The Dead South, la gran esperanza del folk canalla e ilustrado

The Dead South, la gran esperanza del folk canalla e ilustrado

La banda canadiense The Dead South.

Menéalo

Se presentan como una banda de folk y ‘bluegrass’, pero los canadienses The Dead South son mucho más que eso, son la gran esperanza del folk canalla e ilustrado, como dejaron demostrado sobre los escenarios en su primera gira por España el pasado abril.

Formados en 2012, cuando se encontraron Nate Hilts (voz y guitarra rítmica), Scott Pringle (guitarra, mandolina, voz) y Colton Crawford (banjo), ya por entonces cada uno traía su particular manera de disfrutar de la música, una horquilla de gustos e influencias que iba de Johnny Cash a System of a Down, aunque todos coincidían en el gusto por la música de raíz, por el folk norteamericano, que en aquellos días vivía unos momentos de resurgimiento gracias a bandas como Mumford and Sons o Wagon Wheel. A ellos tres se unió Danny Kenyon (violonchelo y voz) para terminar de redondear el sonido, acústico y desenfrenado, emocionante y contagioso. Lo último que han publicado son dos referencias en forma de Ep, Easy Listening for Jerks, todo versiones, en el primer volumen de clásicos country, y el segundo, de favoritos del rock. Una elegante estética western completa su puesta en escena. Irresistibles.

Tengo entendido que vuestros principios fueron más eléctricos, musicalmente hablando.  

Tocamos en dos shows con una formación diferente, con batería y guitarra/bajo eléctrico, pero después de esos dos primeros shows cambiamos a nuestra configuración actual. El resto de la banda se alejó y solo Nate y yo tocábamos micrófonos abiertos, y poco después Danny y Scott se unieron a la banda.

Aunque musicalmente abrazáis la tradición folklórica o country, transmitís un halo rockero del que parecéis estar orgullosos.

¡Sí! Todos crecimos escuchando rock clásico, punk y metal, y esa influencia es clara, especialmente en la forma en que estructuramos nuestras canciones. Nuestras canciones siguen el formato tradicional rock/pop (estrofa / estribillo / estrofa / estribillo / desglose / estribillo final), a diferencia del formato bluegrass (parte A / parte B). Casi nos consideramos una banda de rock and roll que solo toca instrumentos acústicos, más de lo que sería una banda de bluegrass o folk.

Vuestros dos últimos Ep’s son quizás eso, esos grandes pilares que sustentan vuestra música, ¿no?

¡Exactamente! Es una especie de carta de amor a las dos mitades de lo que somos como banda: el bluegrass tradicional, el folk y el country; y las influencias del rock y el punk con las que crecimos.

¿Viene ese interés por el country y el ‘bluegrass’ desde jóvenes? ¿Es la música que se escuchaba en vuestras casas?

Mi mamá escuchaba rock clásico y mucha música country. El metal fue y sigue siendo la música que escucho con más frecuencia. Nos inspiramos en muchas bandas del género new-folk, bandas como Trampled by Turtles, The Devil Makes Three y Old Crow Medicine Show. Estas bandas también estaban formadas por chicos que crecieron escuchando rock y punk y cambiaron a la música acústica.

¿Vivís en Regina? ¿Cómo es esa ciudad? ¿Hay espacio para propuestas como la vuestra?
Tres de los cuatro vivimos en Regina. Es una ciudad pequeña y tranquila, solíamos tocar ahí todo el tiempo, pero ahora que hacemos tantas giras ya no tocamos con tanta frecuencia.

¿Cómo ha sido vuestro primer paso por España?

¡Fue guay! España es fantástica, con multitudes ruidosas y entusiastas, y la gente era muy agradable. ¡Esperamos volver pronto!

Subís al escenario elegantemente vestidos, ¿por qué decidisteis maquearos así para actuar?
Sucedió casi por casualidad. A menudo tocábamos el tema sobre cómo nos vestíamos en el escenario: usar el mismo sombrero, la misma camisa, calzoncillos largos, lo que fuera… Una noche nos vestimos con camisa blanca y tirantes, y nos gustó, así que nos lo quedamos. A lo largo de los años, lo hemos personalizado un poco más con sombreros, corbatas y chaquetas.

Me recuerda a The Band, ese look que llevan durante las entrevistas en la película ‘El último vals’.
Impresionante.

¿Por qué ese guiño a Rancid en la portada de ‘Easy Listening for Jerks parte II’? ¿Son colegas?
¡Mola! Y esa portada de Rancid es en realidad un guiño a la portada de un álbum de Black Flag… Es como el comienzo de la portada de un álbum. Nunca hemos tenido la oportunidad de conocer a Rancid, pero con suerte sucederá algún día, todos somos muy fan. Pudimos verles actuar en Nashville no hace mucho tiempo, y fue fantástico.

¿Teméis que los más puristas del country os señalen por versionar canciones sagradas en ‘Easy Listening for Jerks part I’?
No realmente; siempre habrá puristas a los que no les gusten ciertas bandas o versiones, pero en general nos han tratado muy bien en el mundo del bluegrass y el country.

¿Con qué grupos de la escena os sentís hermanados?

Nuestra mayor influencia cuando comenzamos la banda fue The Devil Makes Three. Todavía no hemos tenido la oportunidad de conocerlos o jugar con ellos, pero esperamos que pase pronto. Otra gran influencia fue Trampled By Turtles; pudimos hacer una gira con ellos hace unos años. Fue realmente genial poder pasar el rato con ellos como compañeros.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.