas que perdieron la vida por el covid. En última instancia, Metamorphosis es un testimonio musical de la resiliencia de los trabajadores y residentes de Madrid que lucharon para seguir adelante durante el confinamiento y construir un nuevo espacio para la ciudad.

‘Metamorphosis’ se estrena hoy, 20 de octubre, a las 20.30 h. en el Cine Renoir Princesa, en lo que será su único pase. En su acto de presentación actuarán en directo las sopranos Juana Molinero y Laura Fernández Alcalde, se proyectará el largometraje y para terminar habrá un coloquio con el arquitecto Fernando Porras-Isla y Tom Skipp.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.