Camello canario, en peligro por falta de turistas

Camello canario, en peligro por falta de turistas

Varios ejemplares de camello canario. Foto: Gobierno de Canarias.

Menéalo

En un nuevo artículo de la serie que dedicamos cada mes a las razas ganaderas autóctonas en peligro de extinción, viajamos hasta Canarias, donde ya estuvimos visitando las cabras palmeras, para conocer a un animal muy característico de las islas y que lleva conviviendo con sus habitantes desde 1405, cuando llegó al archipiélago: el camello canario. Hoy más de 50 ganaderos se dedican a su cría y preservación.

Desde su introducción en las islas con la llegada de los europeos, el camello canario se destinó a animal de transporte, tanto de personas como de mercancías. “El camello canario antes se dedicaba a la agricultura y a transportar el agua a los pueblos; hace más de 70 años se empezó a utilizar para el turismo”, explica Rudesindo Morales, presidente de la Asociación de Criadores del Camello Canario.

En sus grupas han llevado desde al rey Alfonso XIII, cuando visitó Lanzarote en 1906, hasta al escritor Miguel de Unamuno, quien recorrió la isla de Fuerteventura a camello y lo incluyó en sus relatos.

El principal uso de los camellos canarios hoy en día es el paseo de turistas, pero la pandemia del coronavirus ha reducido drásticamente la llegada de visitantes en los últimos dos años a las islas, y los criadores y sus camellos se resienten. “El camello hoy se encuentra un poco flojo, porque si no hay turistas, esto no se mantiene”, asegura Rudesindo.

Cada paseo cuesta 12 euros por persona y con eso no llega para alimentar y mantener esta raza, según Rudesindo. Son precios regulados por el Patronato de Turismo del Cabildo canario y los criadores reclaman que se suban un poco para no perder y poder sostener esta raza.

“El año pasado se trabajó muy poco por la pandemia y ahora ha habido un poquito de turismo en Navidades, pero si no sube el precio, que llevamos 12 años sin subirlo, esto no se mantiene, y, mientras, sube la comida y los piensos, porque antes valía un saco 4 euros, pero ahora vale 8 y todo se ha puesto muy duro”, explica Rudesindo.

Antiguamente, los camellos canarios también proporcionaban leche, carne y lana, pero en la actualidad solo viven de los recorridos con turistas. La leche de camella es un producto con un alto valor nutritivo, rica en insulina, pero ya no se ordeñan ni se vende.

Unos 1.200 animales

Rudesindo vive en Lanzarote, donde cría sus camellos. En la isla hay unos 400 ejemplares machos y hembras, en Fuerteventura otros 500, en Gran Canaria alrededor de 300 y en Tenerife unos 30, con lo que el total la raza cuenta con unos 1.200 individuos.

Los camellos son animales herbívoros y pastan en zonas donde otros animales domésticos no alcanzan, con lo que desempeñan un papel fundamental en la lucha contra el avance de la desertización y del cambio climático. El camello canario come principalmente grano, alfalfa y trigo, y cuando tienen donde elegir, sólo el 3% de su dieta se compone de pasto, procediendo el resto del ramoneo y de arbustos; pero, hoy en día, hay que proporcionales casi toda la comida. El embarazo de las hembras dura un año, pero en estos dos últimos han criado poco, porque el trabajo escasea y los ingresos también.

***

Más artículos de la serie razas autóctonas de ganado en peligro de extinción

Sólo quedaban 50 de estos cerdos vascos

Jóvenes que optan por el campo para criar caballos

Rescatando cabras palmeras de la voracidad del volcán

El conejo gigante de España, criado por amor para que no desaparezca

Vacas sayaguesas, que sí son de campo.

Gallinas castellanas negras: no vienen por Amazon.

Cabras de las Mesetas: dispersas, bomberas y aventureras.

Ovejas de Grazalema.

Burros zamorano-leoneses que cuidas a las personas (y a las vacas) 


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

Comentarios

  • Ursula Schulz

    Por Ursula Schulz, el 27 enero 2022

    Gracias por el bonito reportaje. Solamente quería comentar que, según recuerdo, el precio es 12€ por camello, lo cual significa que por persona solamente serían 6€, a los habrá que restarle algunos costes, por lo que estos 6€ por persona no serán íntegros para el ganadero.

  • Ivan

    Por Ivan, el 28 enero 2022

    Dromedarios por favor. No camellos

  • Caballos salvajes que viven en la Península desde la Prehistoria

    Por Caballos salvajes que viven en la Península desde la Prehistoria, el 23 febrero 2022

    […] Camello canario, en peligro por falta de turistas […]

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.