Cómo conseguir los móviles más ecológicos posibles

Cómo conseguir los móviles más ecológicos posibles

Menéalo

En diferentes artículos en esta sección de ‘Ventana Verde’ que apoyan Signus y Fundación Ecolec, hemos repasado cómo actuar de la manera más sostenible posible en el uso y desuso de un móvil: resistirse al cambio inmediato por moda o por un daño menor, intentar repararlo personalmente o con ayuda profesional, e incorporarlo de forma adecuada en los canales de reutilización y reciclado al final de su vida útil definitiva. Pero si toca comprar uno nuevo, ¿existen móviles ecológicos? No estrictamente, porque todos ocasionan un mayor o menor impacto ambiental y social, pero hay maneras de acercarse a los más ecológicos. Es lo que vamos a desentrañar a continuación.

“Los teléfonos móviles pueden ocasionar una pérdida de tiempo innecesaria y nos deberíamos centrar más en las relaciones directas con la gente que nos rodea”. Este mensaje no se corresponde con la campaña de ningún colectivo o asociación que critica el uso desmedido de las nuevas tecnologías de la comunicación; aparece en la parte exterior de un móvil y tras el encendido de este. Se trata de uno de los últimos modelos de la marca alemana Shift, que junto a Fairphone, de Países Bajos, y Teracube, de Estados Unidos, forman el podio de las más comprometidas con el respeto al medioambiente y los derechos sociales y laborales.

Pero antes de entrar en el terreno de las tres marcas mencionadas hay otras opciones para evitar contribuir a una dinámica consumista y derrochadora de recursos que deja fuera del mercado más de 4.500 millones de móviles al año, la gran mayoría sin un adecuado tratamiento para su reutilización y reciclado. Una vez que se agotan las opciones de aprovechar al máximo el aparato o intentar repararlo, no nos queda más remedio que adquirir uno nuevo. O no nuevo. Las tiendas de segunda mano ofrecen la posibilidad de comprar algunos usados que en ocasiones proceden de la recuperación que se realiza a través de asociaciones de economía social y solidaria. En la página web del colectivo que agrupa a estas últimas (AERESS) y en el de Alargascencia de Amigos de la Tierra aparecen decenas de tiendas repartidas por toda España.

Andròmines es una de las entidades asociadas a AERESS que más trabaja en la recuperación de móviles para su posterior reutilización. “Necesitamos que nos lleguen más móviles, porque prácticamente el que entra y recuperamos lo vendemos al instante, en nuestra tienda física o por catálogo”. Núria Sau, directora de proyectos en Andròmines, resalta así una grave carencia que se mantiene: “Tenemos la manía de guardar años y años móviles en un cajón, por si acaso, y cuando decidimos llevarlo a un punto limpio o una tienda donde lo recojan ya es imposible actualizar su software”. Actualmente tienen un acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona para recoger los móviles y tabletas que llegan a las deixallerias (puntos limpios de esta ciudad). “Este año hemos conseguido sacar de nuevo a la venta el 15% de los móviles y tabletas que entraron; no es mucho, pero si no llegaran tan obsoletos subiría el porcentaje”, apostilla Sau.

Móviles reacondicionados

Otra opción es acudir a móviles reacondicionados. Son aparatos que han tenido un muy corto período de utilización, algunos proceden incluso de devoluciones en las que apenas se llegó a desprecintar la caja que lo contenía. Desde CicloZero, una de los principales comercializadores de este tipo de móviles, afirman que “son dispositivos cuyo origen está en devoluciones, reparaciones en garantía o desperfectos de fábrica. Nuestros profesionales, cuando los reciben, son los encargados de revisarlos y testarlos para garantizar su correcto funcionamiento”. Es una forma de acceder también a modelos con un precio muy por debajo de uno nuevo, pero con garantías y prestaciones prácticamente idénticas.

Según nos cuentan desde otra de las empresas dedicadas a reacondicionar móviles, “la gran mayoría de los que regalan las grandes compañías con los nuevos contratos que hacen proceden de empresas como la nuestra”. A la hora de comprarlo hay que contar con la experiencia de clientes que lo han adquirido en las tiendas o portales de internet que cuentan con ellos y fijarse e informarse muy bien sobre el grado de reacondicionamiento que presenta, como advierte el portal MovilZona. Desde CicloZero añaden también el componente ambiental: “Cuando realizamos la compra de un móvil reacondicionado, estamos contribuyendo con el medioambiente, porque, si no, estos dispositivos acabarían formando parte de los residuos”.

Un 10 sobre 10 en el índice de fácil reparación

La siguiente opción es la de comprar un móvil nuevo. Desde 2017, Greenpeace no renueva su Guía para una electrónica más ecológica. “Resultaba una tarea ardua y compleja, ya que, sobre todo en el caso de los móviles, la aparición continua de nuevos modelos nos obligaba a una actualización permanente que era difícil de llevar a cabo”, contestan desde esta ONG al porqué no ha habido nuevas ediciones de dicha guía. Nos lo comentan desde su oficina en Madrid, donde algunas de las personas que allí trabajan disponen de móviles Fairphone, la marca que aparecía en primer lugar en positivo no solo de la guía de Greenpeace , sino también en uno de los índices de reparación de aparatos eléctricos y electrónicos más importantes del mundo: iFixit.

El Fairphone2 y el Fairphone3 son los únicos que consiguen un 10 sobre 10 en el índice de fácil reparación que establece iFixit. Desde este portal explican, respecto al segundo modelo: “Componentes clave como la batería y la pantalla han sido priorizados en el diseño y son accesibles sin herramientas o con un destornillador Phillips normal; las señales visuales dentro del teléfono ayudan a desarmar y reemplazar sus partes y módulos; y la sustitución de los módulos completos es muy sencilla. También es posible acceder a sus partes internas con un destornillador Torx”. Desde que en 2013 Fairphone comenzó a diseñar y comercializar móviles más respetuosos con el entorno y las personas que los fabrican, la lucha contra la obsolescencia programada y la fácil reparación de sus aparatos figuran entre sus objetivos.

En su día, Greenpeace resaltaba el alto componente de material plástico reciclado usado en la fabricación de los modelos de esta marca de los Países Bajos y la certificación de la procedencia de algunos de los “minerales más conflictivos”, como oro, tántalo, estaño y tungsteno. El 25 de octubre salió a la venta el Fairphone4 , y la compañía asegura que añade “más materiales de origen sostenible y de zonas libres de conflicto”. Afirman también que “la carcasa del teléfono está fabricada con aluminio sostenible con certificación ASI (Aluminium Stewardship Initiative), tiene una cubierta trasera de plástico 100% reciclado y trabajamos para integrar cobalto y litio de comercio justo en nuestras baterías”.

Garantías de cinco años y destornillador incluido

Una garantía de cinco años, como la que anuncia el Fairphone4, es también un indicio de que el móvil va a durar en condiciones más allá del año o los dos años de la media entre el resto de marcas. La ampliación de las garantías, y con ello de la vida útil de cada aparato, es algo que se ha pedido incluso desde el Parlamento Europeo. El Teracube2E, el último modelo de esta marca estadounidense, también destaca sus cuatro años de garantía y le aúpa al podio de los móviles más sostenibles. En este caso la garantía incluye piezas, rendimiento, mano de obra y batería, teniendo en cuenta además que esta última es fácilmente reemplazable por cualquier persona. Eso sí, para el caso de España, la disponibilidad tanto de los móviles como de las piezas es muy limitada y hay que contar con que los plazos de adquisición y/o reparación serán superiores a la media.

El último de los móviles más ecológicos procede de la firma alemana Shift. Al igual que en el caso de Teracube, y menos en el de Fairphone, resulta complicado hacerse con uno desde España, pero cuando te llega, además de sorprenderte con el mensaje que encabeza este artículo (“utiliza menos el móvil y haz más relaciones personales”), llama la atención lo sencillo de su embalaje y el destornillador que incluyen. Hace unos días, el portal especializado alemán Computer Bild hacía una valoración positiva del último modelo a la venta, el Shift6mq. “El destornillador sirve para aflojar todos los tornillos integrados, y si no se atreve a hacerlo usted mismo, puede enviar el dispositivo o ser guiado a través de un manual de instrucciones, en papel y en vídeo”, señalan en este portal. Dentro de esta fácil sustitución de componentes, añaden que “una batería nueva cuesta 12 euros y una cámara 80”.

¿Móvil o teléfono + cámara de fotos + equipo de música + ordenador personal?

En la página web de Shift explican que se preocupan “por las buenas condiciones de trabajo, incluidos salarios y horarios justos, y, por supuesto, no permitiremos el trabajo infantil en la producción de un Shiftphone”. Además, resaltan que “el coltán, material conflictivo, no forma parte de ninguno de nuestros dispositivos”. Computer Bild valora incluso positivamente que este modelo, como la gran mayoría de los que se venden como más ecológicos, no tenga las prestaciones y el diseño de los de otras grandes marcas, reconociendo que esto suele ser “cuestión de modas y gustos”, más que algo esencial a valorar. “El procesador es rápido y las cámaras son más que suficientes para el uso diario”, apostillan en la misma publicación.

Para aquella persona que exija a un móvil mucho más que ser útil para llamadas y mensajes y lo convierta en cámara de fotos, equipo de música y ordenador personal, es posible que estos teléfonos se queden cortos, máxime cuando su exclusividad hace que el precio varíe entre los 350 y los 900 euros. Pero siguen siendo rompedores para avanzar en la sostenibilidad. Por ejemplo, el Fairphone4 elimina la conexión con cable minijack, el empleado principalmente para los auriculares. Piensan que de esta manera garantizan que el móvil dure mucho más y que es posible usar adaptadores de minijack a USB-C (el conector clásico para la carga de batería) para conectar los auriculares, e incluyen este adaptador en la caja del móvil.

 ECOLEC se suma a ‘El Asombrario’ #SúmateAlReciclajeResponsable


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.