Reciclaje de neumáticos para carreteras más verdes y silenciosas

Reciclaje de neumáticos para carreteras más verdes y silenciosas

Planta de reciclaje de neumáticos fuera de uso, de Sacyr Green, en Chiloeches (Guadalajara). Foto: Rafa Ruiz.

El ruido procedente del tráfico rodado es otro de los grandes problemas ambientales que nos acorralan, y al que no se atiende como es debido, pues está detrás de mucho malestar y estrés de nuestras sociedades. Este año, Signus (entidad sin ánimo de lucro encargada de garantizar la correcta gestión ambiental de los neumáticos en España) quiere acelerar el empleo de mezclas asfálticas con granulado de caucho procedente del reciclaje de neumáticos. Para vencer inercias en las obras y que haya carreteras más verdes, más sostenibles, que ahorran emisiones de CO2, aminoran su deterioro con el tiempo y reducen significativamente el ruido. Os explicamos de qué va todo esto.

Lo señaló Gabriel Leal, director general de Signus, en su desayuno con periodistas de finales de diciembre para hacer balance del año 2022, declaraciones a su vez recogidas en la revista de esta entidad: “Afrontamos otro reto ocasionado por la posible prohibición, por parte de la Comisión Europea, del principal destino del caucho reciclado, el relleno de campos de césped artificial en las instalaciones deportivas, como parte de sus medidas para erradicar la dispersión intencionada de microplásticos. Esta situación nos hace pensar en el futuro incierto de las más de 75.000 toneladas de este material que destinamos anualmente a esta aplicación. Los objetivos marcados por el Plan Estatal Marco de Residuos, (PEMAR) que pasan por aumentar el porcentaje de reciclaje de este material sobre la valorización energética, se complican ante esta posible prohibición. Afrontamos 2023 con ganas y optimismo y con el ánimo de explorar nuevos caminos. Las mezclas asfálticas para conseguir mezclas fonorreductoras, la pirólisis y otros proyectos en marcha para incrementar la utilización del polvo de caucho en otras aplicaciones parece que se van consolidando, así como la obtención de materiales reciclados de mayor calidad, que facilite su reintroducción en el proceso de fabricación de nuevos neumáticos”.

Ahora que, junto a la contaminación atmosférica, la contaminación acústica escala puestos en los retos y demandas ambientales, Signus (Sistema Colectivo de Gestión de Neumáticos Fuera de Uso) afronta efectivamente el año 2023 con la vista puesta en lo que denominan “carreteras verdes”, pavimentos más duraderos y más silenciosos. Lo definen así: “Arranca el proyecto PERSEUS, que desarrollará pavimentos poro-elásticos, fono-reductores, sostenibles y resilientes”.

Y lo explican así: “El desarrollo de nuevas mezclas asfálticas para pavimentos que permitan reducir el ruido de rodadura e incorporar materiales procedentes del reciclaje de los neumáticos es uno de los objetivos principales del proyecto PERSEUS. Este proyecto, financiado por el CDTI, está liderado por Campezo y con participación de empresas como Asfaltia, Cepsa y Signus, entidad ésta sin ánimo de lucro responsable de garantizar la correcta gestión ambiental de los neumáticos. El proyecto surge de la problemática que se deriva del ruido medioambiental, un factor que afecta de forma importante a la población mundial. Se estima que el tráfico rodado es la mayor fuente de ruido ambiental, con un elevado porcentaje de la población expuesta a altos niveles de ruido con efectos adversos para la salud. Por ello, es de gran importancia adoptar medidas para la reducción de los niveles de ruido en los entornos habitados. La instalación de barreras acústicas ha sido una de las estrategias más empleadas para atenuar el ruido; sin embargo, desde el punto de vista de la efectividad y el coste, los pavimentos fono-reductores resultan ser una mejor opción”.

El proyecto PERSEUS tiene como objetivo desarrollar un pavimento que permita una reducción de ruido eficaz y que sea lo más sostenible posible, empleando para su fabricación granulado de caucho reciclado procedente de neumáticos al final de su vida útil, en sustitución de los áridos. “Se trata de un proyecto innovador”, señalan desde Signus, “ya que hasta ahora el caucho que se utiliza en el asfaltado de carreteras está en forma de polvo por debajo de 0,8 mm. El proyecto comenzó en mayo de 2022 y está previsto que finalice en diciembre de 2025. Además, cuenta con la colaboración de la Fundación TECNALIA Research & Innovation para el desarrollo de algunos trabajos. Las tareas que se llevarán a cabo consisten en el diseño, fabricación y caracterización de distintas mezclas bituminosas con granulado de caucho a nivel de laboratorio para, a partir de ahí, realizar un tramo de prueba y poder valorar las mejoras obtenidas en relación al ruido respecto de la mezcla de referencia”. Y concluyen: “Los resultados de este proyecto pondrán de manifiesto que el uso de caucho de neumático en mezclas bituminosas es una solución eficiente que permite la fabricación de pavimentos sostenibles para nuestras carreteras, que permitan reducir el ruido generado por el tráfico, con el consiguiente impacto positivo sobre la población”.

Ya hay exitosos ejemplos recientes. El pasado julio, se realizó la rehabilitación del firme de la carretera L-310, que une Tàrrega con Guissona en la provincia de Lérida, mediante el empleo de una mezcla bituminosa que contiene “polvo de caucho pretratado incorporado por vía seca”. “Se ha estimado que el empleo de este tipo de mezcla que incorpora un material reciclado permite ahorrar unas 67 toneladas de CO2 en emisiones. Esta vía, que tiene un elevado volumen de tráfico, se incluye en el plan de actuaciones con firmes sostenibles que se está desarrollando en Cataluña. El tramo de carretera tiene una distancia de 18,5 kilómetros y se han invertido 4,2 millones de €. En toda Cataluña, son 12 las actuaciones con firmes sostenibles que se están ejecutando”.

Por otro lado, el Laboratorio de Ingeniería de la Construcción de la Universidad de Granada (LabIC.UGR) está desarrollando las mezclas MASAI (Materiales Asfálticos Sostenibles, Automatizados e Inteligentes), “integrados en los modelos de economía circular y simbiosis industrial, que abogan por un autoconsumo de los residuos generados por la carretera y la utilización de residuos/subproductos procedentes de otras industrias como el polvo de neumático”, según la explicación de Signus. La Junta de Andalucía ya ha comenzado a extender este tipo de mezclas en las carreteras de Andalucía, en concreto en un tramo de 14 kilómetros de la A-92, la autovía entre Sevilla y Alcalá de Guadaira. Además, el concejal de Medio Ambiente de Granada, Jacobo Calvo, anunció que en esta ciudad está previsto asfaltar 20 calles con este tipo de mezclas sostenibles.

Y la planta de reciclaje de neumáticos RENECAL, situada en la localidad palentina de Guardo, junto con su socio TRS (Tyre Recycling Solutions) inauguró en otoño una nueva línea para la fabricación de polvo de caucho aditivado utilizado en la modificación de mezclas bituminosas empleadas en la construcción de carreteras.

Toda esta aceleración en el empleo de mezclas asfálticas con caucho procedente de neumáticos fuera de uso se produce en paralelo a la propuesta de la Comisión Europea de prohibir el uso de materiales procedentes de los neumáticos al final su vida útil (granulado de neumático) en los campos de césped artificial, como parte de sus medidas para erradicar la dispersión intencionada de microplásticos, lo que ha levantado gran preocupación en el sector, pues supone un obstáculo más para el reciclaje de los neumáticos. El director General de Signus, Gabriel Leal, subrayó al hacer balance del año 2022 y adelantar presvisiones para 2023: “Con la prohibición del uso de este material, el problema no se soluciona, puesto que la liberación de microplásticos procedente del filamento del propio césped artificial será mayor, tal y como se demuestra en los resultados de la monitorización del campo que estamos haciendo en Ribeira (A Coruña)”.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.