Los mejores libros verdes entre la avalancha de novedades

Los mejores libros verdes entre la avalancha de novedades del nuevo curso

Foto: Peakpx

Menéalo

Recién iniciado el otoño y el nuevo curso 22/23, en ‘El Asombrario Recicla’ hemos querido comprobar la presencia de los títulos verdes entre las novedades y estanterías de los más vendidos con un recorrido por cuatro librerías del centro de Madrid. Gran presencia de los títulos de ‘ecopolítica’ y de la vuelta de la mirada hacia la naturaleza ante los vientos apocalípticos que corren. Aquí os sugerimos tres decenas de libros para alimentar vuestra mente, conciencia y biblioteca verdes.

Para realizar esta ruta de papel, El Asombrario Recicla ha visitado las librerías La Central de Callao, La Casa del Libro en Gran Vía, la Antonio Machado (en la plaza de las Salesas), más una pequeña gran librería de barrio, Nakama, en Chueca, en la calle Pelayo. Comprobamos que las novelas del recién fallecido Javier Marías dominan mostradores y escaparates (Todas las almas, Corazón tan blanco, Mañana en la batalla piensa en mí…). Junto a ellas, presencia notable de las diversas perspectivas en torno al feminismo, desde La fuerza de las mujeres a La mordaza de Ifigenia y Mujeres, raza y clase, uno de los potentes libros de Angela Davis; más algunas destacables novedades firmadas por autoras en español, como Sara Mesa y su La familia (Anagrama), y La ciudad, de Lara Moreno (Lumen).

Hace un año, El Asombrario hizo un recorrido similar y la avalancha de volúmenes en torno a la crisis climática resultaba interesante y llamativa; en el comienzo de esta nueva temporada, salvo algunos lanzamientos destacables como ‘Necesidad de una política de la Tierra’. Emergencia climática en tiempos de confrontación, de Antxon Olabe (Galaxia Gutenberg), o ‘Nuestro reto climático’. Todavía estamos a tiempo de saldar nuestra deuda con el mundo y construir un mundo mejor, de José Miguel Viñas (Alfabeto editorial), esa mirada ha dado paso a un enfoque más amplio y dramático, más ecopolítico-apocalíptico, en el que abundan en los títulos palabras como Miedo, Futuro y Planeta.

Así, vemos juntos, desplegados en horizontal sobre una mesa de La Central, estos volúmenes: ‘Futurofobia’. Una generación atrapada entre la nostalgia y el apocalipsis, de Héctor García Barnés (Plaza Janés); ‘Futuro, ¿qué futuro?’ Claves para sobrevivir más allá de la pandemia, de Santiago Niño-Becerra (Ariel); ‘Miedo’. Viaje por un mundo que se resiste a ser gobernado por el odio, de Patricia Simón (editorial Debate); ‘El capitalismo en la trama de la vida’. Ecología y acumulación de capital, de Jason W. Moore (Traficantes de Sueños); ‘El capitalismo o el planeta’. Cómo construir una hegemonía anticapitalista para el siglo XXI, de Frédéric Lordon (Errata Naturae); Manual Crítico de Cultura Ambiental, de Pedro Costa (editorial Trotta); ‘El nuevo orden verde’. Cómo la transición energética cambiará el mundo, de Pedro Fresco (Barlin Libros); La ecología mutilada. La colapsología, de Renaud García (Ediciones La Cebra), y Nos sobran las ideas. Propuestario para una transición ecosocial, de Arnau Montserrat, con ilustraciones del gran Miguel Brieva (editorial POL-En).

El mundo de los insectos y el bombazo ‘Sapiens’

Estrategias geo-eco-políticas aparte, vemos que entre las novedades estas tiendas de sabiduría destacan varios títulos verdes, especialmente Una historia con aguijón. Mis aventuras con los abejorros, de Dave Goulson (Capitan Swing) (es más, en La Central han dedicado todo un córner a los insectos, con, aparte de los abejorros, libros como Terra insecta, La vida de las hormigas, Historias del mundo de las hormigas, El Mosquito, Parásitos y El libro de las abejas) y España Fea, de Andrés Rubio (editorial Debate, ya va por la cuarta edición), un certero análisis de las atrocidades que han destrozado paisajes, pueblos y ciudades en territorio español. Merece especial mención ¡la 63 edición! (más de 21 millones de lectores en el mundo) del ensayo Sapiens, de Yuval Noah Harari (Debate), un libro del que Barack Obama ha escrito: “Interesante y provocador. Este libro nos da cierta perspectiva del poco tiempo que llevamos en la Tierra, de la corta vida de la ciencia y la agricultura, y de por qué no debemos dar nada por sentado”.

Vuelta a la naturaleza

Pero si algo nos ha llamado la atención es que, junto a ese ambiente tormentoso de apocalipsis, y por encima de él, se han multiplicado en las mesas de novedades y recomendaciones las obras relacionadas con la naturaleza, como si ahora la estuviéramos redescubriendo, volviendo nuestra mirada hacia ella, para cuidarla y protegerla. Como si los humanos hubiéramos caído ahora en la cuenta de qué estamos haciendo mal, de nuestra tóxica relación con la naturaleza, y decidiéramos reflexionar y girar todos los sentidos hacia ella.

Aquí van unos cuantos títulos subrayados: La profunda respiración de los árboles, de Peter Wohleben (Obelisco). El increíble viaje de las plantas, de Stefano Mancuso (Galaxia Gutenberg). ‘El espectáculo del mundo’. Una historia cultural del paisaje, de Javier Maderuelo (Abada Editores). El vistoso volumen Plantas. Una exploración del mundo botánico (Varios autores, Phaidon). ‘Elogio de las vagabundas’. Hierbas, árboles y flores a la conquista del mundo, de Gilles Clément (editorial GG). La vuelta al mundo en 80 árboles, de Jonathan Drori (Blume). ‘Las canciones de los árboles’. Un viaje por las conexiones de la naturaleza, de David George Haskell (Turner). Un mundo asombroso. Elogio de las luciérnagas, tiburones ballena y otras maravillas, de Aimee Nezhukumatathil (Ariel) (ojo, al final del artículo, querido lector o lectora, te preguntaré si te acuerdas del apellido de Aimee). ‘La naturaleza de la naturaleza’. Por qué la necesitamos, del conocido divulgador ambiental Enric Sala (Ariel). ‘Antropocéano’. Cuidar los mares para salvar la vida, de Cristina Romera Castillo (Espasa). ‘Misterios de las profundidades’. Las maravillas ocultas de nuestros océanos y cómo protegerlas, de Alex Rogers (Ático de los Libros). Y dos títulos ya de prestigioso recorrido: ‘Los últimos niños en el bosque’. Salvemos a nuestros hijos del trastorno por déficit de naturaleza, de Richard Louv (Capitán Swing), y Educar en el asombro, de Catherine L’Ecuyer (editorial Plataforma), que ya lleva 10 años de recorrido y 33 ediciones, a partir de una idea de la prestigiosa y pionera Rachel Carson.

A propósito de este natural interés por la naturaleza, subrayar también cómo los escaparates dedicados al mundo infantil están acaparados por títulos de esta índole: Pájaros escondidos. El río Amazonas. Tú puedes salvar el mundo. Gaia, Diosa de la Tierra. Cosas verdes, conoce y defiende la naturaleza. ¡Tenemos un huerto! Océanos y cómo salvarlos. La lista mágica de animales. Este es también mi mundo, cómo podemos hacerlo mejor.

De mares y animales habladores

Cinco títulos destacados más, muy curiosos y apetecibles:

  1. Otros mundos. Viaje por los ecosistemas extintos de la Tierra, de Thomas Halliday (Debate), del que el británico The Sunday Times dijo cuando se presentó a comienzos de año: “Este libro de riquezas casi inconcebibles bien podría ser el mejor de 2022, y eso que aún estamos en enero”.
  2. El mundo secreto del clima’. Descubre las claves para leer las nubes, la brisa, las colinas, las calles, las plantas, los animales y el rocío, de Tristan Gooley (Ático de los Libros), que se presenta como best seller del New York Times.
  3. Todos necesitamos la belleza. En busca de la naturaleza creativa, de Samantha Walton (Siruela), que se presenta como “un ensayo lúcido y necesario en el que Walton indaga sobre la forma en que pensamos la naturaleza, nuestra relación con ella, y sobre los orígenes y el futuro de la naturaleza curativa”.
  4. Oceánica, de Yolanda González (De Conatus): “Más allá del thriller ecológico y la ficción histórica, Oceánica recoge las voces del mar, humanas y no humanas, enfrentándonos a las contradicciones éticas de una sociedad atrapada en las derivas del viejo sueño de grandeza. Una caída en nuestra fragilidad de animal humano, de pequeño mamífero que, en un breve parpadeo, sale del sueño y atisba perplejo la dimensión del monstruo dispuesto a devorarle. Esta novela consolida el interés de De Conatus sobre la relación entre el ser humano y la naturaleza”.
  5. Animales Habladores. Conversaciones privadas entre seres vivos, de Eva Meijer (Taurus), en cuya contraportada podemos leer: “Claro que hablan. El problema es que no les escuchamos. Los delfines y los loros se llaman entre sí por su nombre; los perros de las praderas describen a los intrusos con todo lujo de detalles –incluidos su tamaño, forma, velocidad y el color de su cabello o de sus camisetas–; a los murciélagos les encanta chismorrear; en los cantos de algunos pájaros y en los patrones de la piel de los calamares encontramos estructuras gramaticales… Con un poco de suerte, algún día nos toparemos con un animal que quiera hablar con nosotros, o que incluso se tome el tiempo y el esfuerzo de conocernos. Si eso ocurre, comprobaremos lo mucho que este tipo de relaciones nos enseña sobre el lenguaje y sobre nosotros mismos”.

La mirada de las plantas y ‘Petrocalipsis’

Terminamos con una novela más, que destacan desde la librería Antonio Machado: La mirada de las plantas, de Edmundo Paz Soldán (Almadía), que resume así Sara Mesa: “Un corazón de las tinieblas amazónico y rabiosamente actual, que expone nuevas formas de crueldad y deshumanización”.

Y dos títulos ecopolíticos más que nos destacan en Nakama: ‘El mundo está en venta’. La cara oculta del negocio de las materias primas, de Javier Blas y Jack Farchy (Península). Petrocalipsis, de Antonio Turiel (editorial Alfabeto), que dos años después de su lanzamiento adquiere plena actualidad al englobar esa sensación de apocalipsis a partir de la guerra en Ucrania y la crisis energética que muchos han expandido para este otoño.

Por cierto, ¿recuerdas cómo es el apellido de Aimee, la autora de Un mundo asombroso. Elogio de las luciérnagas, tiburones ballena y otras maravillas?


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.