Un tercio del territorio español protegido, ¿y el resto?

Un tercio del territorio español protegido, ¿y el resto?

Parque Nacional del Teide. Foto: Diego Delso.

Menéalo

El ‘Anuario 2020 del estado de las Áreas Protegidas en España’, a cargo de Europarc-España y la Fundación Fernando González Bernáldez –el décimo que elaboran y recientemente presentado–, destaca que España es líder de la UE como el país con mayor superficie de espacios naturales protegidos. Pero sigue insistiendo mucho en que son necesarios más planes de gestión y evaluación y que, sobre todo, hace falta no considerar estos espacios como oasis, como islas, sino que hay que tener una visión integral y sostenible de todo el territorio. Vamos allá a ver qué nos dice el Anuario.

El Anuario de Euro-Parc (entidad creada hace dos décadas y que agrupa a entidades de 37 países) destaca la privilegiada situación de España en la declaración de zonas protegidas. Ocupa: El primer lugar mundial en Reservas de la Biosfera –territorios cuyo objetivo es armonizar la conservación de la diversidad biológica y cultural y el desarrollo económico y social a través de la relación de las personas con la naturaleza– con 53 sitios. El segundo lugar mundial en Geoparques –territorios designados por UNESCO que presentan un patrimonio geológico notable, que es convenientemente conservado y utilizado como motor para el desarrollo local– con 15 sitios. El tercer lugar mundial en Humedales de Importancia Internacional bajo la convención de Ramsar.

Haciendo números; bueno, los hizo Marta Múgica, directora técnica de Europarc: si a nivel mundial la superficie terrestre protegida es de un 16% y un 8% la marina; en España, contando la Red Natura 2000, estos porcentajes ascienden a 36% y 12%, respectivamente. Y resume Marta Múgica: “En estos momentos de crisis sistémica, es crucial reconocer el papel que juegan los 16 parques nacionales, los 152 parques naturales y, en fin, los 1.800 lugares legalmente protegidos no solo para la conservación de la biodiversidad, sino para el bienestar del conjunto de la sociedad”. Todas esas áreas sumadas hacen un total de 18 millones de héctareas terrestres protegidas, más otros 13 millones de hectáreas marinas.

Y agrega Múgica: “Cada vez hay más evidencias y experiencias demostrativas del papel que están jugando las áreas protegidas como herramientas para contribuir a la salud de las personas, para afrontar el cambio climático y para promover la educación ambiental para la sostenibilidad. Para ello es fundamental asegurar su gestión adaptativa y eficiente, con medios materiales, económicos y humanos adecuados a los nuevos retos”.

Asimismo, estudios recientes muestran los beneficios que aportan los espacios protegidos españoles en términos económicos y de empleo. Se calcula que los réditos de la Red Natura 2000 en España son 7,5 veces mayores que los costes estimados para su mantenimiento, generando una estimación de 187.000 empleos directos y 402.000 empleos indirectos.

La Yecla y las dunas de Liencres

Vamos con más datos curiosos que sacamos hojeando este Anuario. En los tres últimos años, las comunidades que más han apostado por declarar nuevos espacios protegidos han sido Castilla y León y Andalucía (esta, con la figura de monumentos naturales). Hay que destacar el Parque Natural Sabinares del Arlanza-La Yecla, en Burgos, con casi 40.000 hectáreas; y la ampliación en Cantabria del parque natural de las Dunas de Liencres, que casi ha multiplicado por 10 su extensión, pasando de 195 hectáreas a 1.753 e incluyendo la Costa Quebrada.

Una de las figuras de protección que más se ha desarrollado en la última década ha sido la de geoparques, que han pasado de 7 en 2011 a 15 en 2020; ahí están desde el Cabo de Gata-Níjar (el primero declarado, en 2006) a las islas de El Hierro y Lanzarote, las comarcas de Las Loras, en Burgos, y del Maeztrazgo, en Aragón, y las Montañas do Courel, en Galicia. En cuanto a las Reservas de la Biosfera, en los últimos dos años solo se ha declarado una nueva, en 2021, la Ribeira Sacra y Serras do Oribio e Courel, en Galicia.

Parque Nacional de Sierra Nevada. Foto: Pixabay.

15 millones de visitantes a parques nacionales

La superficie total protegida con la figura más estricta, la de parque nacional, abarca casi medio millón de hectáreas, lo que se acerca al 1% de la superficie total terrestre española. En este sentido, destaca la declaración del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves el pasado verano y la extraordinaria ampliación del PN del Archipiélago de Cabrera en 2019, que pasó de 10.000 a 90.000 hectáreas, casi todas marinas, y que lo convirtió en el PN de mayor extensión, justo por delante de Sierra Nevada, con 85.000 hectáreas protegidas. Señalar además que estos espacios reciben al año en torno a 15 millones de visitantes; de los que la mitad corresponden a los cuatro parques canarios (con el Teide, casi 4,5 millones, sacando mucho la cabeza). “A pesar de estos datos, la opinión pública española no termina de valorar la importancia de estos espacios o de sentir orgullo por nuestro liderazgo global. Tampoco considera la necesidad de invertir en su cuidado y mantenimiento. Como resultado, la inversión pública en nuestros espacios naturales ha disminuido sustancialmente en los últimos años, según refleja la inversión en nuestros parques nacionales”, explica Ignacio Jiménez, portavoz de Fundación Global Nature en esta campaña.

Precisamente por eso, y con el objetivo de dar mayor visibilidad a las áreas protegidas naturales de España, la Fundación Global Nature, Europarc-España y la Asociación de Ecoturismo en España han presentado la campaña de sensibilización Nuestros Espacios Protegidos (con voz de la actriz Adriana Ozores): “Entre los objetivos de esta campaña está revalorizar el trabajo de cuidado y mantenimiento de las áreas naturales; reconocer la importancia para el conjunto de la sociedad del patrimonio natural y cultural de estas zonas –esenciales para la biodiversidad y la mitigación del cambio climático–, y retratar la cotidianidad de quienes viven y trabajan en estos espacios, contribuyendo a su vez al desarrollo socio-económico de los territorios”.

Parque Natural de las Dunas de Liencres, en Cantabria. Foto: Maite Von Thode

“Declarar es solo el primer paso”

Pero a todo esto, Marta Múgica recalcó que aunque se ha avanzado mucho en los últimos años en la elaboración de planes de gestión de estas áreas protegidas, la gran asignatura pendiente sigue siendo la evaluación: “No nos podemos dar por satisfechos. No hay solo que declarar, sino mejorar la gobernanza. A nivel global, solo en el 18% de los territorios se evalúa la gestión. Declarar es solo el primer paso, luego hay que añadir una gestión eficaz, con planificación, dotación de recursos materiales, económicos y humanos, evaluación, comunicación y participación, y transferencia de conocimiento. En este punto, si nos detenemos en los planes de gestión de la Red Natura 2000, vemos que comunidades como la valenciana y la balear aún solo tienen aprobados un 50%, y Murcia no llega al 25%.

Por último, la portavoz de Europarc-España concluyó. “Estos espacios protegidos no son islas, no podemos tomárnoslos como tales; hay que avanzar en otras fórmulas, mejorando la conectividad, evitando la fragmentación”.

Como novedad en este décimo anuario, y con el ánimo de ser positivos y propositivos, se ha incluido un capítulo de buenas prácticas, “de experiencias inspiradoras en áreas protegidas”. En él podemos encontrar desde los planes para la adaptación al cambio climático en el Montseny, en Garajonay o en la Sierra de Espuña a la recuperación de la jarilla de cumbre, endemismo del Parque Nacional del Teide, o el plan alimentario de la Reserva de la Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.