Hay Festival Segovia 2021, concienciar para cambiar el mundo

Hay Festival Segovia 2021, concienciar para cambiar el mundo

Juan Manuel Santos e Ingrid Betancourt en el Hay Festival de Segovia.

Menéalo

Grandes figuras del mundo de la literatura, la cultura, la política y el deporte se dieron cita en Hay Festival Segovia 2021 el pasado fin de semana. ‘El Asombrario’ estuvo allí y en esta crónica destacamos la presencia de la activista política Ingrid Betancourt, el escritor John Boyne y la campeona de España de surf Garazi Sánchez, que hablaron sobre derechos humanos, sostenibilidad, medioambiente y derechos LGTBI.

“Hemos venido al mundo a cambiarlo”. Con esas palabras concluía la política y defensora de los derechos humanos colombiana, Ingrid Betancourt, la charla que tuvo junto al ex-presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en la jornada de inauguración del Hay Festival Segovia. Un festival que, del 17 al 19 de septiembre, sirvió de punto de encuentro de grandes figuras del mundo de la cultura, la literatura, la política o el deporte.

Unas palabras que sonaron con firmeza en la sede de IE University (una de las sedes principales) y que ponían de manifiesto el compromiso del festival con los derechos humanos, el feminismo y la denuncia social, así como la preservación y cuidado del medioambiente, uno de los ejes principales de esta edición. Betancourt, que permaneció secuestrada durante seis años y medio por la guerrilla de las FARC, fue la creadora en 1998 del primer partido ecologista de su país, el Partido Verde Oxígeno, y a día de hoy sigue defendiendo el ecologismo como una “cuestión de primera necesidad, al igual que lo es la justicia social, la lucha contra la corrupción o, más concretamente, la búsqueda de procesos de paz para acabar con el narcotráfico en Colombia”, argumentó.

Durante el encuentro, la ex-candidata a la presidencia de Colombia puso la nota emotiva al rememorar aquellos años de secuestro, el tema principal de la charla. “Nos ponían a escalar paredes verticales e íbamos encadenados a otro secuestrado, yo no podía mirar hacia abajo porque si caía nos matábamos los dos», contó. Al ser preguntada por los motivos por los cuales cree que fue secuestrada, Betancourt contestó: “Por ser beligerante y por mujer”. Ya que, “de haber sido un hombre, no me habrían acusado de ser culpable de mi propio secuestro».

John Boyne y Alberto Marcos en el Hay Festival de Segovia.

Fue rescatada en 2008 por el ejército colombiano. Juan Manuel Santos, por entonces ministro de Defensa, fue uno de los encargados de las negociaciones y de llegar a acuerdos con los guerrilleros. «A mí me tocó hacer la guerra y luego hacer la paz. Creí que las víctimas eran quienes más se iban a oponer a que llegásemos a acuerdos con esos criminales, habría que hacer concesiones. Pero ellas me enseñaron su gran capacidad para el perdón y su enorme condición humana”, relató Santos durante la charla, en la cual se presentó el libro que ambos de forma conjunta han escrito, Una conversación pendiente. En él reflexionan sobre el pasado de un país convulso como Colombia y las luchas internas que han llevado a cabo para cambiarlo –con todo el camino que queda por recorrer– desde las instituciones y desde el activismo.

Otro de los invitados estelares de este año fue John Boyne, reconocido novelista irlandés autor, entre otros, de El niño con el pijama de rayas. Su visita a la ciudad castellanoleonesa fue para presentar Las furias invisibles del corazón, una obra en la que el autor acompaña a su protagonista, Ciryl, desde que nace hasta el final de su vida y a la vez ofrece un retrato conmovedor de los últimos 70 años de la historia de Irlanda. En ella, habla sobre la culpa y la vergüenza con la que crece el protagonista cuando descubre que es homosexual, una sensación que el autor reconoce haber vivido cuando era adolescente y que recuerda como “una maldición”: “Yo pensaba ‘Dios mío, ¿esta va a ser mi vida ahora? ¿Qué va a pasar cuando llegue a los 25 años? ¿Voy a llegar a los 25 años?’ Era algo muy difícil para una persona homosexual”, contaba Boyne al público asistente a la sala.

Durante la charla, el escritor también quiso manifestar su opinión acerca de la división que actualmente vive el colectivo LGTBI con esa “guerra civil” que existe entre transexuales y homosexuales. “Hay que respetar los derechos de todo el mundo. Es lamentable que los heterosexuales utilicen esto para dar rienda suelta a su homofobia, que está totalmente interiorizada y ahora la están exteriorizando”, expresó. De igual forma, Boyne se refirió también “a esas mujeres que defienden sus intereses y por ello las llaman intolerantes”. Según el novelista, “hay una tendencia de las personas trans a sentir que sus derechos son superiores a los del resto de las mujeres”, cuando estas “han luchado durante décadas para tener sus propios derechos”.

Y en esa ventana abierta al mundo en la que confluyen distintos puntos de vista, cabe destacar la charla que Garazi Sánchez mantuvo con Félix Jordán de Urríes, director general del Patronato de la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes. Con siete años, Garazi Sánchez se subió por primera vez a una tabla de surf y a los 25 era ya campeona de España y subcampeona de Europa. Una lesión de columna estuvo a punto de apartarla del deporte para siempre; sin embargo, el tratamiento al que se sometió la ayudó a poder recuperar la movilidad.

Tras la lesión, Garazi comenzó a ver el mar como nunca antes lo había visto. Se despertó en ella la conciencia sobre la necesidad de proteger el medio marino, que a pesar de ser su medio era un gran desconocido para ella, ya que hasta entonces solo había buscado la ola perfecta. “Comencé a tomar conciencia de la importancia que tenía el mar en mi vida y si yo realmente hacía algo para cuidarlo; ese tiempo parada por la lesión fue toda una revelación”, comentó Garazi durante la charla.

Una conciencia que la surfista quiso plasmar en el documental Vergüenza, producido y codirigido con Iker Elorrieta, que sirve de llamada de atención sobre los peligros que acechan la supervivencia de los océanos si no paramos su destrucción e invita a la reflexión sobre la necesidad de tomar conciencia. “Al final te das cuenta de que somos nosotros los que necesitamos al mundo, y no el mundo a nosotros”, concluyó Garazi, “y eso me parece algo que todos deberíamos tener en cuenta”.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Miguel Ángel Ferris

    Por Miguel Ángel Ferris, el 26 septiembre 2021

    Supongo que el cronista del evento desconoce los pormenores de la intrincada política colombiana, nada facil de seguir y comprender, debido a la gravedad de los sucesos que marcan su día a día.
    De esta forma se puede entender que se bendiga con tanta Santa inocencia a un personaje neoliberal perteneciente a una larga saga de familias propietarias del país (del Poder y su economía), y que acaba de pedir perdón en Colombia ante el Tribunal de los Acuerdos de Paz (JEP), por haber Estado al frente del Ministerio de Defensa cuándo se asesinaba impunemente a casi 10.000 jóvenes colombianos en los llamados «falsos positivos».
    Por su parte Ingrid Betancourt acaba de manifestar su apoyo electoral a Alejandro Gaviria corresponsable, como exministro de Sanidad, del fraude de las EPS y de la ruina del sistema público de Salud Colombia no, además de ser el candidato de las élites del país para que todo siga igual.
    En un periodico como Público, que tanto y tan bien informa de Colombia, estos detalles no deberían pasar por alto.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.