Vuelve el Nobel Kazuo Ishiguro con Klara, una Amiga Artificial - EL ASOMBRARIO & Co.

Vuelve el Nobel Kazuo Ishiguro con Klara, una Amiga Artificial

El escritor Kazuo Ishiguro

Menéalo

Uno de los aspectos cruciales cuando se escribe una narración, ya sea novela o relato, es elegir el punto de vista, la voz narrativa. Es algo en lo que insisto mucho en las clases. Y algo que ha hecho de nuevo con maestría el escritor británico de origen japonés Kazuo Ishiguro en ‘Klara y el Sol’, la última novela publicada por el premio Nobel, la primera después de recibir el galardón.

Cuando ya tenemos esa voz, lo demás surge un poco solo, como si alguien nos estuviera hablando al oído.

En el imperdible Mecanismos de la ficción, el crítico y novelista James Wood asegura: “La casa de la ficción tiene muchas ventanas, pero solo dos o tres puertas. Puedo contar una historia en tercera persona o en primera persona, o quizás en segunda persona del singular, o en primera persona del plural, aunque los ejemplos acertados de este último caso son realmente escasos. Y eso es todo. Cualquier otra cosa probablemente no se parecerá demasiado a una narración, puede estar más cerca de la poesía o de la prosa poética”.

De modo que elegir esa puerta de entrada, la voz que nos va narrar, es el primer ladrillo, tal vez el más importante, para construir el edificio en el que albergaremos nuestra historia. Luego vendrán los personajes, el tiempo, el lugar, la atmósfera, los conflictos y la trama. Pero será esa voz lo que tire de la historia.

La originalidad y verosimilitud de la voz narrativa elegida es uno de los grandes atractivos de Klara y el Sol (Anagrama), la última novela publicada por el premio Nobel Kazuo Ishiguro, la primera después de recibir el galardón. Tengo devoción por Ishiguro en general, quien ya antes había introducido elementos fantásticos o de ciencia ficción en alguna de sus novelas, como en Nunca me abandones. Con otros autores de su generación –pienso en Ian McEwan por ejemplo– Ishiguro ha ido revolucionando la novela inglesa sin armar ruido. Y eso es lo que me encanta de estos narradores talentosos, que son capaces de cambiar las cosas sin que el lector se dé cuenta, sin necesidad de recurrir a paradigmas y etiquetas como la Gran Novela Americana, algo que ocurre en Estados Unidos por ejemplo.

La narradora de Klara y el Sol es justamente Klara, una Amiga Artificial (AA). Y este hecho determina todo lo demás. Nos encontramos ante una historia más o menos distópica, o con elementos de fantasía, en un mundo con unas reglas tan rígidas y clasistas para los humanos que muchos se sienten solos y abandonados, sobre todo los niños que han sido mejorados. Para solucionar este problema, se han creado para ellos amigos artificiales, seres que les acompañan y cuidan mientras están creciendo y se abren a la vida, un tema recurrente, el de la adolescencia, en las historias de Ishiguro. Uno de los amigos artificiales es Klara, adoptada/comprada en una tienda por la madre de Josie, una niña “mejorada” con problemas de salud. Klara se convertirá en una presencia ineludible y fundamental en la vida de Josie, de su madre, y, también en la de Rick, el mejor amigo de la niña. El hecho de que sea Klara quien cuente la historia determina todo lo demás, decía, y también lo enriquece, porque lo que tenemos es la mirada de esta Amiga Artificial.

A través de lo que nos cuenta Klara y cómo lo cuenta, entendemos mejor quiénes somos los humanos, lo que nos hace frágiles, nuestras emociones y contradicciones: el amor, la lealtad, los celos, la amistad o los sueños. Inventarse la mirada de alguien que no existe, como ha hecho Ishiguro, y que nos creamos lo que nos cuenta (tiene todas las papeletas para ser un narrador poco fiable), es toda una proeza del escritor británico. Klara es uno de los personajes más conmovedores que ha creado la ficción contemporánea. Podríamos pensar que es sólo una especie de robot, un ser artificial, pero no es así. Es mucho más que eso. Diría que es más humana que muchos humanos, que en ella perviven cualidades que tal vez hemos olvidado y que recordamos mientras nos narra, con inocencia e ingenuidad, esta historia que te atrapa desde el comienzo. Klara sabe de su dependencia del Sol y busca sus rayos para poder vivir. Esta novela deliciosa nos interpela sobre la identidad, sobre quiénes somos, no solo como individuos, sino también como sociedad. Una narración magistral y arriesgada, que he leído de un tirón y que me ha emocionado casi hasta las lágrimas.

Taller de Escritura de Clara Obligado

Nuestro taller literario acompaña de manera personalizada los procesos de escritura creativa, tomando en cuenta tus intereses, tu poética, tus posibilidades. Te ofrecemos una puerta de entrada al mundo de la literatura, con talleres de escritura creativa en distintos niveles, desde la iniciación total hasta la profesionalización, para los más jóvenes y para los más maduros, talleres de lectura, opciones online y en directo, un cuidado servicio de corrección literaria con distintas opciones de trabajo, charlas con autores, editores y profesionales del libro y, sobre todo, un equipo con muchísima experiencia en la formación de escritores y ganas de seguir aprendiendo contigo.

Si estás interesado, escríbenos:

javiermorales@escrituracreativa.com

https://escrituracreativa.com/contact


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.