Aire Libre Marzo: apúntate al seguimiento de aves, insectos y floraciones

Aire Libre Marzo: apúntate al seguimiento de aves, insectos y floraciones

Cigüeña y, volando, un vencejo en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Foto: Manuel Cuéllar.

Menéalo

Este Aire Libre de Marzo, que supone el tránsito del invierno a la primavera, lo dedicamos a hacer ciencia ciudadana entre todos a través de sencillas ‘app’ del móvil. Apúntate a las redes de seguimiento de las primeras golondrinas que llegan de África o los primeros vuelos de las mariposas limoneras. De nuevo, el confinamiento y la limitación de la movilidad no son excusa. El río, pradera, parque o descampado más cercano a nuestras casas valen para mezclar ocio y ciencia. La satisfacción es doble: porque contribuimos a tener más datos sobre el estado del planeta. No sería la primera vez que el aparente simple hecho de anotar y trasladar a una plataforma digital la fecha de la temprana floración de una planta sirve para detectar y prevenir los efectos de la emergencia climática.

Justo hace un año, antes de que empezara lo peor de la pandemia por coronavirus y el consecuente confinamiento, animaba desde el Aire Libre de marzo a salir a disfrutar del bello cortejo nupcial de las avutardas, a seguir las huellas y los rastros de unos carnívoros ibéricos más activos que nunca entre momentos de celo, reproducción y crianza de cachorros y a disfrutar con la floración de los cerezos entre las montañas de la Marina Alta alicantina. Y un año más atrás, en 2019, eran más cerezos, golondrinas y mariposas las protagonistas de esta misma sección. Ahora lo vuelven a ser con el añadido de la ciencia ciudadana.

Escuchar en marzo entre un bosquete de robles el cú-cuu del primer cuco que detectamos en la península o Baleares, tras pasar el invierno en el sur de África, tiene su premio sensorial y emocional. A ello le añadimos otro premio: subir nuestra identificación a una plataforma digital de ciencia ciudadana con el lugar y el momento en que se ha dado sirve, primero, para recibir incluso información con el nombre de la especie si no hemos sido capaces de averiguarla, pero sobre todo para compartir una emoción que contribuirá a un mejor conocimiento y protección de la especie y su hábitat.

Llegan golondrinas, vencejos, cigüeñas y milanos

Una de esas plataformas de ciencia ciudadana asociadas a las aves, que como la gran mayoría están vinculadas a alguna aplicación móvil que nos facilita la tarea, es eBird, desarrollada por el Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell (Nueva York, Estados Unidos). Desde eBird aseguran que los datos que recogen cientos de miles de personas por todo el mundo “juegan un papel cada vez más importante y diverso para la conservación, ya que a partir de ellos se emprenden acciones tangibles de manejo de áreas y hábitats, evaluación de poblaciones de algunas especies, protección de esos hábitats y provisión de información para la elaboración de leyes y políticas”.

Quién nos iba a decir que apuntar ese primer cuco detectado tendría tanta repercusión. Lo mismo pasa con otras ilustres visitantes aladas que en marzo empiezan a llegar con sus primeros ejemplares o con el grueso de los mismos, como son la golondrina común, la cigüeña blanca o la pariente más amenazada de esta última, la cigüeña negra. Con la vista puesta en el cielo, en buena parte del interior peninsular se ven ya algunos bandos de milanos negros recién llegados también de África. Y atención igualmente al reencuentro primaveral con otras aves rapaces de costumbres más solitarias, como el alimoche, el águila calzada o la culebrera europea.

Qué, dónde, cuándo, cómo y cuántas

Ya que estamos, no cuesta nada, mediante las aplicaciones móviles, subir a esas bases de datos abiertas no solo el nombre de la especie vista u oída, sino dónde, cuándo y cómo aparece, es decir, si la vemos solitaria, en grupo, en pleno cortejo o en una pelea durante el celo. Aquí se puede dar un paso más y colaborar con la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) en algunos de sus doce programas de seguimientos de aves , incluida la conexión con eBird.

Ahora mismo es un buen momento para participar en Aves y Clima  y reportar cuándo llegan algunas de las aves mencionadas, cuándo florecen o echan hojas determinadas plantas o en qué fecha se ven las primeras abejas volando, “lo que aporta una valiosísima información que permitirá conocer cómo afectan a los seres vivos fenómenos como el cambio climático”, señalan desde SEO/BirdLife.

Una mariposa cleopatra, ‘Gonepteryx cleopatra’.

Más avanzada la primavera se abre la participación en el programa de seguimiento de aves comunes reproductoras en España (SACRE), de vital importancia para conocer las tendencias de las poblaciones de algunas especies durante esta estación. En todos los casos existe información sobre cómo participar y a partir de qué nivel de conocimientos lo podemos hacer. Una vez metidos en este segundo nivel de la ciencia ciudadana hay que respetar cierto grado de regularidad en nuestros paseos primaverales por una misma zona, para que los datos tengan mayor validez. No hay que irse muy lejos ni sufrir por los confinamientos derivados de la pandemia porque vale el parque urbano o el descampado más cercano a nuestra vivienda en la ciudad o la orilla del río o una pradera entre cultivos si nuestra residencia está en el medio rural.

Un kilómetro de mariposas
Desde otra plataforma de ciencia ciudadana, Biodiversidad Virtual (impulsada por la asociación Fotografía y Biodiversidad), animan a hacer lo mismo con las mariposas dentro del European Butterfly Monitoring Scheme (eBMS) , creado por Butterfly Conservation Europe para centralizar todos los datos de programas de seguimiento de mariposas de diferentes países. Una vez apuntados, se escoge un kilómetro de un itinerario fijado para recorrerlo semanalmente, o como mucho de forma quincenal, en una hora. Durante el trayecto se apuntan todas las especies de mariposas que se observen, y si se desconoce el nombre se manda una foto y desde Biodiversidad Virtual otras personas que participan nos sacan de dudas.

Solo queda salir a contemplar la belleza de estos insectos. En marzo se deja ver especialmente la limonera o cleopatra (Gonepteryx cleopatra). Seguramente la veamos más a menudo entre zonas abiertas de montaña con matorrales y con las alas plegadas, justificando uno de sus nombres por el tono amarillo limón de sus alas. Si hay suerte y captamos a un macho en vuelo, la belleza se acrecienta con las manchas naranjas que muestra en el interior de sus alas superiores. Diversas especies de colias y otras limoneras, además de las blanquiverdosas (de los géneros Euchloe y Pontia), alegran los primeros días de la primavera entre los prados floridos.

Apuntes sobre las floraciones

Por último, estas floraciones observadas también tienen su vertiente de ciencia ciudadana. Todavía en el norte peninsular aguanta la floración del almendro, que de camino al sur va dando paso a la de los ciruelos y los cerezos. Es fácil dar igualmente con las flores del endrino entre setos y orlas de bosques, de los jaramagos entre la vegetación más espontánea e incluso urbana y de las jaras y los durillos entre el monte mediterráneo. Además de la floración, también es resaltable la foliación, es decir, la aparición de las primeras hojas. La propia Biodiversidad Virtual, otras plataformas como Natusfera y proyectos concretos como RitmeNatura, en Cataluña, y Phenoclim, en toda la cordillera pirenaica, permiten informar y compartir estas observaciones y, una vez más, dar con el nombre de las especies que no conocemos.

Cerramos con el recordatorio de las efemérides ambientales del mes de marzo, que bien pueden conllevar salidas naturalistas con fines de ciencia ciudadana. Las más relevantes son el Día Internacional de Acción por los Ríos (14 de marzo), Día Mundial del Gorrión (20 de marzo y buen momento para cotejar qué tal están nuestras poblaciones de gorriones comunes, en peligroso declive), Día Internacional de los Bosques (21 de marzo), Día Mundial del Agua (22 de marzo) y La Hora del Planeta, organizada por WWF (27 de marzo).

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Aire Libre Abril: Pistas, cursos y concursos para fotografiar la naturaleza

    Por Aire Libre Abril: Pistas, cursos y concursos para fotografiar la naturaleza, el 09 abril 2021

    […] todo este bagaje en la memoria de la cámara queda, por un lado, algo que abordamos en el Aire Libre de marzo: compartirlo en las diferentes plataformas de ciencia ciudadana, sobre todo aquellas imágenes que […]

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.