Aire Libre Febrero: cuidar mares, islas y ríos desde casa

Aire Libre Febrero: cuidar mares, islas y ríos desde casa

Flamencos en las salinas cerca de San Pedro del Pinatar en el Mar Menor. Foto: Øyvind Holmstad

Menéalo

Hay que esperar a tiempos mejores para seguir fomentando desde esta sección de ‘Aire Libre’ salidas para disfrutarlo. Pero desde nuestras casas podemos hacer mucho para que ese ‘aire libre’ se mantenga lo más limpio posible, sin impactos irreversibles. Puedes aprovechar para asociarte a una organización ecologista, científica o de defensa de los animales, pero también echar una mano en campañas actuales con tu firma, dinero o difusión. Con el apoyo a los ejemplos de este ‘Aire Libre’, te lo agradecerán el Mar Menor (Murcia), un humedal natural en la ciudad de Madrid, la naturaleza de Baleares, los ríos de Cataluña o los perros de caza.

Los efectos puntuales del temporal Filomena y los más continuos en el tiempo de la pandemia por covid-19 han llenado las redes sociales de llamadas a la solidaridad, también en el campo del medioambiente. Hace poco nos hacíamos eco aquí de la campaña, todavía activa, para recaudar fondos y ayudar a paliar los destrozos sufridos tras el paso de Filomena en tres centros de recuperación de animales, los del Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), Brinzal y la Fundación para la Investigación en Etología y Biodiversidad (FIEB). Precisamente la plataforma en la que se lleva a cabo, Kukumiku, tiene varias llamadas a participar en el mantenimiento de refugios y proyectos de acogida de animales, principalmente perros y gatos, que lo están pasando muy mal para seguir adelante en plena pandemia.

Más allá del apoyo puntual por circunstancias coyunturales, todos estos centros, asociaciones o refugios están abiertos a colaborar como personas asociadas o con donaciones esporádicas. Una de las mejores formas de apoyarles es haciéndonos madrinas o padrinos de determinados animales que tienen en sus instalaciones. En el caso de los centros de recuperación de animales salvajes, que como los de GREFA, Brinzal o FIEB hay decenas de ellos en España (incluso con fauna marina), la figura de madrina o padrino cubre los gastos de cura o intervención quirúrgica, estancia y recuperación. Lo mejor de todo es que, si el confinamiento nos deja, devolveremos personalmente a ese animal, una vez recuperado, a su medio natural.

Recuperación de salinas en el Mar Menor

Asociarse a una organización ecologista es una buena manera de contribuir a mantener un entorno más sano y protegido. Busca, porque no solo las hay genéricas, sino muchas regionales o locales y otras vinculadas en exclusiva a las aves, a los reptiles y anfibios, a los bosques, a los ríos, a los insectos, a los peces, a los mamíferos, a los murciélagos, a los moluscos e incluso a la conservación del suelo como recurso natural. Una de ellas es la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), de Murcia. Muy activa en la defensa del Mar Menor, su última campaña se centra en conseguir los fondos necesarios para comprar las salinas de Marchamalo y “recuperar la actividad salinera y gestionar el espacio con criterios de sostenibilidad mediante la venta de las cosechas de sal y otras actividades complementarias”. Pegadas al Mar Menor, la acción la consideran vital para continuar trabajando por la conservación de este espacio tan castigado por diversos impactos. Hasta el momento han recaudado 35.000 euros de los 70.000 necesarios.

Un humedal en la ciudad de Madrid

En plena semana de celebraciones y eventos en torno al Día Mundial de los Humedales (ha sido el 2 de febrero), además del Mar Menor, otro humedal llama la atención: las lagunas de Ambroz. Están dentro de la ciudad de Madrid, en el distrito de San Blas-Canillejas, y se formaron durante la explotación de una mina a cielo abierto de sepiolita en los terrenos del arroyo Ambroz. Tras abandonar su actividad en 2007, se ha producido una renaturalización de la zona, con el relleno de agua de los huecos dejados por la mina. Gracias a los trabajos de ciencia ciudadana a través de la plataforma eBird se han conseguido censar cien especies de aves. Durante todo este tiempo han surgido varias demandas vecinales para proteger la laguna, pero ahora se quiere reabrir la mina. Asociaciones vecinales y ecologistas han abierto una campaña en Change.org a la que aún te puedes sumar y contribuir a detener dicha reapertura.

Por un turismo sostenible

Además de las firmas, el envío de cartas, comentarios o alegaciones a planes, proyectos o leyes de diferentes gobiernos (desde la Unión Europea a los ayuntamientos) es otra de las herramientas a nuestro alcance para ejercer el derecho a defender el medioambiente. Desde el Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) de Menorca piden que se envíen cartas al Govern de les Illes Balears para que básicamente cambie el modelo de desarrollo turístico en las islas. Desde el GOB Menorca abogan por un desarrollo “mucho más ligado a la sostenibilidad y a la diversificación económica”.

Perros de caza. Foto: Pixabay.

Contra el abandono de perros de caza

La presente llamada a la acción requiere un trabajo previo de campo, pero sin necesidad de marcarse una ruta determinada, de hecho puede surgir de nuestros paseos rutinarios por zonas sobre todo rurales. En este caso la impulsa la Dirección General de los Derechos de los Animales del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, y está relacionada con el incremento de perros abandonados por estas fechas tras concluir la temporada de caza. Promueven “la recogida de datos de dichos animales que sean encontrados por entidades o particulares para establecer mecanismos posteriores de denuncia de abandono o maltrato, en el caso de que sean animales encontrados fallecidos, ante las autoridades policiales competentes y para elaborar diferentes valoraciones estadísticas”. En la página web de dicha dirección general hay un cuestionario para rellenar con los datos de nuestros hallazgos.

Restaurar riberas de ríos, pero sin pasarse

Comenzamos con los efectos de un temporal, Filomena, y acabamos con los de otro, Gloria. Esta borrasca azotó con fuerza hace un año el Levante español. Las lluvias torrenciales causaron inundaciones, corrimientos de tierra y, lo que es peor, trece personas fallecidas. Uno de los ecosistemas más afectados fueron los ríos. En Cataluña, la Agència Catalana de l’Aigua (ACA) se encargó de limpiar los cauces de los ríos de restos vegetales acumulados tras el paso de Gloria. Sin embargo, numerosos grupos ecologistas de Cataluña consideran que dichas labores están alterando sustancialmente los bosques de ribera de varios ríos y que deben finalizar e incluso proceder a su restauración. Para ello lanzaron un manifiesto, al que invitan a sumarse con una opción más: adjuntar una fotografía de algunos de los tramos intervenidos. Es posible que, como tenemos algunos en nuestras cámaras y móviles con los destrozos provocados por Filomena, no haga falta tomar esas imágenes de los ríos de Cataluña porque ya las tengamos guardadas. Es el momento de darles un buen uso.

Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.