Tudancas, vacas en peligro de extinción que son el orgullo de Cantabria

Tudancas, vacas en peligro de extinción que son el orgullo de Cantabria

Vacas tudancas en Cantabria.

Menéalo

En el valle de Tudanca cría una raza bovina autóctona en peligro de extinción que se ha convertido en el orgullo de Cantabria. Es la vaca tudanca y hoy le dedicamos este espacio mensual que reconoce la importancia de las razas autóctonas y la ganadería extensiva para la biodiversidad.

Dedicada a labores agrícolas y de tiro, la vaca tudanca era la encargada de transportar las mercancías hasta el puerto de Santander y de abastecer de trigo a toda la comunidad. Su pasado fue espléndido y llegó a contar con 80.000 ejemplares en 1947.

La mecanización del transporte, la decadencia del comercio portuario y la reducción de pastos provocaron el declive de la raza, que hoy está catalogada como en peligro de extinción. En 1977 se censaron 20.000 ejemplares y ese mismo año se creó la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Tudanco, que comenzó a trabajar por la recuperación de la raza y la preservación de su pureza.

Con la publicación del libro genealógico de la raza en 1985, la vaca tudanca deja de ser considerada un animal de tiro y pasa a ser raza cárnica; la gestión se orienta a mejorar la raza. Hoy cuenta con el logo de raza autóctona y forma parte de los productos protegidos por la IGP Carne de Cantabria. Y se ha convertido en el orgullo de su comunidad.

Lorena García, técnica responsable del Libro genealógico de la raza tudanca y el programa de mejora, señala que estos últimos años se ha logrado recuperar la raza. En el año 2012 se contabilizaron 9.500 ejemplares; es decir, que la población había quedado mermada a poco más del 10% respecto a la registrada a mediados del siglo XX. Hoy en día se puede hablar de una notable recuperación: ya son 13.000.

Fiesta en Cabezón de la Sal

Cada año se celebra en Cabezón de la Sal un concurso exposición nacional de ganado vacuno autóctono de raza tudanca, una fiesta declarada de interés turístico de Cantabria. La última edición, la número 40, tuvo lugar en 2019 y estos dos años no se ha podido organizar por la pandemia del coronavirus. Hay que decir que las ferias con mayor afluencia de público en Cantabria son las dedicadas a la raza tudanca.

Muy longevas y con grandes cuernos

La vaca tudanca nace colorada y su pelo cambia a medida que crece, hasta el negro en la edad adulta. La hembra de tudanca es muy longeva, puede vivir hasta los 22 años y parir hasta los 18 años.

Con cornamenta de gran tamaño en hembras y machos, pasa los inviernos estabulada y en el mes de marzo sale a los pastos de montaña hasta que se recoge en noviembre o diciembre. Adaptada a las condiciones de la montaña cántabra, esta raza es fundamental para el mantenimiento del ecosistema y la biodiversidad. Su aprovechamiento en extensivo de los pastos de alta montaña y comunales hace que se nutra de los recursos naturales y los fertilice. “Es la raza en Cantabria que más mantenimiento y conservación realiza de los montes”, apunta García.

Negras y con largos cuernos, las tudancas se han convertido en el orgullo de Cantabria.

“Porque les gusta”

La asociación cuenta con 440 socios y la mayoría de los ganaderos son de Cantabria occidental, aunque también hay 3 en Burgos, 2 en Palencia, 1 en Soria y 1 en Madrid. “Es una raza muy apreciada y muchos ganaderos la tienen por la raza que es más que por la rentabilidad que le puedan sacar, aunque ahora ya empiezan a obtener más rentabilidad”, explica García.

En restaurantes y carnicerías es una carne muy apreciada, con muy buena acogida; incluso hay meses del año que cuesta encontrar carne disponible.

De los 440 socios, 210 son ganaderos a título principal y también crían sobre todo caballos; la otra mitad son ganaderos mixtos con otro trabajo y tienen la raza tudanca porque les gusta, explica García. En la asociación les preocupa el relevo generacional, ya que la mayoría tienen ahora entre 50 y 75 años y crían esta raza “porque la han vivido en casa y les gusta”. Efectivamente, nos termina contando Lorena García, en las razas autóctonas de carne y leche mucho es generacional y cuesta que los jóvenes opten por seguir.

  COMPROMETIDA CON EL MEDIO AMBIENTE, HACE SOSTENIBLE ‘EL ASOMBRARIO’.

Más artículos de la serie razas autóctonas de ganado en peligro de extinción

‘Ganaderas en Red’ con cabras y ovejas en peligro de extinción

Caballos salvajes que viven en la península desde la Prehistoria

Camello canario, en peligro por falta de turistas

Sólo quedaban 50 de estos cerdos vascos

Jóvenes que optan por el campo para criar caballos

Rescatando cabras palmeras de la voracidad del volcán

El conejo gigante de España, criado por amor para que no desaparezca

Vacas sayaguesas, que sí son de campo.

Gallinas castellanas negras: no vienen por Amazon.

Cabras de las Mesetas: dispersas, bomberas y aventureras.

Ovejas de Grazalema.

Burros zamorano-leoneses que cuidas a las personas (y a las vacas) 


Deja tu comentario

¿Qué hacemos con tus datos?

En elasombrario.com le pedimos su nombre y correo electrónico (no publicamos el correo electrónico) para identificarlo entre el resto de las personas que comentan en el blog.

No hay comentarios

Te pedimos tu nombre y email para poder enviarte nuestro newsletter o boletín de noticias y novedades de manera personalizada.

Solo usamos tu email para enviarte el newsletter y lo hacemos mediante MailChimp.