Prada, el abuelo visionario que planta árboles “a tope”

Prada, el abuelo visionario que planta árboles “a tope”

José Luis Prada, impulsor de la marca ‘Prada a tope’. Foto: César-Javier Palacios.

Menéalo

¿Qué sentido tiene plantar árboles cuya sombra no podrás disfrutar? ¿Qué le empuja a un hombre de 77 años, dueño de un pequeño emporio agroturístico leonés, a levantar de la nada un bosque en El Bierzo? A José Luis Prada solo le faltaba convertirse en plantabosques para confirmar que es un personaje singular con una única meta en la vida: vivirla a tope. Así se entiende su última locura, invertir todos los años miles de euros en la reforestación de unas tierras que sueña con que se conviertan en avanzadilla de un nuevo pacto de la humanidad con la naturaleza. Entre entusiasmado y enfadado con el planeta, nos acercamos al sueño de un hombre que ha hecho del mundo rural berciano su bandera más iconoclasta.

José Luis Prada calza unas altas botas rojas con las que aprieta firme el acelerador de un Panda 4×4 de color naranja chillón de donde sale con el ímpetu de un toro bravo. Sigue aferrado a la imagen bizarra de ese joven visionario que hace medio siglo montó en Cacabelos una de las primeras tiendas hippies de España, donde muy pronto empezó a levantar la moral a los peregrinos del Camino de Santiago que por allí pasaban con revitalizantes cerezas en orujo y robusto vino de Mencía. Las gafas Ray-Ban ya no son tan oscuras y las canas han blanqueado el bigote del famoso retrato de su icónica marca empresarial, pero junto a su vozarrón de acento inconfundible mantiene en la charla la coletilla que le hizo famoso, todo es “a tope”.

¿Por qué te has metido en esto, plantar un bosque?

¿Que por qué? Pues porque la sociedad actual se ha prostituido tanto y es tan pragmática y materialista que solo busca el beneficio inmediato. Hay mucho ecologista, todo el mundo habla de respetar el medioambiente, que el mundo rural está abandonado, pero ni Dios hace nada. [Grita] ¡Todo es un puto cuento!

Yo soy un tío de realidades concretas, tangibles, pisables. Había comprado unos terrenos de ocho hectáreas para plantar una viña y un día, no sé si me levanté bien o mal, pero el caso es que me dije: estoy hasta los cojones de viñas, de uvas y de vides, ¡vamos a plantar árboles!

Y lo hiciste.

Lo conté en casa y todos me dijeron que estaba loco. Esa unanimidad me confirmó que estaba en lo cierto. [Ríe] Con el tiempo la familia se ha dado cuenta de que es un sueño mío que había que hacerlo y ya está.

¿Lo aceptaron así, sin más?

Hombre, les jode que gastemos dinero en esto y pospongamos otras cosas para poder pagarlo, pero al final lo han asumido. Incluso mi mujer también dice, pues venga, tiramos para adelante. Y las pasamos putas, ¿eh? Pero yo lo tengo claro, en la vida se necesita que cada uno haga algo, no que hable, no que pida.

Todo son cuentos, es una falacia. [Se enfada] Pero yo he hecho lo que siempre hice en la vida, demostrar que se pueden hacer cosas. Nada más.

¿Tu sueño era plantar un bosque?

Yo no tenía ningún sueño. Surgió y punto.

Pero ahora tienes un bosque…

Ahora sí, no te jode. Pagando.

¿Pero por qué lo has hecho?

Joder, pues para demostrar que es posible. El medioambiente va a perdurar si hay gente que esté implicada en plantar árboles, hostias. Tu pregunta tiene una respuesta rápida. Pero egoístamente, reconozco que me lo paso muy bien. Es un gran esfuerzo económico, pero me lo paso muy bien y eso no se paga con dinero.

Yo sé que lo mío es una utopía, que no voy a poder cambiar el mundo ni la mentalidad de la gente, pero bueno…

Estos árboles que tú plantas los disfrutarán otras generaciones. ¿No te importa?

Ese es el tema, no te jode. Yo disfruto mientras los planto, y después los disfrutarán otros cuando los vean.

¿Por qué es tan importante para ti plantar árboles?

Cerca de aquí hay un gran tejo en San Cristóbal de Valdueza y se hace un foro para hablar de este árbol en el que se gastan 25.000 o 30000 euros. Yo no digo que eso sea malo, pero lo que hace falta es plantar más árboles, ese ya está ahí.

Pasa lo mismo con la humanidad. Podemos admirar a un señor de 90 años muy valioso, pero hace falta follar y tener más hijos para que la cosa perdure. ¿O no? Es de una sencillez meridiana, de una clarividencia sobrecogedora. Aquí no hay más tela que la que arde.

De eso no hay duda.

Hay infinidad de libros impresos de puta madre que hablan de los 100 mejores o más esbeltos castaños, otro habla de los mejores tejos y otro de los que son excepcionales en León o en Castilla y León. Imagino que también los habrá de toda España. Pero eso no es futuro.

Lo que hace falta es plantar más árboles para que perduren en el tiempo y los que vengan detrás puedan disfrutar de lo mismo que nosotros disfrutamos. Porque somos unos putos egoístas de lo que han hecho nuestros mayores, no sé si está claro. [Se vuelve a enfadar].

¿Cómo tendríamos que hacer para disfrutar de los bosques?

Lo primero que hay que hacer es plantar árboles. Luego ya los disfrutaremos paseando en lugar de estar tocando los cojones viendo la televisión o un programa de esos que ahora ponen en Netflix. Lo importante es ponerte en contacto con la naturaleza, oler la humedad de la tierra o de las flores cuando empieza la primavera, pero la sociedad va por unos parámetros totalmente equivocados. Nadie quiere hacer nada ni quiere esforzarse. Hay gente a la que hasta le molesta andar, vamos, no me jodas.

¿Le ves futuro al mundo rural?

El mundo rural tiene que ser lo que ha sido toda la vida. Ahora se habla de él en plan muy sofisticado; cualquiera utiliza esa palabra, pero no la vive, no la interioriza. El campo es el campo de toda la vida y hay que cuidarlo.

Pero cada vez nos amontonamos más en las ciudades.

La gente va a la ciudad porque tiene que comer, eso es indiscutible. Pero para que la ciudad perdure tiene que crecer, ése es su signo. Y cuanto más crece la ciudad, más artificialmente viven el hombre y la mujer, pero no se dan cuenta. Pero cuando llegan a un sitio donde hay naturaleza, donde hay tierra, donde hay lluvia, donde hay espacio, se sienten felices.

Pues eso es lo que yo digo. Por lo menos lo que a mí se refiere habrá aquí un espacio para la felicidad. Pero tampoco lo hago por nada, solo para que sirva de alguna forma de acicate para que alguien haga lo mismo en otros sitios y eso dé al campo el valor que tiene que tener.

Tú siempre has apostado por el mundo rural.

Aposté porque creo en ello, pero es muy difícil porque todo lo que configura la sociedad actual va por otro lado. Es muy difícil que la gente lo valore. Lo hace solo un tipo como yo.

A ti siempre te han dicho que estás un poco loco. Pero luego te han copiado todo

Siempre ha sido así, pero eso ya se acabó. Ahora Prada es Prada. Este año cumplimos 50 años de Prada a tope como empresa, lo que no quita que ya estuviera 27 años antes haciendo cosas, desde que tengo 14 años. Hace tiempo que la gente se ha dado cuenta de que no estoy loco y me valoran.

Ahora la gente habla de Prada con mucho respeto. Hace poco estuve en la Ribera del Duero y me trataron allí como si fuera un capitán general.

¿Valora también la gente este proyecto del bosque?

Esto es un acierto total. Mientras yo pueda pagarlo es total, claro. [Ríe] No le pides dinero a nadie y quedará ahí algo para los demás, pues todo esto pertenece ya a una fundación y no es mío, ésa es otra. No es de Prada, ni de la empresa, ni de mis hijos, es del común.

El bosque de abedules de Prada. Foto: César-Javier Palacios.

¿Te gustaría que otros hicieran lo mismo que tú, plantaran bosques?

Si los ayuntamientos, en vez de tanta falacia, se gastarán el 0,5 % o el 1 % de su presupuesto en hacer cosas así, esto cambiaba. Y no te digo yo si lo hicieran grandes empresas como Iberdrola, Endesa u otras en lugar de gastarse tanto dinero en el periódico diciendo que son muy ecologistas. [Grita] ¡Gástalo en hacer cosas! Eso mueve la rueda y hace que todo vaya para adelante, aunque sea despacio.

¿Qué queda de ese mundo rural que conociste de niño cuando vivías en pallozas rodeado de animales y trabajando duro?

Eso yo lo viví y por eso tengo una suerte de cojones. Haberlo vivido y que después de tanto tiempo sigas guardando ese recuerdo como oro en paño no tiene precio. Yo creo que es algo que me ha quedado muy grabado y que no lo puede tener cualquiera. Por eso cuando hago ahora cosas, siempre trato de hacerlo en consonancia con aquellos recuerdos, con una ilusión, una utopía que entiendo que no la puede tener todo el mundo, pero yo lo intento.

A ti siempre te han gustado las utopías.

Siempre me gustaron, pero trato de hacerlas y de enfrentarme a los problemas y a las zancadillas. Porque cuando creo en algo no paro, a tope. [Ríe]

¿Cómo ves nuestro mundo actual?

En el aspecto de naturaleza, cada vez va a peor. Nadie quiere trabajar en el campo. El mundo rural y los montes van a morir o se van a quemar. No hay conciencia de nada. Y como no se trabaja la tierra, pues surgen todos esos problemas.

Una máquina hace cosas, pero si no tienes el amor por plantar un árbol y cuidarlo, todo nos llevará a un deterioro brutal, a una muerte anunciada.

Pero al menos tú intentas que esto cambie.

Yo lo intento, pero sé que no va a cambiar. Lo tengo clarísimo. Hombre, no te jode. Tú me subestimas.

Traes a los niños de las escuelas para que también planten aquí árboles. ¿Qué tal la experiencia?

Vinieron chavales de todas las escuelas de por aquí. Compré 30 sachos. Y se quejaba una chavala de 12 años porque tenía que ir a coger el agua para regar esos árboles. Eran de Quilós, de aquí al lado, que fue rural toda la vida, y los chavales y las chavalas no saben coger un sacho… ¡Es la hostia! [Se enfada]

Los maestros están condicionados y no les exigen nada porque temen lo que les digan los padres. Y al final dejaron de venir porque piensan que les estás enseñando una cosa mala, que trabajar la tierra es algo malo per se.

Que lo diga uno de Ponferrada o de León vale. Pero uno de aquí, que ha mamado el campo desde niño… Sus padres son tontos de todo y piensan que su hijo no puede hacer nada. ¿Que tu hijo no puede? [Se enfada de nuevo] Es una verdad absoluta, inexcusable, indefectible. No me lo puede rebatir ni Dios porque es así. Dicen que son cosas de pueblo. Yo estoy hasta los cojones de oír eso.

***

Prada con su viejo coche. Foto: César-Javier Palacios.

Patrimonio (forestal) del Bierzo

Tras la apasionada conversación con José Luis Prada, el singular empresario berciano nos lleva en el Panda naranja a conocer su capricho forestal, un bosque que nació en 2012. De momento tiene ya 9 hectáreas de extensión. En él crecen ordenadas 53 especies diferentes de árboles, todas bien agrupadas y con carteles divulgativos destinados a mejorar el conocimiento botánico de los visitantes. Asemeja el diseño de un arboreto, denominación que Prada rechaza de plano: “No me gusta ese nombre, esto es un bosque y punto”.

Saliendo de Cacabelos, entre viñedos y manzanos camino de Arganza, la señal de tráfico que lleva a esa nueva reserva forestal no puede ser más elocuente, “Patrimonio del Bierzo”.

Pista forestal arriba, un gran letrero recibe al visitante con un texto firmado por el propio José Luis Prada donde justifica tan idealista empeño. Dice así: “Soñamos que un día este pequeño bosque sirva para concienciar a hombres y mujeres del Bierzo de la necesidad inexcusable de legar a nuestros hijos el patrimonio natural que nos dejaron nuestros antepasados”. En la esquina, una nota autógrafa suya refuerza el mensaje, por si hubiera dudas: “Es lo mínimo que debemos hacer”.

Una tercera señal, ésta de color verde, y que prohíbe el paso a vehículos de motor por el sendero, da la siguiente recomendación: “El bosque está pensado para disfrutarlo caminando sin prisas, observando y diferenciando las más de 50 especies de árboles aquí plantados”.

Ya en la zona más alta de la plantación, desde donde se disfruta una vista alucinante hacia las montañas y los siempre verdes pequeños pueblos bercianos, el texto es toda una declaración de intenciones, crítica dura a la inacción de las administraciones y a la pasividad de la ciudadanía.  Incluye la petición de respetar “cada planta y cada brote como si te fuese en ello la vida”. ¿Por qué?, te puedes preguntar al leerlo. Prada lo deja muy claro pues, en su opinión, con esa protección de lo vivo “defiendes un patrimonio de tu Bierzo”. El tú aparece bien destacado.

Es la esencia del mensaje de un hombre que vive la vida a tope y tiene como lema una simbólica frase de Gandhi: “Cualquier cosa que hagas será insignificante, pero es muy importante que la hagas”.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • angel coronado

    Por angel coronado, el 28 marzo 2022

    Insignificante no es poco importante sino “portante”, por más que lo significante, desnudo de por sí, disfrazado con ese prefijo que pretende transformarlo y de hecho, por desgracia, lo trasforma, no logre su pretendido engaño. La desgracia está en que sólo gracias a gente como Jose Luis Fernández esas voces sean lo que son y signifiquen lo que significan. Dichas por él, en su boca, “no te jode” y “es la hostia” dejan de ser malsonantes para ser plegarias, cosas portantes, cosas significantes, cosas con porte grave, cosas con sentido.
    ¿Común?
    Eso es. Común, dicho sea “común” en el mejor de los sentidos.

  • Juanjo

    Por Juanjo, el 28 marzo 2022

    Soy una persona amante de la naturaleza y todo lo que le rodea.
    Saludos

  • Akjode

    Por Akjode, el 29 marzo 2022

    Falta más gente como el, si fuera de más cerca, no dudaría en acercarme a darle una mano, a mi antes de la pandèmia, me gustaba ir a pasear en la tranquilidad de los bosques, y que desde el confinamiento, y fin del mismo, se han vuelto en las nuevas ramblas, siempre llenos de gente, que para recuperar el tiempo perdido, organizan quedadas, dejando restos, y rompiendo árboles, por simple diversión, con ello, he perdido las ganas no solo de ir, sino de salir de casa, al principio, aún recogía algunas cosas, por aquello de dejar el mundo mejor de como lo has encontrado, pero la verdad, deseo una mutación del COVID que nos reviente a todos, nos lo tendríamos merecido.

  • FRANK

    Por FRANK, el 29 marzo 2022

    El caminante hace el camino al andar ,

  • Carmelo

    Por Carmelo, el 29 marzo 2022

    Estoy de acuerdo con este señor Prada ,los políticos, los ecologistas sólo hablan o critican y no no hacen nada me gustaría decir muchas cosas porfavor ayuntamientos, políticos en vuestras manos en vuestro poder podéis hacer algo hoy no dejarlo para mañana hoy es el mañana y mañana es el pasado la solución es ahora.

  • Maria

    Por Maria, el 29 marzo 2022

    La naturaleza, el campo, me es imprescindible para vivir. Cuando la disfruto siento que vuelvo a algo mío, muy profundo y muy sencillo a la vez.
    Como dice Prada, el olor de la tierra, de las plantas, el silencio. Mirar cada brizna de yerba…., me produce mucha emocion.
    Debemos enseñar a los niños a conocer y comprender la naturaleza y descubran la belleza. Que adquieran la capacidad de asombrarse ante ella

  • Carlos Aurelio Morán Esteban

    Por Carlos Aurelio Morán Esteban, el 29 marzo 2022

    Esas son las iniciativas que valen la pena y no tanta cháchara inútil.
    Una vergüenza que las administraciones no hagan nada prácticamente para reforestar España. Así nos va.
    Menos chupones, más azadones.
    Mi enhorabuena a mí medio paisano (soy medio leonés y medio alcarreño)
    Saludos a todos los que me lean

  • Fausto Tejedor

    Por Fausto Tejedor, el 29 marzo 2022

    Este hombre tiene toda la razón y no puedo estar más de acuerdo. Hay mucha pose en lo medioambiental, demasiada hipocresía.
    Yo he plantado muchos árboles en mi vida. Si me preguntan qué produce eso, digo que mucho más de lo que pongo: disfrute al plantar y después verlos crecer, florecer, pasearlos y mirarlos sin cansarme. Ver cómo los pájaros y pequeños mamíferos lo van utilizando como su hogar. Eso sí que es una experiencia religiosa.

  • PILAR HOJARASCA

    Por PILAR HOJARASCA, el 29 marzo 2022

    Un saludo Cesar -Javier. Nos conocimos en Ecoo. Estupenda entrevista a José Luis Prada. Ni más claro ni mas alto.

  • Jose Manuel Lema

    Por Jose Manuel Lema, el 29 marzo 2022

    El señor Prada tiene mucha razón en lo que hace y dice lo felicito yo estoy en Cordoba Argentina y tengo 2000 mil mts de tierra y en ese lugar siembro mi huerta y tengo árboles de distintas especies tengo 73años y soy hijo de gallegos un abrazo a la distancia

  • Jaime

    Por Jaime, el 29 marzo 2022

    El redneck del bierzo haciendo el ridiculo por enesima vez.
    Menos mal que no le aceptaron la patente para enroscar boinas,no hubiese dado abasto a ponersela a todos los tontos que le doran la pildora.

    Humo.

    • Ivan

      Por Ivan, el 01 abril 2022

      El ridículo lo haces tú amigo,con tu forma de pensar…

    • Ivan

      Por Ivan, el 01 abril 2022

      Jaime, el ridículo lo haces tú amigo,con tu forma de pensar…

  • Alfonso

    Por Alfonso, el 29 marzo 2022

    Me encanta esta persona como es Prada, único, y con razón,
    Un saludo desde Barcelona, y Asociación de Bercianos en Cataluña
    Hay que hacer cosas no solo hablar y quejarse.
    Hay que mojarse,por uno mismo y por los que vienen detras.
    Soy Berciano de Fabero y me encanta promocionar el Bierzo en Cataluña, que es la tierra donde vivo.

  • Mario

    Por Mario, el 29 marzo 2022

    Historias como esta tenían que salir en los telediarios a ver si aprendemos algo. Este señor no está loco, locos estamos los demás,gracias amigo

    • Fernando

      Por Fernando, el 29 marzo 2022

      Prada es único y además de los pocos que siempre han defendido la comarca del Bierzo. Lo de plantar árboles para que el día de mañana lo disfruten otros es una de las muchas cosas que a hecho en su tierra y siempre sin alardear de nada. Yo vivo en Madrid pero el Bierzo siempre será mi casa. Un abrazo amigo.

  • Emilio Sepúlveda

    Por Emilio Sepúlveda, el 29 marzo 2022

    Me alegra muchísimo que todavía existan personas que desinteresadamente cuiden de la Madre Naturaleza para que futuras generaciones disfruten de un paisaje paradisíaco.
    Creo que éste hombre no está loco sino todo lo contrario.Si no existieran tierras de cultivo no existiría productos básicos en nuestra cadena alimenticia.
    Pensemos por un momento en frío que sería del Ser Humano de no haber alimentos ni para el ni para el ganado vacuno, bobino y el resto de animales de la granja que al fin y al cabo son nuestros alimentos. Si los Ríos,Mares y Océanos se volvieran inhóspitos para animales acuáticos que por supuesto también pertenecen a nuestra cadena alimenticia.
    De verdad todavía creéis que los alimentos salen de las cooperativas,lonjas y llegan a nuestros estantes por arte de magia. Si es así los que estáis loc@s sois vosotr@s.
    Mí más sincero agradecimiento José Luis

  • José alonso

    Por José alonso, el 29 marzo 2022

    Solo puedo decir que el Sr Prada es lo mejor que le a podido pasar al Bierzo tener alguien con esta visión y este cuidado por las cosas un emprendedor un ejemplo a seguir viva Prada a tope

    • José Luis Rodriguez

      Por José Luis Rodriguez, el 29 marzo 2022

      Somos amigos desde antes de abrir La Moncloa en Cabelos.
      Desde hace muchos años soy conocedor y seguidor de sus «locuras», que siempre ha sacado adelante.
      Muchos de mis antiguos alumnos lo conocen. Siempre nos recibió con agrado y hablando «franco», con su vocabulario castizo.
      Algún saco de bellotas de encina le llevé desde Salamanca.
      Es un tipo genial y sigue siendo emprendedor.
      Soy berciano, de mi Bierzo Alto.

  • José Luis Fernández Alcalá

    Por José Luis Fernández Alcalá, el 29 marzo 2022

    !Qué grande! Hacer las cosas por respeto y amor a la naturaleza, sin más, y sin menos. Todo mi respeto para don José Luis Prada, de otro que piensa y actúa como él, con menos alcance pero con el mismo tesón.

  • Enrique Reig Romero

    Por Enrique Reig Romero, el 29 marzo 2022

    Dios mío Prada por fin un señor con cojones ,no como políticos ayuntamientos ecologistas y demás que como dices Prada ,mucho hablar y nada de hacer ,le admiro tanto que no se lo puede llegar a imaginar,si lo tuviera delante le iba a pegar un abrazo tremendo ,claro eso sí con su permiso , porfavor no pare de hacer lo que está haciendo ojalá yo pudiera porque sería otra persona igual que usted Prada ,gracias gracias de todo corazón por plantar árboles ,yo en la medida de lo que puedo también lo hago de vez en cuando compro arbolitos ,pinos en los mercados y centros comerciales me voy al monte y los plantó allí estoy cuidándolos hasta que se pueden valer por ellos mismos ,y bueno así sigo ,ojalá más gente hiciera esto Prada ojalá ,dios cuanto me gustaría tenerlo frente a mí y darle un tremendo abrazo un sueño para mi , me encanta la naturaleza y todo lo que en ella hay me siento desde que nací parte de ella que es lo que somos todos ,a por todas Prada que no lo pare nada

  • Mari Cruz Alvarez Sampedro

    Por Mari Cruz Alvarez Sampedro, el 30 marzo 2022

    Un artículo precioso!!.tengo casi 60 años y pienso lo mismo que Prada al que admiro desde que era pequeña cuando venía a las fiestas de mi pueblo y vi que era una persona especial. Un hombre campechano, luchador y que se hace querer por todo el que le conoce. Yo cada año aporto mi granito de arena plantando dos o tres arboles siguiendo la huella de mi marido al que le encantaba hacerlo. Me gustaría poder leer este artículo siempre.

  • Roblefuerte

    Por Roblefuerte, el 30 marzo 2022

    Totalmente de acuerdo.
    Hace poco que me he jubilado y me he ido de la ciudad a vivir al campo, (un pueblo pequeño, casi una aldea ) y mi vida ha mejorado en todos los aspectos un 100%.

  • jose lucas

    Por jose lucas, el 30 marzo 2022

    no conocí p3sonalmente a esta hombre, per estuve en un comedor pequeño que servían un buen caldo con grelos a los peregrinos que pasaban por su negocio de castañas que se hiczo inolvidable de lo rico que estaba, como de su cordialidad, ahira despues de tantos años fué en el 93.. lo recuerdo y no es extraño que hable y obre con tan buen criterio y nobleza, mi mas sincera enhorabuena sr. Prada

  • Carlos

    Por Carlos, el 30 marzo 2022

    Me fascino está entrevista ,el caballero es un señor admirable ,me gustaría ver la entrevista por algún vídeo también
    Gracias

  • Marisa

    Por Marisa, el 30 marzo 2022

    Muchas gracias Prada por lo que estás haciendo.
    Solo a la gente que le gusta la naturaleza entiende que plantes árboles aunque no los vayas a disfrutar.Es una pena que la gente,sobretodo de ciudad no entienda lo que se disfruta en el campo y de él,y lo necesario que es para la vida.

  • Inma

    Por Inma, el 30 marzo 2022

    Hace años ,por insistencia de mi pareja, compramos un pequeño terreno valdío.
    Habían quitado las parras y ,para quitar las » malas hierbas» lo habían quemado
    Todo muy deprimente
    15 años después, me ha salvado la vida….
    Desde el principio tuvimos claro que lo convertiriamos en un pequeño paraíso
    Me gusta mucho » experimentar» siembro todas las semillas que caen en mis manos, no siempre tengo suerte pero me emociono ,casi lloro ,cuando puedo disfrutar del milagro de la vida….
    Por poner un ejemplo, éste será el primer año que podrimos comer nisperos de unos arbolitos que nacieron a partir de unos huesos(semillas) de otros que nos comimos
    Es superemocionante !!!!!!

  • El lobo estepario

    Por El lobo estepario, el 30 marzo 2022

    Este Prada es auténtico
    Y tiene toda la razón
    Respecto a la política medio ambientalista todo se va en humo nunca mejor dicho ya que los bosques arden porque no hay una política realista se obre su conservación
    Asta la guerra civil los montes los gestionaban las comunidades que los rodeaban
    Aprovechaban todo desde la leña asta la caza y sus productos del bosque
    Después en un alarde de autocracia comunista impuesta por un fascista franco
    Se creó el icono y todo paso a manos del estado i así nos fue desde entonces incendios anuales por falta de limpieza de los bosques la poda y a regeneración
    Todo eso está abandonado
    En un país con 5 millones de parados
    Se podría ofrecer trabajo para limpieza regeneracion del monte
    Pero no sé gastan la pasta en campañas estúpidas con mucho bombo pero poca musica
    Porque quién quiere ir a trabajar al monte ?
    Aunque seas ecologista y muy concienciado
    La realidad es que
    Es un trabajo duro y que nadie nadie quiere hacer
    Es más fácil cobrar el paro i defender el medio ambiente desde el sofá
    Vivo en la Mancha en un pueblo los pocos o muchos bosques que tenemos están olvidados
    I son una tea en potencia a punto de arder
    Por falta de limpieza simplemete
    Pero esque hay una corriente ecologista extrema que está encontrá de algo tan básico y lógico
    Porque dicen que la mano del hombre no puede alterar el medio
    Y yo les digo nosotros firmamos parte de ese medio somos parte de el i como tales Debemos interactuar como hicimos desde la noche de los tiempos
    En mi pueblo había tres tejares uno de mi abuelo
    Cada campaña de poda se iba al monte se podaba los pinos i los restos servían para atizar los hornos de teja i ladrillos
    Ahora están abandonados i olvidados
    Yo tengo 67 años cuando me voy a pasear por el monte suelo llevar unas tijeras de poda i los árbolitos pequeños les suelo recortar unas ramitas para que tiren rectos i sanos i así los veo como año tras año cada vez son más grandes i hermosos
    Pinos carrascas almendros salvajes incluso un tejo lo conocí de mata está muy escondido este nunca lo pode aún ni lo are pero sio visitó i voy comprobando su crecimiento año tras año
    Joaquin Araujo Hizo una propuesta revolucionaria hace años nadie le hizo caso simplemente sembrar todos l lo s caminos de España de árboles cada pueblo el tramo o los tramos que les correspondan
    Sería revolucionario i muy económico si lo hicieran los escolares jubilados amas de casa i asociaciones varias
    Pero no todo se va en palabrería y publicidad estúpida
    Como dice Prada de las grandes compañías con esos anuncios y campañas que cuestan una pasta
    Cuantos arbolitos se podrían plantar i sin hacer ruido
    Simplemente educando
    Con la praxis Ymenos texis de eso sobra
    Hay que doblar el lomo que va muy bien para el corazón enfermo que
    Todos tenemos
    Salud

  • JOSE LUIS GIMENEZ CORBI

    Por JOSE LUIS GIMENEZ CORBI, el 31 marzo 2022

    Soy un admirador anónimo del Sr.Prada, a principios de los años 70, del siglo pasado, me encontré con la tesitura de tener que mandar un pedido de zapatos a Cacabelos para la tienda de Prada a Tope, pregunté en Correos donde quedaba Cacabelos , y aparecieron varios, pero me decidí por el de León, y acerté, me llamó la atención el dibujo de la cara de una persona con bigote y gafas de sol que tenía la marca, la cosa quedó así. Pocos años después haciendo la mili en Madrid vi que un compañero traía una bolsa con dicha marca, me llamó la atención y le pregunté, me dijo que era un señor del Bierzo que tenía negocios en Cacabelos. Después en un viaje en autobús por la zona vi muchos artículos que comercializaba en tarros de conserva, siempre con su característica marca. Es tanto que a principios de los 90 me plantee visitar Cacabelos y la zona del Bierzo, las Médulas, y la singular tienda de Prada, pero lo que más me impresionó fue ver en las viñas de la entrada un cartel que decía que allí se hacía el Champrada, eso ya me dejó claro lo emprendedor que era el Sr. Prada, elaboraba su propio champange, todo un tipo, como así lo está demostrando ahora con la plantación del bosque. Un saludo y muchos años para seguir.

  • Victoria

    Por Victoria, el 31 marzo 2022

    Me encanta la labor que hace este señor porque es exactamente lo que yo pienso. En un pueblo de Segovia en el que tengo una casita, en la medida de mis posibilidades estoy haciendo lo mismo; estoy plantando árboles que pago, riego y mantengo yo para el disfrute del pueblo. Pero efectivamente no hay conciencia de invertir a largo plazo y he oído comentarios incluso desagradables como «qué se habrá pensado ésta, que esto es suyo?». Como mi economía no me permite comprar una finca he pedido permiso al dueño de la tierra frente a mi casa y al Ayto para plantar árboles donde no «molesten» y dónde ese terreno no se vaya a utilizar para otro fin. Yo pongo mi granito de arena y me encantaría ponerme en contacto con este señor para trasladar su ejemplo al Ayto de mi pueblo. Es siempre un placer saber que como a mí, hay gente a la que le gusta plantar árboles y disfruta con la idea de saber que otras generaciones los disfrutarán.

  • Javier

    Por Javier, el 31 marzo 2022

    Hola. Me ha gustado ver que guarda ese coche como oro en paño…renault8?…fue restaurado por mi padre hace un buen puñado de años…talleres Fonseca en Cortiguera un pueblo cerca de Fabero…historias que todos tenemos…un saludo.

    • José M A

      Por José M A, el 01 abril 2022

      Este hombre es la Ostia.
      Creo algo que casi nadie se atrevió a crear. Una realidad de la que nadie apostaba que funcionará en la época que lo creo. Ole sus bigotes.
      Estoy de acuerdo con el completamente. Si el 10% de la gente hicieramos lo mismo este mundo sería impresionante vivir en el.
      Pero lo que prima ahora es la especulación y el dinero fácil y este es el resultado de los precios que estamos soportando. Por poner un ejemplo.
      Saludos para Prada a tope. Tope

  • Francisco

    Por Francisco, el 02 abril 2022

    Saludos a,ver si alguien contacta con este buen naturalista y le dice que en youtube hay varios vídeos de como sembrar agua si sembrar agua, para dotar de una forma natural su bosque de Arroyos,recomendarle que busque un video donde se ve que primero buscan con radioterapia y donde en el suelo hay algún Véneto de Agua hay hacen el triángulo de Pocillos de metro y medio de profundidad los tres el resto mirarlo el los vídeos de YouTube de sembrar agua de forma natural que funcionan

  • Carlos

    Por Carlos, el 02 abril 2022

    Te felicito por la nota, me emocioné con el reportaje al Prada un ejemplo de vida.

  • Dolores

    Por Dolores, el 02 abril 2022

    Muy buenas,

    Me ha encantado el artículo por su claridad, por tratarse del campo, por lo entrañable, por la cercanía, por ser de Castilla y León. Gracias por el aporte del Sr. Prada a la naturaleza: » devolver al campo un poco de lo que recibes» y por apellidarse Prada y dejar este apellido bien alto.
    Dolores

  • Jose Prada

    Por Jose Prada, el 02 abril 2022

    Me identifico con sembrar árboles, y quiero hacerlo, que tengo que hacer para ayudar?, nací en el campo y me gusta la naturaleza y reforestación.disfruto sembrar un árbol y verlo creser, solo los que los hemos echo sabemos que s siente

  • María Ester

    Por María Ester, el 02 abril 2022

    ¡Todo un ejemplo a seguir maravillosa iniciativa! Admiro su labor y lo más importante es que disfruta con ello al mismo tiempo que va a dejar al mundo un legado que no tiene precio..solo puedo dar las gracias de todo corazón,por que su propósito de vida es muy bonito..un saludo

  • Ascensión diaz

    Por Ascensión diaz, el 02 abril 2022

    Megustaria ver y estar al tanto de esa idea
    que me parece bastante curiosa y muy necesaria

  • Iñaki

    Por Iñaki, el 03 abril 2022

    Sabiduría y coherencia la de este buen hombre. El ser humano es palabrería y promesas. Atrás quedaron los hechos y las buenas obras.

  • Manuel caudet

    Por Manuel caudet, el 03 abril 2022

    iN portante seguir × y para futuras generaciones*

  • Leo R

    Por Leo R, el 03 abril 2022

    Conocí a este hombre cuando yo iba al colegio y fuimos al bierzo de excursión, tenia y transmitia una energia de la ostia, y parece que sigue dando guerra, a tope.

  • Antonio Sánchez Ric

    Por Antonio Sánchez Ric, el 03 abril 2022

    En un mundo que parece que celebra su propia destrucción , leer sobre alguien como este hombre es como recibir un chorro de brisa fresca en la cara que te reanima y te seca las lagrimas por tanto horror y tanta destrucción .
    Gracias Prada . Te admiro y te amo .
    Antonio

    • Jose Manuel

      Por Jose Manuel, el 04 abril 2022

      Gente como tu deberia de vivir mil años.
      Un saludo

  • Luis Mingo

    Por Luis Mingo, el 03 abril 2022

    Éste hombre es un genio con unas ganas de hacer cosas que ha muchos nos falta. A tope José Luis.

  • María Lucía Gazquez artero

    Por María Lucía Gazquez artero, el 04 abril 2022

    Ojalá hubiese muchos como el, el planeta gozaría de buena salud. Un óle para este señor, «me quito el sombrero»

    • Leo

      Por Leo, el 05 abril 2022

      Magnífico Prada!!
      Una esperanza esta actitud !
      Adoro los árboles y también he plantado no menos de 100 que me parecen bien pocos… por ahora..
      Álguien dijo que -la sociedad no es mejor que sus bosques-
      Da que pensar…

  • José Iñesta

    Por José Iñesta, el 06 abril 2022

    Me identifico totalmente con José Luis Prada, me alegro no ser el único loco forestal de España. Ya tenía 8 ha. de bosque de encinas plantadas y ahora estoy sembrando y plantando árboles diversos, nativos, en otras 8 ha, por mi cuenta y riesgo, en Higuera de Llerena Un legado para mis nietos.

  • Antonio Rivas

    Por Antonio Rivas, el 06 abril 2022

    Enhorabuena, hace falta que los periodistas contéis historias como esta.

  • Google la honorable sociedad

    Por Google la honorable sociedad, el 07 abril 2022

    Cómo recordamos su tienda hippie rural en cabelos en los años 70s hoy los productos del Bierzo están el las tiendas gourmet de Europa

    • Hugo

      Por Hugo, el 08 abril 2022

      Interesante historia

  • José Antonio Prada Sánchez

    Por José Antonio Prada Sánchez, el 16 abril 2022

    Como naturalista y cazador, me encanta esta iniciativa, solo me queda darle la enhorabuena.

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.