“Empezaba la vacunación y escribí mi canción más optimista”

“Empezaba la vacunación y me salió la canción más optimista que he escrito”

La banda Funambulista. Foto: Angelyllo Jr.

Menéalo

Murciano, de Molina de Segura y del 82, pero madrileño de adopción desde hace años, Diego Cantero se trasladó a la capital para profesionalizarse en la música, una pasión y una vocación que desde crío le atrajo desproporcionadamente. Hoy no hay plaza que se resista a Funambulista, siempre en el escenario grande, como cabeza de cartel. Le espera un otoño movidito de conciertos, empezando la próxima semana por su tierra. Se lo ha ganado a pulso. Y lo quiere celebrar con el tema más optimista que ha compuesto hasta ahora, ‘Me gusta la vida’, avance de su nuevo disco.

El camino no ha sido ni fácil ni corto: a los cinco años se inició en clases de música. Desde ahí, el entorno familiar siempre fue amable para que él y su hermano (mayor) progresasen y se formasen en ese sentido. Luego llegaría lo de descubrir a los grupos (como Hombres G), dejarse llevar por las canciones (como las de Ismael Serrano), la adolescencia y las ganas de aprender a decir algo por sí mismo a través de un puñado de acordes.

Con la mayoría de edad oficializada, Diego se presenta a concursos de cantautores y recauda premios como para grabarse una maqueta. Repite esa fórmula dos veces más hasta que en 2005 gana un concurso promovido por una importante marca de cerveza. Esto hará de altavoz para que sus canciones lleguen a más gente y a profesionales de la industria que distinguen en Diego un talento destacado. El tiempo que ha pasado desde entonces no ha sido perdido. Desde hace más de una década dejó aparcado su nombre propio para sustituirlo por el de Funambulista, el que desde entonces es su nombre artístico, fichó por una multinacional y las escuchas de sus canciones se cuentan por miles y miles.

Ha costado encontrar un hueco en su repleta agenda; desde la agencia de comunicación lo excusaban: “Entre la gira con Marwán, su gira individual, las grabaciones de su nuevo disco, las vacaciones, trato de pillarle en un momento libre. Yo se lo estoy recordando constantemente para que nos envíe la entrevista contestada cuanto antes”. Funambulista está en un momento dulce de su carrera y decir eso en estos tiempos es algo muy grande.

Tras un 2020 inaudito, parece que todo arranca otra vez, poco a poco. ¿Llegaste a ver muy oscuro el panorama en algún momento de la travesía pandémica? 

Reconozco que en algún momento pensé en el hecho de que nunca más se pudieran hacer directos; al día siguiente ya estaba comprando los cacharros necesarios para poder retransmitir desde mi casa. Todos nos vimos sumidos en el caos de lo desconocido y es ahí donde fuimos capaces de reinventarnos.

Eso queda plasmado en tu nueva canción, ‘Me gusta la vida’, adelanto de tu nuevo disco. ¿Cuándo te salió este tema, en pleno marrón o ya cuando empezó la vacunación? 

Empezaba la vacunación, me salió el tema más optimista que he escrito hasta ahora, pensé que era el momento de recordarnos los motivos por los que vale la pena seguir adelante.

El caso es que regresas, y lo haces con atuendo deportivo y con Marwán en tu equipo. ¿Qué vais a ofrecer en ese racimo de fechas a quienes pasen a veros? 

Vamos a ofrecer lo que somos: dos amigos que se quieren, se respetan y se admiran. Eso encima del escenario se convierte en una complicidad, tanto entre nosotros como con el público, que traspasa la piel.

¿Eres del deporte? ¿Os patrocina Adidas? ¿Por qué de esa guisa en el cartel de la gira? 

¡Qué va!, hacemos deporte por mantenernos medianamente, esto fue por divertirnos. La gira se llama Tarde, pero llegamos, así que un día de risas empezamos a pensar escenas que nos transmitieran eso. Y Adidas no nos patrocinó, ojalá…

Marwán es un colega ya de hace tiempo. Ya habéis dejado juntos temas como ‘Trozos de una mitad’ y ‘Cómo hacer que vuelvas’  ¿Cuándo, donde os conocisteis?, ¿hubo química desde el minuto cero? 

Hace 18 años, en Libertad 8, yo subía de Murcia a tocar y se pasó Marwán, desde entonces una preciosa amistad.

He visto que ganaste muchos premios y que te presentaste a un montón de certámenes cuando eras joven. 

Al principio tuve la suerte de que existiera un circuito de concursos de cantautores por muchas ciudades de España; eso me permitió conocer a otros que hacían lo que yo. En aquel momento no había redes sociales, así que el mejor modo de conocer a alguien de la música era en ocasiones como esas.

Eres de Murcia, pero me consta que llevas tiempo en Madrid. A la hora de inspirarte para escribir, ¿te influye más el lugar donde estás o el lugar del que te fuiste? 

Al llegar a Madrid, los primeros años hablaba de esta ciudad. Me sentía Paco Martínez Soria y esa capacidad de asombro me inspiraba mucho. Últimamente escribo pensando en mi tierra, ya han nacido algunas canciones como La vida de antes y otras que saldrán en el próximo disco.

Ser artista y ser compositor son dos oficios que tú manejas con soltura, ¿en qué faceta te sientes más a gusto?, ¿tiene sentido una sin la otra? 

Te cambio artista por intérprete, no termino de hacerme con la palabra artista. Escribo mis canciones y las de otros, por eso soy compositor, interpreto las mías en vivo y eso me convierte en intérprete. Me gusta el equilibrio que provoca estar a ambos lados continuamente; me hace empatizar con ambos mundos y construir desde ahí, me resulta mas satisfactorio.

Me gustaría que me contases alguna anécdota con tu banda de ‘hardcore’, a veces la gente no lo llega a creer… 

Cuando tenía 16, tocaba en varios grupos de mi pueblo, eran de música durísima, pero al mismo tiempo escuchaba en casa a Pedro Guerra e Ismael Serrano. A menudo acababa recitando versos de sus canciones sobre una base punk rock; esa etapa la recuerdo con infinito cariño.

¿Tienes algún amuleto o lugar especial cuando te pones en serio con una canción?  

Tengo un estudio de grabación propio donde paso una jornada laboral cada día, a no ser que esté de gira o promoción. Esa es mi rutina, por eso me considero más artesano que artista.

Hay canciones que han hecho la revolución, artistas que han cantado hasta morir para reivindicar una idea, ¿hasta dónde crees que llega el poder de una letra y una melodía? 

A cambiar el mundo, sin lugar a dudas.

¿Qué te parecen casos como el de Pablo Hasel o Valtònyc o César Strawberry, que han terminado en condenas? 

De traca.

Próximos conciertos confirmados de Funambulista: Molina de Segura (9 septiembre), Lorca (11 septiembre), Ruidera (1 octubre), Ibiza (3 octubre), Cáceres (5 noviembre), Badajoz (6 noviembre).


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.